La popular cantautora inglesa ocupa nuestra portada digital de Abril 2019

Cover Story Digital, ABRIL 2019
Texto: ANGÉLICA MÉNDEZ (@angielicamdez/ DIRK DIGGLER
Fotografías: NADINE IJEWERE (@nadineijewere) / ATLANTIC RECORDS

 

Horas antes de que Jess Glynne (Londres, Reino Unido, 1989) salga al escenario de la Sala Riviera en Madrid para deleitar al público de la capital española con su potente voz, nos invita al backstage para charlar sobre su carrera y la nueva gira de presentación de su segundo álbum, Always In Between (2018, Atlantic Records UK/Warner Music). La artista nos recibe enfundada en un traje color marrón grisáceo, con el pelo recogido en un moño bajo que deja al descubierto una gran sonrisa, la británica nos aclara que es su segundo tour en solitario y que este será uno de sus primeros conciertos dentro de la gira europea, después partirá hacia la ciudad de Barcelona. “Me tomo las cosas paso a paso. Tengo ganas de actuar en ambas ciudades, ya que en España nunca he sido cabeza de cartel.” Confiesa que el pasado verano actuó aquí y fue una locura, lo pasó de miedo. Fue en el Festival Arenal Sound 2018, y según se comentó en su momento, su actuación fue una de las más destacadas entre todas las que ofrecía el evento. Cuando le preguntamos sobre los músicos que la acompaña nos adelanta que la banda “es básicamente la misma”.

 

Jess Glynne nació en el norte de Londres, en Hampstead, donde nos confirma que sigue viviendo y que le encanta. “Es mi hogar, un sitio muy divertido, donde están mi familia y amigos. No necesito más”. Desde niña creció escuchando a artistas como Aretha Franklin, Whitney Houston, Prince… “También a George Michael, Lauryn Hill, Amy Winehouse o David Bowie, con quien mi padre estaba obsesionado”, añade. Su madre fue ejecutiva musical en algunos sellos discográficos. “Desde finales de los 70 hasta los 90. ¡Los mejores tiempos!”, afirma entre risas. Le hablamos sobre la influencia de su progenitora y lo que ha aprendido de ella. “La verdad es que no se mete mucho en lo que hago, quiere que sea yo misma aunque siempre me dice que está ahí por si la necesito. Me ha guiado un poquito, me ha advertido de las dificultades en el camino y puede que hasta me haya protegido en cierto modo; pero no entra demasiado en lo que hago porque la industria está en continuo cambio y las cosas ya no son como eran cuando ella pertenecía de lleno a este mundillo. Creo que la industria musical vivía su mejor momento en aquellos años, ahora ya no es lo mismo”, comenta Jess.

La artista londinense llegó a los oídos de muchos gracias a las canciones “Rather Be” (Cleand Bandit) o “My Love” (Route 94), que la sacaron a la palestra y le permitieron lanzar su álbum debut I Cry When I Laugh (2015, Atlantic Record UK). Con este primer disco, Jess Glynne sobrepasó el millón de copias vendidas. Se ganó el beneplácito de la industria y de la crítica, obteniendo el récord de mayor cantidad de números 1 para una mujer británica en el Reino Unido dentro de la Official Charts (ahora mismo cuenta con un total de siete singles números 1), demostrando que no era solo una artista de un single si no que venía para quedarse. “Fue una locura total, como una montaña rusa que no se detiene nunca. Fue una época muy excitante, con altibajos. Ser capaz de hacer lo que me gusta es una sensación difícil de igualar; poder actuar en todo el mundo y tener repercusión en mi país, con un público que me acepta, es algo de otro planeta”, confiesa Glynne cuando le preguntamos por sus inicios. Pero no todo ha sido un camino de rosas para la inglesa, hace un par de años tuvo que pasar por el quirófano para ser operada de las cuerdas vocales, y aunque actualmente su voz ya está bien (o eso cree). “Fue un momento bastante alarmante, me asusté mucho”, admite.

