JESSIE REYEZ | Fotografía by Philip Harris

A pocas horas de editar su álbum debut, Jessie Reyez está confinada en su casa -como casi todo el resto del planeta- cumpliendo con la cuarentena obligatoria de 14 días decretada por el gobierno canadiense. La colombiana de 28 años, que ha pasado casi toda su vida en Toronto y habla español fluidamente, le dio mucha vueltas antes de tomar la decisión y seguir con el lanzamiento de su primer disco, Before Love Came To Kill Us (2020, Island Records). Perfeccionista, humilde, con carácter y muy natural, a principios de marzo tuvo que bajarse de los escenarios forzosamente cuando tan sólo llevaba tres fechas acompañando a Billie Eilish en su ‘Where Do We Go? World Tour’. Debido a esto, hemos podido conversar en exclusiva con ella y comprobar que sigue igual de incorregible y rebelde que siempre. It’s Jessie, bitches! 

UMOMAG: Al fin lanzas tu álbum debut este viernes (27 Mar.). ¿Te habías planteado moverlo de fecha por el Coronavirus?

Jessie Reyez: La verdad que estuve pensando en cambiar la fecha de lanzamiento y demorarme un poquito más. Estaba confundida y lo estuve pensando porque en las últimas tres semanas esto se ha puesto más grave y me sentía rara poniendo promociones en Twitter, Instagram, etc, porque me parecía…no sé, no quería que fuera como algo de falta de respeto a lo que está pasando con el mundo o no tener empatía con la gente que está sufriendo en este momento y que están preocupados por su familiares. Se lo dije a mi equipo y ellos dijeron “mira Jessie, la verdad es que quién iba a esperar esto, nosotros no esperábamos esto. Vemos los dos lados de la situación. Nosotros ya estábamos con esto planeado y la gente ya estaba esperando, pero también no queremos que te vayas a sentir incómoda y queremos hacer esto con todo tu corazón, así que vamos a hacer lo tú quieras”. Y ahí seguí confundida. Me fui a Instagram y en uno de los stories puse la pregunta de si “creéis que me tengo que demorar, desacelerar con esto de la música por todo lo que está pasando”. Un 97% estaba a favor de que siguiera con los planes previstos. La mayoría me decía que cómo se me ocurría pensarlo y que porque las cosas paren, porque no se pueda salir a la calle, porque el trabajo pare no significa que el amor, ni las relaciones, ni la música se detengan. Entonces ahí decidí que iba a seguir con la fecha. Si esto le puede ayudar a alguien que esté en la casa aburrido y que le dé cómo un rayo de luz o algo así me voy a sentir bien. Ojalá lo sea.


UMOMAG: Precisamente por este motivo se canceló la gira norteamericana de Billie Eilish, en la que eras la artista invitada. ¿Cómo fueron los primeros conciertos? ¿Y qué tal es tu relación ella?

JR: Bacanísimo. Billie siempre ha sido linda conmigo y me ha apoyado. Pude hacer un par de shows (Miami, Orlando, Raleigh), y fue súper chévere. Como te digo, es algo lindo y malo. Es algo lindo y algo que duele que va a pesar porque yo gocé mucho. Y cuando uno está abriendo (opening act), la ansiedad, porque a diferencia de cuando estás haciendo tu propia gira no es tu público, no son tus fanáticos, entonces cuando uno sale como que tienes que conocer miles y miles de personas de personas a la vez; mucha gente de pronto por primera vez que nunca han escuchado tu música. A mí me ha tocado en el pasado y puede ser duro, porque algunas veces la gente que escucha la música del artista que está abriendo, comparada a la que escucha la música del main act son diferentes, entonces la gente no recibe la música de la misma manera, la energía es un poquito diferente… Te demoraras como tres, cuatro o cinco canciones para poder recibir esa energía del público y tienes que trabajártelo, es como si estuvieras andando en una loma que es bien alta. En cambio, el público de ella (Billie), me aceptó con los brazos abiertos desde el momento que salí, parecía que estaba en mi propio show. Por eso digo algo chévere y que da tristeza al mismo tiempo porque fueron solamente tres conciertos de la gira. Cuando nos avisaron que iban a tener que mover todo pues una lástima, pero obvio se entiende porque es lo mejor para la salud de todo el mundo y ser lo más responsables.

UMOMAG: Tanto el título del álbum como la portada son muy Jessie Reyez, Before Love Came To Kill Us (antes de que el amor venga a matarnos). ¿Lo sientes así?

JR: La verdad que sí, porque uno se puede enamorar en este mundo pero la realidad, considerando Instagram, Tinder, todas las cosas que nosotros tenemos como para atraer los ojos, los corazones, en una relación en muchas ocasiones donde parece que la sociedad le está dando como más tentación a uno para ponerle los cuernos a alguien, para no ser fiel. Según las estadísticas, si alguien dura contigo es pura chiripa porque hay tanta gente que es infiel. Y si uno llega a enamorarse, ser fiel y casarse también es pura chiripa; si duran más de un año y no acaban separándose al poco tiempo. En el momento en el que uno sí encontró su mejor amigo, y dura y dura años y los dos llegan a viejitos, la cosa triste es que después de amar a alguien tienes que decir chao, porque uno de los dos se va a morir primero, es la ley del mundo, la ley de la vida es que uno se va a morir. Ese es el lado triste del amor, pero si uno anda con esa idea de la mortalidad y es consciente de eso te afecta en la manera que vives la vida.

