Cover Story Digital, ABRIL 2018
Texto por J RIVERA / DIRK DIGGLER
Fotos por GRACE PICKERING / NOAH DURAN

A principios de 2016 decía adiós -temporal o definitivamente- One Direction, la última gran boy band de esta década. El quinteto británico dejaba atrás cinco años de auténtico furor y locura colectiva, con más de 70 millones de discos vendidos, 10 millones de fans en todo el mundo y alrededor de 100 números uno. Las cifras lo dicen todo. Fue un auténtico shock para los millones de ‘directioners’ (así es como se conoce a sus seguidores). Con el paso de los meses y las carreras en solitario de Zayn Malik (fue el primero en editar un disco como solista), Liam Payne y Harry Styles empezaba la búsqueda de una nueva banda masculina que intentara, en la medida de lo posible, ocupar el gran vacío dejado por 1D. El prestigioso ejecutivo musical Simon Cowell, responsable de las exitosas carreras musicales de One Direction, la girl band inglesa Little Mix y Fifth Harmony (quienes recientemente anunciaban su separación), se ponía manos a la obra con la difícil tarea, no sólo hacer olvidar a 1D sino de encontrar y formar una nueva boy band de adolescentes capaz de conectar y representar a una nueva generación. Sin tiempo que perder, ese mismo año (2016) nacía PRETTYMUCH o lo que muchos podrían calificar como ‘el plan B’ de Cowell.

 

Unos días después de la celebración de los iHeart Radio Awards 2018 en Los Ángeles (California) se produce nuestro encuentro con cuatro de los cinco componentes de PRETTYMUCH; Nick Mara ha tenido que ausentarte a última hora por motivos personales. “Fue muy divertido. Actuaban muchos artistas, algunos de ellos ídolos de toda la vida. En mi caso fue impresionante ver a Bon Jovi en vivo, porque crecí con su música; para su edad siguen en una forma impresionante. Además tuvimos la oportunidad de conocer en persona a otros artistas, fue genial”, nos comenta Austin Porter sobre la experiencia de vivir en primera persona una gala de premios de este calibre. Hasta tuvieron tiempo de hacerse una foto con Charlie Puth, que horas después colgarían en sus redes sociales. “Charlie es un gran tipo. ¡Y tiene un pelazo!”, exclama Zion Kuwonu entre risas. Definitivamente una colaboración con el autor de “Attention” sería un verdadero placer para ellos. “Tiene unas letras estupendas y su tono vocal es increíble, ¿por qué no?”, añaden. Actuar en cualquier gala de premios o festival también está dentro de sus planes más inmediatos. Por el momento se han presentado en directo en la MTV (TRL), Teen Choice Awards 2017 y ‘The X Factor’ en el Reino Unido.

Antes de que se formase oficialmente PRETTYMUCH, todos sus integrantes tenían su propia carrera en solitario. Edwin Joel, de 18 años, nacido en el Bronx (Nueva York) y de origen dominicano se dedicaba a subir covers (versiones de canciones de otros artistas) a su canal de YouTube. Por aquel entonces se hacía llamar ‘ghtuts’; Austin Porter, de 20 y procedente de North Carolina es el que tiene más ‘carretera’ de los cinco. Empezó a los 10 años bailando hip-hop y tocando la batería. A los 14 ya escribía y cantaba sus propias canciones. En 2013 lanzó su álbum debut, One Love; Zion Kuwonu, de 18 años, es el único nacido fuera de los Estados Unidos, en Ottawa (Canadá). En diciembre de 2014 se abrió un perfil en Instagram donde empezó a mostrar su destreza como vocalista y bailarín. Hoy en día cuenta con más de 300k seguidores; Brandon Arreaga, también de 18, se crió en el estado de Texas y su familia es mexicana. Su primer contacto con la música fue en 2011 como concursante de un reality musical americano de televisión llamado ‘Majors & Minors’. A pesar de su edad ya ha trabajado con artistas como Will.i.am o Avril Lavigne y protagonizado varias campañas publicitarias; Nick Mara, de 20 años y natural de New Jersey, compitió como bailarín de ICONic Boyz en la sexta temporada del programa ‘America’s Best Dance Crew’ en 2011. Además de hacer sus pinitos en el mundo de la interpretación con un papel en el cortometraje ‘Freeman Velocity’ (2014).