“UN ARTISTA TIENE UNA BUENA PLATAFORMA QUE LE PERMITE ESTABLECER UN EJEMPLO PARA AQUELLOS QUE LE ADMIRAN. CUANDO TIENES UNA CIERTA REPERCUSIÓN, LA GENTE SE FIJA EN TUS CANCIONES, EN TU MENSAJE… ESO ES YA EN SI UN TRABAJO Y HAY QUE HACERLO LO MEJOR POSIBLE, CON RESPETO. MUCHA GENTE JOVEN QUE ESTÁ CRECIENDO A VECES SE FIJA EN TI, EN LO QUE DICES Y EN LO QUE REPRESENTAS; ES BELLO ESTAR EN ESA POSICIÓN, A MÍ ADEMÁS ME AYUDA. SI HAY ALGO QUE NO ME GUSTA QUE LA GENTE HAGA, INTENTO NO HACERLO; A VECES TENGO QUE REVISAR MI COMPORTAMIENTO PORQUE SÉ QUE HAY GENTE QUE ME SIGUE Y ME ADMIRA” – JESS GLYNNE

Jess es una creativa nata, afirma que compone todas sus letras y reconoce que no trabaja con demasiada gente. “Soy un poco especial en ese sentido. Soy una persona honesta y real, me gusta estar cómoda. Pero te puedo decir que trabajo con gente de extremado talento”. A parte crear sus propias canciones, admite que se involucra “a tope” en cada parte del proceso de su álbum, la fotografía o la portada y nos cuenta que su mejor amiga Jo’lene Henry es su directora favorita. “Ella dirigió la parte creativa, luego hicimos una sesión de fotos… Soy una persona a quien le gusta llevar las riendas, me gusta que las cosas sean de un modo determinado, por eso me involucro en todo lo que se refiere a mi carrera”. Su sonrisa al enseñarle el disco físico de Always In Between la delata, confiesa que verlo así además de en digital es una sensación increíble. “Es un logro muy grande hoy día. Mola cuando puedes tocar tu proyecto”. Sobre la combinación de su voz, las letras profundas y la música alegre como parte de su éxito, “creo que se me da muy bien mostrar mis emociones y ser honesta, pero al mismo tiempo me gusta compartir la esperanza y hacer que la gente se sienta bien, mostrar que hay luz al final del túnel. Quiero pensar así en mi vida y me gusta reflejarlo en mi música”.

 

Para la londinense, Always In Between se trata de aceptarte a ti mismo. “El álbum es muy fuerte, contiene muchas emociones. En ocasiones he estado perdida y creo que al final me he dado cuenta de que esta es mi vida y que estar a medio camino entre dos cosas no es siempre malo. Mucha gente va a trabajar y luego se marcha a casa, combina su vida en el trabajo con su vida familiar e intenta que funcione. En mi caso llegué a un punto en que no sabía cómo hacer eso, cómo combinar mi trabajo con mis relaciones de amistad, con mi vida familiar; pero creo que ahora he conseguido hallar un balance entre ambas cosas”. En comparación con su primer disco, la artista apunta que la grabación de este segundo álbum ha sido muy distinta. “Este álbum se ha grabado en un período de tiempo más corto; la mayoría se hizo en una casa en mitad del campo y fue muy divertido. Participa toda la gente con quien colaboro habitualmente y también un par de personas con las que me apetecía trabajar”. En estos años Glynne ha conseguido mantenerse fiel a su estilo, mezclando géneros que van desde el Soul, pasando por el Gospel, el House o el Pop, todo ello sin dejarse influenciar por las modas del momento. “Siempre he tenido una visión fuerte de lo que creo. A mí me resulta complicado hacer lo que dicta la sociedad, no me parece interesante. Lo que de verdad me gusta es intentar hacer algo nuevo y fresco”, comenta.

