LOLA YOUNG | Fotografía by Capitol Records

¿Cuánto quieres llorar hoy? Así te recetamos la dosis exacta de canciones de Lola Young que debes escuchar para lograrlo. Desde el Sur de Londres, y con apenas 19 años, la cantautora se perfila como una de las grandes promesas de la nueva década, tras firmar un contrato discográfico en los Estados Unidos con Capitol Records, casa de Beck, Erykah Badú, Migos, Halsey, y otras estrellas.

Su sonido tiene mucho soul y toques funk, inspirado musicalmente por Prince, Anderson .Paak, Frank Ocean, y su entorno familiar. Su madre hacía música amateur, su padrastro es bajista y su hermana hace teatro musical. Young empezó a escribir música a los 11 años y a los 13 ganó una competición de micrófono abierto, con una canción original, venciendo a 9 mil personas. Profesionalizó su instinto artístico en la BRIT School, alma máter de Amy Winehouse y Adele, entre otros iconos de la música británica.


Su catálogo es corto, pero sustancioso, y consta del EP, Intro (2019), y su primer sencillo del 2020, “Pick Me Up”. En las seis canciones de Intro demostró que, aparte de su voz, puede mover fibras emocionales con sus letras. Abriendo el proyecto está “Grey and Lilac”, una cruda representación de la peligrosa actitud postruptura que puede sufrir una persona con desbalance emocional: “me rompiste el corazón, así que le dije a todos tus amigos que eras un psicópata, que intentaste forzarme, cuando la verdad es que, todo fue mi culpa”.

Lola Young tiene sus emociones y su ego a flor de piel y siente que, para los jóvenes, es más difícil que nunca sentirse suficientes con lo que tienen, en lo físico y emocional. Quiere confortar y sanar a su generación, y la música es su alternativa. El próximo 21 de abril dará un paso más con la publicación de segundo EP Renaissance (Capitol).