“TAMBIÉN QUEREMOS TENER NOTORIEDAD EN EL RESTO DEL MUNDO. FORMAR PARTE DE LA COMUNIDAD LATINA ES ESTUPENDO, YA QUE PODEMOS TENER CIERTAS INFLUENCIAS DE MÚSICA LATINA Y SAZONAR NUESTRAS CANCIONES CON ESE SABOR; ES ALGO QUE VAMOS A INTENTAR. AL FINAL DE LA JORNADA, SOLO INTENTAMOS HACER BUENA MÚSICA”

La elección del nombre para el grupo fue bastante sencilla…y rápida. No es algo a lo que tuvieran que dar muchas vueltas según cuentan. Es una especie de chiste interno. Es una frase que utilizamos todo el rato, que nos decimos los unos a los otros cada día. Al elegir nombre para el grupo, nos pareció buena idea utilizarla”. Al principio, cuando ni tan siquiera sabían de la existencia los unos de los otros, no tenían demasiado claro como encajarían. Pero las dudas desaparecieron cuando se juntaron por primera vez. “Conectamos de inmediato, es como si fuésemos cinco hermanos separados al nacer”, explican. Para formalizar su relación profesional y comenzar este nuevo proyecto, Simon Cowell firmaba a los chicos de PRETTYMUCH hace ahora dos años para su sello discográfico Syco Limited, el cual opera bajo Columbia Records/Sony Music. Zion recuerda que estaba bastante nervioso al conocerle por primera vez, al fin y al cabo es ‘el jefe’. “Al principio ahí estaba con sus gafas, sus jeans y su camiseta blanca, con su actitud de siempre… Pero la verdad es que es un tipo bastante majo”. Le tienen un gran respeto y saben que Simon es su principal valedor. “Es importante contar a tu lado con alguien a quien admiras, pero que a la vez es una persona genuina y muy divertida. Además, se esfuerza por sacar adelante nuestro proyecto”, añaden.

 

“Would You Mind”, con cierto aire New Jack Swing en la producción, fue el single con el que se presentaron oficialmente como PRETTYMUCH; la primera canción es como el álbum debut, siempre es especial e irrepetible para todos los artistas. “La verdad es que no hace tanto tiempo. Pero creo que esa canción fue perfecta para nosotros, al incorporar muchas de las cosas que nos encanta hacer: bailar, divertirnos, no tomarnos muy en serio a nosotros mismos… Creo que no ha pasado mucho tiempo pero hemos evolucionado mucho desde entonces; aquella fue nuestra primera impresión para el resto del mundo y aún nos quedan muchas cosas que mostrar y decir”, comenta Edwin acerca de lo que ha significado “Would You Mind” tanto para él como para el resto de los chicos. Muchas cosas buenas les han pasado desde entonces. Eso sucedió hace menos de nueves meses…y ahora acaban de liberar el videoclip de “10,000 Hours”. Sólo hay que verlo una vez para saber que se lo pasaron de miedo durante la filmación. “Fue muy, muy divertido. Nos apetecía expresar muchas cosas: es como si tuviésemos un gran lienzo en blanco frente a nosotros y empezamos a llenarlo con nuestras ideas. En mi opinión, Edwin tiene muy buena mano con las expresiones artísticas (le gusta pintar ropa) y a Brandon se le da muy bien el arte digital”, apunta Austin que junto con Edwin lleva la voz cantante, nunca mejor dicho, en toda nuestra entrevista.

 

Nos gusta la ropa ancha al estilo de los 90 pero también buscar retos, encontrar cosas distintas” 

PRETTYMUCH

Era de esperar que, una vez pusieran la primera piedra en el camino, la vida de los cinco componentes de PRETTYMUCH daría un vuelco importante. Desde marzo de 2016 comparten casa en L.A. Lo de lidiar con la fama lo llevan bastante bien porque desde muy pequeños han estado conectados con el mundo del espectáculo, así que se lo toman con total normalidad. Saben cómo funciona esto y a lo que están expuestos. Así es como viven el día de día.Un día normal en la vida de PrettyMuch sería levantarse, ir al gimnasio y después desayunar. Si no tenemos nada programado, vamos al estudio, componemos, bailamos, nos hacemos fotos… Y también nos relajamos un poco jugando una partida a la Play. Pero no suele ser lo normal, porque siempre hay que ensayar, acudir a un concierto o hacer promoción”. Al tratarse de una formación nueva, el objetivo principal es intentar editar tanta música como sea posible y con la mayor rapidez. Los nuevos consumidores están ansiosos por escuchar material inédito de sus grupos favoritos, eso es un hecho. El ritmo que se han marcado Edwin, Zion, Austin, Nick y Brandon desde el principio es muy alto; no hace ni un año que lanzaron “Would You Mind” y ya tienen cinco canciones más editadas, “Teacher”, “Open Arms”, “No More”, “10,000 Hours”, “Healthy”. “Pronto iremos a Japón y a nuestra vuelta saldrán varios temas nuevos a la luz”. 

 

A finales de enero de 2018 daban por finalizada su gira norteamericana ‘PRETTYMUCH Everywhere Tour’, con shows en New York, Detroit, Boston, Chicago, Dallas o San Francisco. Era la segunda gira de actuaciones que hacían…en un margen de seis meses. “En nuestro primer tour aprendimos el funcionamiento de las cosas. En el segundo teníamos mayor confianza, más tablas; intentamos hacer nuevas cosas, ser creativos y divertirnos con ello”. Es evidente que el público juvenil les ha recibido con los brazos abiertos y son los principales consumidores de su música. Desde B2K, la boy band liderada por Omarion en los 2000, no había irrumpido con fuerza ninguna formación de R&B/Pop en el área metropolitana de Los Ángeles. “La verdad es que llevamos mucho en esto y ha sido genial vivir algo así. Mucha gente nos acaba de descubrir y nos encanta ver caras nuevas cada día, ver como uno de nuestros seguidores trae a sus amigos y éstos a los suyos… Al final, todos queremos divertirnos y escuchar buena música”, comenta Edwin.

