Cover Story Digital, JULIO-AGOSTO 2017
Texto por J RIVERA / DIRK DIGGLER
Fotos por CHARLOTTE PATMORE

Todavía no ha cumplido los 20 (lo hará en el mes de octubre) y ya es una de las más firmes promesas del nuevo pop inglés. RAYE va en un taxi de camino al estudio mientras habla con nosotros. Su agenda gira en torno a sesiones de grabación, actuaciones, festivales de verano y aeropuertos. “Es muy divertido (sonríe). Mi vida transcurre a mucha velocidad; es emocionante y también me asusta un poco. Me siento muy afortunada de estar donde estoy, de poder actuar frente al público. Estoy viviendo un sueño, no tengo queja alguna”, comenta. Lo primero de todo fue componer canciones. En un principio Rachel Keen (es su nombre real) escribía canciones para ella, pero con el paso del tiempo ha terminado haciéndolo también para otros artistas. “Ambas cosas me encantan, pero ahora mismo ser artista es muy importante para mí”, explica. Comenzar su carrera como compositora le ha ayudado a configurar su historia, a saber realmente lo que quiere decir como artista, tener una voz. Le gusta experimentar, lo ve como algo crucial. “Hay gente como Charli XCX, Julia Michaels o Emeli Sandé que me han inspirado mucho, siendo compositores antes que artistas”.

 

 

Tan sólo unos días después del último atentado terrorista en Londres (3 de junio) se produce nuestra entrevista con RAYE. El Reino Unido ha sufrido hasta 3 ataques yihadistas en lo que llevamos de año. Uno de los más trágicos y sangrientos fue el de Manchester, a la salida de un concierto de la popstar americana Ariana Grande. Murieron 22 personas, muchas de ellas menores de edad y fans de la cantante. “Lo que ha ocurrido me parece terrible. La música es un lugar al que acudir para sentirte libre, para olvidarte de todo. No hay que tener miedo al acudir a un concierto, no podemos dejarnos vencer. Desde que ocurrieron los sucesos de Manchester he ido a festivales y me he fijado que la seguridad es más estrecha que nunca, es muy difícil que ocurra algo. El amor es la mejor arma contra el odio”, reflexiona RAYE cuando le preguntamos por el tema. Ella sabe perfectamente lo que es pertenecer a diferentes culturas. Se crió en Tooting, un pequeño distrito al sur de Londres. De padre británico (pianista) y madre con doble nacionalidad (ghanesa y suiza).

 

 

Siempre ha sentido una gran atracción por la música. Desde que era muy pequeña tuvo claro que lo que quería era ser cantante. Sus padres cantaban en el coro de la iglesia así que se podría decir que fue allí donde se despertó ese interés por el arte. “Solo era cuestión de trabajar duro, y tuve la suerte de que mis padres me ofrecieron su apoyo en todo momento. Y aquí estoy ahora…” A los 10 años le dijo a su padre que quería acudir a una escuela musical en Londres, a una que fuese importante. Y lo consiguió. Entró en el prestigioso The Brit School, una fábrica de talentos de la que han salido estrellas inglesas como Adele, la desaparecida Amy Winehouse, Jessie J o Leona Lewis. Allí es donde aprendió a tocar el piano y empezó a ser consciente de su potencial, aunque lo del piano le venga de familia. “Mi padre es pianista e intentó una carrera profesional como músico, aunque no tuvo suerte. He estado rodeada de un ambiente musical desde que era muy pequeña; mi padre siempre estaba tocando un instrumento y yo quería hacer lo mismo”, cuenta.

