Miky Woodz

Los 90 Piketes

Gold2 Latin Music/Glad Empire, 2020

Urbano Latino

Valoración: 7.0

Disponible en: Apple Music | Tidal | Deezer

Si los artistas pudieran clasificarse como si habláramos de equipos de NBA, Miky Woodz es uno de esos equipos que se meten en playoffs jugando para menos de .500: quizás no son los más destacados pero al final del día están jugando en las grandes ligas. Siendo miembro de la ‘nueva generación’ de la música urbana normalmente se ve comparado con contemporáneos como Dalex, J Quiles, Lenny Tavarez, Rauw Alejandro o Bryant Myers.

Sin embargo, cómo podrá ser obvio para los lectores, Miky es más rapero que cantante. Últimamente, con la importancia que ha tenido el trap en la música latina, las líneas entre lo uno y lo otro se podían ver aclaradas, pero con Los 90 Piketes, su tercer álbum de estudio, el puertorriqueño está decidido a cambiar la situación al menos para él.

Comparado con sus otros trabajos, el crecimiento de Woodz es impresionante. Aunque sus anteriores proyectos también fueron protagonizados por versos ponzoñosos y el sonido agresivo, este lo lleva a otro nivel. Las barras son mejores, los coros son mejores, los beats son mejores, y el flow de Miky, que a veces puede sentirse monótono, se ve siempre complementado de la manera correcta por el resto de la ecuación.

La inclusión de beats de todo tipo, inspirados en géneros variados como el hip-hop(“Un Día Más Un Día Menos”), el trap (“Apreté El Botón”), el dancehall (“Por Qué Duele El Amor”), el reggaetón tradicional (“Así Eh”) e inclusive el dembow (“No Te Mueras”) se siente extensa pero sorprendentemente enfocada. Miky consigue destacar incluso cuando las contadas colaboraciones son de alto nivel -si ignoramos a Wisin y su intento de hacer las mismas canciones que pegó hace 10 años- y lleva siempre el volante de manera decidida.

El álbum podría tener un poco menos de filler, Miky podría mostrarnos un par de flow más. Especialmente considerando que pudo haber explorado ritmos más exóticos para la producción, pero en el contexto de su carrera Los 90 Piketes es un acierto, teniendo en cuenta que su lanzamiento sorpresa y rollout fue truncado por la situación mundial. Woodz y su equipo deben ser reconocidos por mantenerse constantes ante las posibles adversidades comerciales, pero más aún por la evolución y crecimiento con respecto a su posición en la industria. Al final del día el LP es un trabajo conciso y enfocado, que muestra la mejor faceta y la madurez personal y como artista de Miky Woodz, y no se le puede exigir mucho más que eso.