 

Ser un grupo multicultural (dos componentes con sangre latina, uno canadiense y dos americanos) es una de las bazas con las que juegan PRETTYMUCH y que deberían explotar al máximo. Este rasgo tan significativo les diferencia del resto de las boy bands actuales. La posibilidad de conectar con gente de fuera de los Estados Unidos es algo que les atrae. “Queremos tener notoriedad en el resto del mundo. Formar parte de la comunidad latina es estupendo, ya que podemos tener ciertas influencias de música latina y sazonar nuestras canciones con ese sabor; es algo que vamos a intentar. Al final de la jornada, solo intentamos hacer buena música”. En el tema “No More”, Edwin hace gala de su spanglish cantando palabras en español como ‘señorita’ y frases como ‘podemos escapar nosotros dos’. Como intuimos que no les importaría -si surge y se da la oportunidad- grabar con un J Balvin, Ozuna o Bad Bunny, les preguntamos y su respuesta no puede ser más rotunda. “¡Sería genial! Nos gusta mucho ‘Despacito’, los CNCO o ‘Dura’ de Daddy Yankee. Si hiciésemos una colaboración con un artista así sería la bomba; podríamos llegar a otros rincones del mundo con nuestra música y visitar diferentes lugares”, afirman.

 

“UN DÍA NORMAL EN LA VIDA DE PRETTYMUCH SERÍA LEVANTARSE, IR AL GIMNASIO Y DESPUÉS DESAYUNAR. SI NO TENEMOS NADA PROGRAMADO, VAMOS AL ESTUDIO, COMPONEMOS, BAILAMOS, HACEMOS FOTOS… Y TAMBIÉN NOS RELAJAMOS UN POCO JUGANDO UNA PARTIDA A LA PLAY. PERO NO SUELE SER LO NORMAL, SIEMPRE HAY QUE ENSAYAR, ACUDIR A UN CONCIERTO O HACER PROMOCIÓN”

Cuando les sacamos el tema de las colaboraciones son varios los nombres que les vienen a la cabeza. “Nos gustaría trabajar con Khalid, o con artistas como Ariana Grande, Charlie Puth, Chance The Rapper o Pharrell… ¿Dirías que N.E.R.D es una boy band?”, preguntan entre carcajadas por esta pequeña duda que les ha surgido acerca del grupo de Chad Hugo y Pharrell Williams. Hasta el momento no se pueden quejar, su único featuring ha sido con el omnipresente rapero -y protegido de Puff Daddy- French Montana quien aportó su granito de arena con unos versos al single “No More” además de protagonizar junto a ellos un vídeo musical muy al estilo ‘House Party’. “Trabajábamos en el estudio en ‘No More’ y sabíamos que una colaboración le vendría muy bien al tema. Aunque, si te digo la verdad, en un principio no teníamos muy claro quién encajaría mejor en la canción. Desde el sello se hicieron varias propuestas hasta que el mánager de The Weeknd escuchó la canción; French Montana estaba en el estudio en ese momento y desde el minuto uno se enamoró de la canción. Se puso a grabar una estrofa de inmediato y en menos de 24 horas nos la envió. Fue muy fácil, y nosotros encantados”.

 

No nos equivocamos al afirmar que el estilo musical de PRETTYMUCH es una amalgama de influencias que aporta cada uno de sus integrantes, pero al final son una banda pop con un marcado sonido urban y RnB actual. El baile también es uno de sus puntos fuertes como ha quedado demostrado en los ‘dance videos’ subidos a su canal en YouTube, haciendo rutinas a ritmo del “Versace On The Floor” de Bruno Mars o el más reciente éxito “God’s Plan” de Drake. “Nos gusta crear nuestras propias rutinas pero también contamos con ayuda profesional, tenemos un coreógrafo. Brandon Carter nos ha ayudado en algún que otro vídeo”, cuentan. PRETTYMUCH están dispuestos a mantener viva la tradición de las grandes boy bands americanas de los 90s y 2000s como fueron New Kids On The Block, N’SYNC (con Justin Timberlake a la cabeza) o los Backstreet Boys a base de temas pegadizos, coreografías rompedoras y personalidad encima del escenario. “Tenemos mucha motivación e ilusión. Pero no nos tomamos las cosas muy a la tremenda, solo intentamos hacerlo lo mejor posible. De momento nos lo pasamos bien y veremos hasta dónde llega todo esto”. Como veis, esto no ha hecho más que empezar para ellos.

 

PRETTYMUCH an EP ya está disponible en formato digital.
Escúchalo o descárgalo en Apple Music Spotify Amazon / Tidal / Deezer