El mercado del popularmente llamado streetwear es uno lleno de sorpresas, las tendencias van y vienen como la marea así que los que buscan involucrarse a él comercialmente deben estar siempre listos para intentar adaptarse a las siempre cambiantes situaciones que se les presenten.

Y dos compañía que nos han sorprendido por su capacidad para cabalgar la ola del streetwear actual son Southpole y FUBU. Estas dos compañías de fashion fundadas en los años ‘90 se convirtieron en exitosas por diversas razones y, aunque sus historias habían sido algo paralelas sus mejores días definitivamente habían quedado en el pasado.

Los cuatro fundadores y dueños de FUBU | Fotografía promocional

Southpole nació en 1991, siendo fundada por dos hermanos coreanos-americanos llamados David y Kevin Khym. El éxito de Southpole radicó en que en los 90 empezaron una línea de importación de ropa desde Pakistán con estilos similares a los de FUBU y marcas similares pero a un precio mucho más bajo. FUBU en cambio tiene una historia un poco más simbólica siendo fundada por cuatro hombres de negocios afroamericanos llamados Daymond John, J.A. Martin, Keith Perrin y Carlton Brown, representando su lema de ‘For Us By Us’ es decir, por gente negra para gente negra.

La renovada imagen de Southpole | Fotografía cortesía de la marca

Los diseños de FUBU y su penetración en el mercado afroamericano en los 90 los llevó a tal éxito que en un punto tuvieron 300.000 dólares americanos en órdenes que no tenían idea de como cumplir y su mejor año de recaudación los tuvo ganando 350 millones de dólares. La historia de Southpole no tuvo los mismos highlights pero sin embargo demostró ser más consistente que FUBU, teniendo su mejor año con ganancias de 350 millones de dólares en 2005 y manteniéndose con una alta tasa de mercado en el rubro del denim en los Estados Unidos.

La nueva imagen de FUBU | Fotografía cortesía de la marca

Las dos marcas han recibido recientemente un lavado de cara. Nuevos logos, nuevos estilos, nuevos diseños y líneas han sido lanzados por las marcas en un intento de atrapar de nuevo a ese público joven que tanto los apoyó hace años. Y los primeros resultados para los dos han sido bastante buenos y prometedores lo que nos hace creer que en un futuro tanto Southpole -disponible en Macy’s- como FUBU -que se comercializa en Europa a través de Snipes– podrán unirse a marcas como Champion y FILA como clásicos americanos que resurgieron con el auge del streetwear.