‘Es muy triste que muchos de mis ídolos, artistas a los que he admirado profundamente y con los que he crecido, ya no están entre nosotros”

JESS GLYNNE

Llama la atención que siendo un artista que consiguió parte de su reconocimiento además de por el lanzamiento de su primer álbum, por sus colaboraciones con Cleand Bandit o Route 94, en este nuevo disco no haya ninguna colaboración, en relación a esto Glynne afirma que le gusta colaborar. “Creo que en este disco no era el momento. Si las cosas fluyen de manera natural me vuelco en ello, pero si no, no me interesa. No me gusta forzar las situaciones”. Muestra de su creencia en que todo fluya de manera natural es que, en el mes de junio, la artista británica acompañará a las míticas Spice Girls (Mel B, Emma Bunton, Melanice C y Geri Halliwell) en su gira de regreso por el Reino Unido, será por así decirlo, la quinta Spice; Victoria Beckham no las acompañará en este esperado comeback. “¡Es genial!”, afirma con entusiasmo. No le costó mucho decir que sí. “Llamaron a mi agente para saber si me interesaría participar en la gira y acepté. Eso fue todo… ¿Cómo decir ‘no’ a las Spice Girls?”, y mientras sonríe confiesa ser fan de su música. “Fui una gran seguidora del grupo cuando era muy joven”.

 

Si hablamos de la conexión con su público, Glynne no es de las artistas que utiliza las redes sociales como un soporte para darse a conocer de manera personal ante sus seguidores, esto es, no es de las que comparten muchas fotos en Instagram ni sube stories de manera continua. Al preguntarle entonces si la música es su mejor vínculo con sus admiradores en vez de este tipo de canales, la cantante nos revela que le gustan las redes sociales. “Me permiten conectar con mis seguidores y mostrar mi creatividad, pero a la vez considero que no me gusta ‘vivir en mi teléfono’. Para mí es importante vivir el presente y no estar avasallada por el contenido de las RRSS, no necesito decir a todo el mundo todo lo que hago en todo momento”. Pese a su poca actividad en estos medios, si le preguntamos sobre la responsabilidad como artista a la que siguen millones de jóvenes, la cantante reconoce que cuando tienes una cierta repercusión la gente se fija en tus canciones, en tu mensaje… Eso es ya en si un trabajo y hay que hacerlo lo mejor posible, con respeto. “Mucha gente joven que está creciendo a veces se fija en ti, en lo que dices y en lo que representas; es bello estar en esa posición, a mí además me ayuda. Si hay algo que no me gusta que la gente haga, intento no hacerlo; a veces tengo que revisar mi comportamiento porque sé que hay gente que me sigue y me admira”.

Cuando era un chaval Kap escuchaba todo tipo de hip-hop. “Sobre todo T.I., Outkast, Jay-Z, Eminem o Nas”, confiesa. Al haberse criado en una ciudad como Atlanta de donde han salido algunos de los raperos más importantes, Future, Ludacris, Gucci Mane, Lil Jon, Young Jeezy, Migos… Ha tenido la suerte de vivir en primera persona todo el desarrollo del hip-hop sureño, desde el Dirty South en la década de los 90 hasta lo que hoy en día se conoce como el movimiento del Trap. “La evolución ha sido tremenda. Incluso en aquella época, el sur y Atlanta en particular estaban un poco ‘en el asiento de atrás’ y es bueno ver que ahora estamos en cabeza, que Atlanta es el número uno actual en la música hip-hop. Los artistas hoy, sean de donde sean, suenan como si fuesen de Atlanta”, explica con orgullo Kap que a su vez está viviendo, como mexicano, todo el impacto y repercusión que está teniendo la música urbana latina en USA. “Creo que es la bomba. La música trap se originó en el sur y es ahora mismo uno de los estilos que más está rompiendo. Si haces trap latino va a sonar bien. He conocido a J Balvin, que es un tío muy creativo y con un estilo muy personal. También conozco a Becky G”, afirma.