ME SIENTO ORGULLOSA DE PODER TRABAJAR CON ALGUIEN QUE ADMIRABA MUCHO DE CHIQUITITA Y TAMBIÉN DE ADULTA COMO EMINEM”
JESSIE REYEZ | Fotografía by Philip Harris

UMOMAG: ¿Cómo has vivido todo el proceso de este álbum a diferencias de tus otros EPs? ¿Le has dado un contexto más conceptual? Entorno a qué gira el disco en sí.

JR: Hablando de la temática sí, porque le eché como más cabeza, más tiempo, de qué manera pintar una imagen más grande con mis canciones. Una de las razones por las que estaba pensando retrasar la fecha de lanzamiento, para no soltar el disco en este momento, era porque inicialmente -el título del disco- era para poder enfocar que la gente empezara a reflexionar sobre su mortalidad, pero las cosas, tal y como están ahorita parece que fuera un álbum hecho para estos tiempos. Con este disco me ha pasado que el lunes lo quería, el martes me enojaba y quería cambiar todo, después el miércoles me gustaba y el jueves quería cambiar una canción. Creí que esto era normal… Por ejemplo, cuando estaba haciendo la música, estaba muy relajada porque me sentaba en casa (cuando estoy haciendo música) y la energía la tengo relajada, pero cuando haces una entrevista, luego otra, y otra…y te preguntan una y otra vez por “la presión al ser tu álbum debut”, “que es una cosa sería”, etcétera, tienes que tener una piel bien gruesa para que no te afecte y creo que en ningún momento dejé que eso se me metiera un poquito. También estaba la idea de tener un álbum cohesivo, que hubiera una coherencia en las canciones. Cuando nos estábamos preparando para salir de gira, haciendo el set list, dije “hay algo del orden de las canciones que no tiene sentido” y era no más por tener esa idea en la cabeza de que tenía que ser un disco cohesivo siendo el primero. Tomé la decisión y dije “tengo que cambiar el orden de las canciones, tengo que sacar esta y tengo que poner esta de vuelta”. Lo mío ha sido siempre ser auténtica, y si me salen las groserías, las verraqueras y si no me quiero poner maquillaje, un vestido, está bien porque lo mío es ser auténtica en lo que hago. Naturalmente que puedo ser feliz en un momento y estar triste al otro, puedo amar de una manera profunda pero también puedo ser impulsiva, puedo ser negra, blanca…esa es mi personalidad, mi temperamento. Como persona soy así entonces sentía que mi álbum también tenía que serlo. Y Kiddo fue así, Being Human In Public también, es como una ruleta de emociones. En ese momento dije “tengo que seguir con eso y no me puedo dejar llevar por la idea de otras personas, porque otra gente piense que el álbum tiene que ser diferente”. Cambié algunas cosas y ahora sí estoy feliz.

UMOMAG: El disco es puramente en inglés a excepción del track “La Memoria”. ¿De qué trata?

JR: De alguien que uno se demora mucho y le cuesta mucho poder olvidar. Un amor viejo, donde uno siente el rencor y no quiere sentirlo, pero cuando le salen las lágrimas a la 1 de la mañana y a las 2 de la mañana es más difícil negar esos sentimientos.

UMOMAG: Hablando de esto, ¿hay planes de grabar un disco o EP completamente en español?

JR: Claro, yo quisiera hacer eso algún día. Particularmente cuando empiece a girar por Sudamérica. A mí todavía me falta, no he llegado a algunos laditos, y a España también que aún no he ido. Cuando el tiempo esté perfecto, podamos viajar, salir y hacer giras otra vez, en el momento en que pueda ir allá también quiero coordinar para tener un disco así en español a la vez.


UMOMAG: Eminem es la colaboración estelar del álbum, en el tema “Coffin”. Ya habéis colaborado en varias ocasiones (2 concretamente), ¿cómo es tenerle ahora como parte de tu álbum debut?

 JR: Eso parece mentira. Me siento orgullosa de poder trabajar con alguien que admiraba mucho de chiquitica y también de adulta, porque como te dije antes, algo muy importante para mí es ser alguien auténtico, real, ser uno mismo ya sea feo o bonito, honesta de una manera que es difícil mirar o aceptar. Y para mí él (Eminem) siempre ha sido así, no tiene miedo de lo que la gente vaya a pensar. No estoy de acuerdo con algunas cosas, pero es que la vida es así y no tienes porqué estar de acuerdo con todo lo que se piensa y se hace. Por lo que le admiro muchísimo, y todavía me motiva a ser auténtica, es la manera en la que él ha podido ser así de constante en toda su carrera, poder ser y seguir siendo él al 100%. Eso me fascina y le admiro mucho por eso.

UMOMAG: ¿Y a qué están dedicando el tiempo ahora? Te hemos visto dibujando en Tik Tok, haciendo algún Instagram Live…

JR: Así básicamente, todo lo que dijiste. En Tik Tok, también hablando con mis fans en Instagram. Ese Live que hice con una familia hace unos días me mató, me derritió el corazón, tan lindos todos cantando “Con El Viento”. Haciendo eso y también aprendiendo de nuevo a tocar unas canciones en el piano, que no había teniendo tiempo desde hace rato y para tocar bien un instrumento le tienes que dedicar tiempo de verdad para poder mejorar.