“ME GUSTA MEZCLAR DE TODO UN POCO. NO VISTO DE MODO FORMAL, MI ESTILO ES MÁS DESENFADADO, MÁS STREETWEAR. A VECES ME GUSTA PONERME UN ELEMENTO MUY BONITO Y COMBINARLO CON PANTALONES ANCHOS, POR EJEMPLO”

El punto de inflexión en la vertiginosa carrera de la londinense ha sido, hasta este momento, trabajar con el músico y productor Jax Jones; otro de los nombres importantes del nuevo panorama musical británico. En diciembre de 2016 creaban un auténtico llena pistas llamado “You Don’t Know Me”. Unos meses después ya era todo un hit en el Reino Unido –ha llegado a estar en el nº3 de la lista de ventas- y este verano no hay una sola fiesta en Ibiza donde no la pinchen. “Jax está en el mismo sello (Polydor Records) que yo y decidimos colaborar en una canción. Escribimos ‘You Don’t Know Me’ pero nunca nos imaginamos que tendría la repercusión que ha tenido. Solo pretendíamos hacer algo que estuviese bien pero nunca sabes que va a pasar en la vida”, afirma sonriendo. Ambos artistas han salido beneficiados de dicha colaboración y se les han abierto muchas puertas tanto fuera como dentro de UK. “Es algo increíble. Me siento muy afortunada y creo que hemos tenido mucha suerte. Que el público reaccione así ante algo que has compuesto es increíble”, comenta Rachel sin poder ocultar la emoción.

 

“You Don’t Know Me” no es el único tema de música electrónica para el que RAYE ha prestado su voz, además de participar en la composición. Jonas Blue, quien actualmente es uno de los productores con más tirón del Reino Unido, le llamó para formar parte de uno de sus últimos singles, la épica “By Your Side”. Dados sus gustos musicales es evidente por qué aceptó, y no va a ser la última llamada que reciba cuando esto apenas está empezando para ella. “Crecí escuchando música house, en el club, en fiestas, en la radio… Participo como artista invitada en las canciones de Jax Jones y Jonas Blue, que pertenecen a un género musical que me gusta mucho y que escucho con asiduidad”. Subirse a un escenario es otra de las cosas que más le gusta. “Escuchar la música que has creado y que miles de personas la canten contigo es un sentimiento maravilloso. Quizá lo mejor que puede haber. Estoy disfrutando mucho en los festivales y creo que poco a poco me estoy ganando al público británico.”

 

Lo que más me divierte es escribir la canción con el artista porque recibes su historia de primera mano, algo muy importante para componer”  

RAYE

La industria musical está cambiando a un ritmo frenético, y las prioridades de los sellos discográficos y artistas ya no son editar un álbum a toda costa; los singles y EPs están ganando la batalla al formato del LP. De esto último sabe bastante RAYE, cuya breve discografía se resume en un EP autoeditado, Welcome To The Winter (2004), y otro con el apoyo de Polydor, SECOND (2016), además de un puñado de singles. Su última canción se llama “The Line”. “Trata de una vez que fui a un club con mis amigas, vistiendo zapatillas y una camiseta grande; estuvimos en la cola durante una hora y media y cuando llegamos a la puerta, el portero y la encargada nos dijeron que no podíamos pasar. Nos cabreamos un montón y empezamos a mirar a nuestro alrededor, dándonos cuenta de que el local tenía dress code: si eras chica, tenías que llevar un vestido ajustado, tacones y tal. Me pareció que era una situación un tanto retrógrada y bastante triste, pensar que las mujeres tuviesen que tener un look determinado para poder acceder a una discoteca en Londres. Y decidí escribir una canción al respecto: puedes pasarlo bien en cualquier sitio, sin preocuparte de cómo vas vestido y sin necesidad de estar en el club”.

 

Dos artistas femeninas con las que comparte su gran pasión además de amistad son Charli XCX y Rita Ora. La primera, Charli, más cercana a la generación de RAYE, y la segunda, Rita, toda un referente y una todoterreno en el mundo artístico. No hace mucho estuvo actuando con ellas en el festival BBC Radio 1’s Big Weekend que organiza anualmente la cadena BBC Radio 1. Este año tuvo lugar en Burton Constable Hall e interpretaron juntas una nueva canción, “Girls”, que formará parte del nuevo álbum de Ora. “Son dos grandes amigas. Rita es como mi hermana mayor y Charli una amiga de verdad. Estar rodeada de mujeres fuertes, inteligentes y con gran visión de negocio como ellas es algo importante, que me ha ayudado mucho en mi carrera. Ha habido momentos en que no me sentía bien o tenía preocupaciones y Charli siempre me ha dado buenos consejos, me ha prestado todo su apoyo. Rita y Charli me invitaron a grabar con ellas, así que en un futuro cercano podréis escuchar el fruto de nuestra colaboración, me encanta el resultado”, explica.

