The Weeknd

After Hours

XO/Republic Records, 2020

RnB/Urban

Valoración: 9.0

Disponible en: Apple Music | Tidal | Deezer

Abel Tesfaye es, inequívocamente, uno de los artistas más especiales de su generación. Siendo aclamado tanto por el público, los charts, la crítica y sus colegas, The Weeknd se ha destacado, entre muchos otros artistas, por la capacidad de hacer música variada y atemporal aunque los temas principales de todas sus canciones no cambien radicalmente. El despecho, el abuso de drogas y el fulgor de la fama representan a la vida del cantante canadiense y After Hours eleva todo este cóctel a la máxima potencia.

Hablar de After Hours sin tomar en cuenta la influencia que ‘Uncut Gems’ -el film de los hermanos Safdie en que Tesfaye estelarizó en 2019- tuvo en el concepto del álbum sería equívoco. La temática y fotografía de la cinta inspiran tanto el contenido lírico como la producción de las pistas en las que un The Weeknd cansado de luchar en contra de sus problemas amorosos y su adicción a las sustancias abre y cierra la ventana hacía su vida dependiendo de el humor de la canción.

La pelea por el protagonismo de parte de la producción y las vocales en el ámbito musical normalmente es un atolladero para el artista promedio, sin embargo el ensamble que Tesfaye armó para realizar el proyecto abraza esta posible disyuntiva y la convierte en una dinámica de poder, que construye la columna vertebral del álbum. Tanto la música como la voz del disco tienen un carácter propio, y en ningún momento, The Weeknd se siente asustado por la posible recepción que podría recibir con el público oyente. Ritmos basados en géneros tan distintos como el RnB de “Faith”, el trap de “Escape From LA“, el synthpop de los 80 en “Blinding Lights”, el ambient en “After Hours”, el psych rock en “Save Your Tears” e incluso algunas sorpresas como el garage de UK en “Too Late” y el liquid drum n bass en “Hardest To Love” son el lienzo sobre el que Tesfaye pinta con su voz, a veces potente, a veces retraída. Protagonista y actor de fondo a turnos en el metraje que es After Hours.

La música es muchas veces un trabajo de equipo, y por ello The Weeknd no sólo enlista a sus colaboradores recurrentes como Illangelo, DaHeala, Max Martin, Belly y Metro Boomin si no también a nuevos rostros en la mezcla como Ricky Reed, Oscar Holter, Nate Mercereau, Kevin Parker (Tame Impala) y Daniel Lopatin (Oneohtrix Point Never). Todos estos creativos le brindan al sonido del disco esa profundidad atmosférica que tan alienígena se siente en el release principal de una súper estrella del Pop, en esta época de la música tan marcada por la viralidad y el potencial comercial.

En las letras, Tesfaye añora y condena sus relaciones pasadas, enaltece y maldice la influencia de las sustancias en su mente, muestra esperanza de que un día pueda tener una vida saludable, expresa su odio al estilo de vida de luces cegadoras de la ciudad de Los Ángeles, y aún así se mantiene adicto al poder que la fama y el dinero le han otorgado. The Weeknd se arrepiente de las decisiones que ha tomado, pero al final del día no está seguro de que pueda cambiar el rumbo de su vida.