“‘ALWAYS IN BETWEEN’ ES MUY FUERTE, CONTIENE MUCHAS EMOCIONES. EN OCASIONES HE ESTADO PERDIDA Y CREO QUE AL FINAL ME HE DADO CUENTA DE QUE ESTA ES MI VIDA Y QUE ESTAR A MEDIO CAMINO ENTRE DOS COSAS NO ES SIEMPRE MALO. MUCHA GENTE VA A TRABAJAR Y LUEGO SE MARCHA A CASA, COMBINA SU VIDA EN EL TRABAJO CON SU VIDA FAMILIAR E INTENTA QUE FUNCIONE. EN MI CASO LLEGUÉ A UN PUNTO EN QUE NO SABÍA CÓMO HACER ESO, CÓMO COMBINAR MI TRABAJO CON MIS RELACIONES DE AMISTAD, CON MI VIDA FAMILIAR; PERO CREO QUE AHORA HE CONSEGUIDO HALLAR UN BALANCE ENTRE AMBAS COSAS” – JESS GLYNNE

Desde sus inicios la voz de Jess Glynne ha sido comparada con la de Adele, con Amy Winehouse, Taylor Dayne, e incluso con la de Florence Welch, pero ahora y cada vez más se compara a la artista con Dua Lipa, creando esta última equiparación una especie de halo ficticio de competición entre las dos. Algo que nada tiene que ver con la realidad. “Es una situación extraña. Hay gente que te compara y que intenta crear conflicto o tensión. Desde mi punto de vista hay sitio para todos, no debe ser una competición. Todos hacemos lo que nos gusta, cada uno con su estilo; aprecio a todo artista que defienda sus ideas”, comenta Glynne. En cuanto al panorama musical en la música británica, y el dominio del talento de las mujeres en la industria actual en Reino Unido con cantantes como la misma Dua Lipa, Mabel, Raye, Rita Ora o Ella Mai, además de ella misma, la solista opina que le parece estupendo esta nueva ola de vocalistas femeninas tan talentosas. “Durante mucho tiempo, la escena estaba dominada por artistas masculinos sin muchas chicas que marcasen la diferencia. Por eso me llena de alegría poder compartir mi visión con otras muchas artistas interesantes que son mujeres empoderadas”.

 

El éxito de la cantante de North London no solo se traduce en ventas de discos, sino también en sus conciertos en directo. El año pasado consiguió hacer sold out en el London O2 Arena. Un total de 20.000 personas acudió a ver su show. “Fue algo increíble. Es un lugar muy grande, impresionante. Actuar en mi país en enclaves tan destacados me llena de orgullo; además, lo pasamos muy bien. Creo que es la vez que me he sentido ‘más yo’ en escena”. Confiesa además que ha sido uno de los momentos más álgidos de su carrera hasta el momento. “Era la segunda vez que actuaba en el O2. Me he subido a su escenario a presentar mi primer álbum y también el segundo. ¡Es algo indescriptible!” Y todo apunta a que esos no serán los últimos sold out de la artista, a la británica le quedan aún muchos estadios y teatros por llenar, tras su gira por Europa viajará a los Estados Unidos para continuar con la presentación de ‘Always In Between Tour’, y no va de nuevas, esta es la tercera vez que actuará allí desde que inició su carrera. Una vez acabe en USA nos cuenta que volverá otra vez al viejo continente para participar diferentes festivales, incluyendo el FIB en España en el mes de julio y en el Reino Unido. Y con tanto concierto por delante de aquí al verano, nos confirma mientras sonríe que aún no le ha dado tiempo a pensar en su próximo disco. “Me gustaría, pero necesito disponer de tiempo y espacio para crear. Tengo algunas ideas ya, pero…”. Y para lo que tampoco tiene tiempo ahora Glynne dentro de esta vorágine es para pensar en el Brexit. “No es algo que pueda controlar y en esos casos intento no preocuparme”.

Escucha toda la música de JESS GLYNNE en Apple Music / Spotify Amazon / Google PlayTidal Deezer