 

Tanto Charli XCX como RAYE son las voces de una nueva generación de artistas femeninas con mucha personalidad e identidad musical, entre las que también hay que incluir a Dua Lipa, Jorja Smith, Mabel o Anne Marie. Todas ellas están revolucionando y renovando la escena británica. Rachel se siente feliz de poder ver de cerca esta gran transformación y ser parte de ella. “Estamos viviendo un gran momento. Es una industria muy dura y competitiva, sobre todo para la mujer. Pero ahora existe una nueva generación de mujeres con mucha determinación, con mucha fuerza, que luchamos por estar en ello durante muchos años. Y formar parte de ese movimiento me parece muy emocionante”, comenta. Ha llegado el momento de que las mujeres brillen más que nunca, y eso parece que ya nadie (o casi) se atreve a discutirlo. “Poco a poco van cambiando las reglas del juego, y toda la estructura está lista para dar un vuelco. Hace cinco años, la escena era bastante diferente y ahora estamos dispuestas a luchar por ese cambio”, añade.

 

“ESTAR EN EL ESCENARIO ES UNA DE LAS COSAS QUE MÁS ME GUSTA. ESCUCHAR LA MÚSICA QUE HAS CREADO Y QUE MILES DE PERSONAS LA CANTEN CONTIGO ES UN SENTIMIENTO MARAVILLOSO. QUIZÁ LO MEJOR QUE PUEDE HABER”

RAYE nos confiesa que, respecto a la moda, le encantan los colores brillantes y que se pone cualquier cosa que brille en la oscuridad o que sea fluorescente. En la sesión con la fotógrafa Charlotte Patmore viste prendas retro de FILA, merchan de Trasher y un llamativo hoodie de color mostaza. “Me gusta mezclar de todo un poco. No visto de modo formal, mi estilo es más desenfadado, más streetwear. A veces me gusta ponerme un elemento muy bonito y combinarlo con pantalones anchos, por ejemplo. Algo bonito con algo que no lo es tanto…”, explica con su contagiosa a sonrisa. En cuanto a sueños, todos pasan por la música. Le preguntamos con quién se muere por colaborar. “Mi sueño sería trabajar con Sia. He formado parte del equipo que trabaja con Rihanna y ha sido un sueño que ya se ha convertido en realidad. Me gustaría también colaborar con Twenty One Pilots, Drake o Calvin Harris…” No está nada mal para alguien que, a sus 19 años, puede presumir de haber trabajado codo con codo con Ellie Goulding, Little Mix, Rudimental o Naughty Boy, entre otros.

 

En todo el ‘caos’ que se ha convertido su vida, RAYE encuentra la paz en cosas tan simples como viajar en autobús y escuchar música mientras observa lo que ocurre a su alrededor. Le gusta perderse por Londres, su ciudad, y sentir el espíritu de la capital inglesa. “Mi lugar favorito para salir es un famoso club de jazz llamado Ronnie Scott’s, que sirve unos estupendos cócteles. Me gusta comer en muchos sitios, porque hay muy buenos restaurantes en Londres, sobre todo de comida hindú. Para ir de compras, quizá Boxpark; tiene muy buenas tiendas”, confiesa. La sencillez podría ser uno de los adjetivos que mejor la definen. La única persona que puede impedir que llegue a lo más alto como artista es ella misma, pero dada la gran personalidad de la que hace gala no será raro verla convertida en toda una diva del pop de aquí a un par de años. Cuando el talento y el carisma (que lo tiene, aunque todavía no lo sepa) van de la mano, el resto es sólo una cuestión de tiempo.

 

El single “The Line” (Polydor Records) ya está disponible en formato digital. Escúchalo en iTunes / Amazon / Spotify Tidal / Deezer