SEVYN STREETER, pecado mortal | UMO Magazine

logo-pink

PECADO MORTAL
Cover Story, Octubre 2015
Texto por J RIVERA / DIRK DIGGLER
Fotos por CBE/ATLANTIC RECORDS

Mucho ha cambiado la vida de Amber Denise Streeter desde la última vez que hablamos con ella. Fue en la primavera de 2009. Por aquel entonces estaba al frente del grupo femenino RichGirl, creado por el hitmaker Rich Harrison (Beyoncé, Jennifer López) y cuya difícil misión era hacer olvidar a Destiny’s Child. “Creo que éramos un buen grupo pero hay ciertas cosas que a veces escapan a tu control. Por un lado hubo algunos problemas con nuestra compañía de producción, pero lo más importante es que no fuimos capaces de tomar una decisión como grupo, estábamos algo divididas: dos iban por un lado, otra por uno diferente y yo por un tercero. No logramos llegar a un acuerdo y tuvimos que seguir cada una nuestro propio camino. Me encantaba el grupo y me lo pasé en grande, pero todo ocurre por una razón y hay cosas que no pueden controlarse. Creo que todas somos felices hoy”, afirma sin recelo.

 

Envuelta en el show business desde que era una adolescente -con tan sólo 15 año- Sevyn Streeter ha tenido que madurar con rapidez. Religiosa y creyente, la fe le ha ayudado a superar los obstáculos que han ido apareciendo en el camino. “Una de las cosas que he aprendido al estar bastante tiempo en esta industria es que, aún cuando las cosas no van tan bien, Dios siempre me ofrece otra oportunidad. Tiene algo mejor para mí, que me está esperando al otro lado. Por tanto, debo confiar en eso y continuar trabajando lo más duro posible”, confiesa.

Su último proyecto, Shoulda Been There Pt. 1, se editó el pasado verano. “Compuse la mayoría de las canciones cuando pasaba por una mala etapa con mi ex. Cada día escribía algo y por eso todos los temas reflejan ese ciclo por el que estaba pasando. Es un trabajo muy honesto; ahora tengo otra relación y estoy muy feliz pero quizá hay alguien ahí fuera que está pasando por lo mismo que yo en ese momento. Si escucha esas canciones espero que le puedan servir de algo, que le ayuden”. Un segundo EP a la espera de la salida de su álbum debut On The Verge, el cual está ya casi finalizado y no tardará en editarse. “Tengo un montón de canciones grabadas para ‘On The Verge’ y mañana podría editar el álbum si quisiese. Pero necesito contar un par de historias nuevas que han ocurrido en mi vida, he de componer sobre ello. Desde un punto de vista de artista y de compositora creo que se trata de un gran trabajo y quiero que el público lo escuche. Es un proyecto que cuenta además con grandes colaboraciones como Ty Dolla $ign o August Alsina, por ejemplo. He trabajado con Diplo, quien ya produjo el single ‘It Won’t Stop’. También con Bangladesh, Pop & Oak, Ken Wallace… “.

 

Cuando nos habla de su actual pareja, el artista B.o.B, se le ilumina la cara. Está ilusionada con esta nueva relación sentimental y eso se nota. Ambos han trabajado juntos en sus respectivos proyectos musicales; Sevyn contribuyendo en el último disco de él, Psycadelik Thoughtz, y Bobby Ray a su vez en la canción “Shoulda Been There”. “Trabajar con Bob es genial (sonríe). Llevamos bastante tiempo trabajando juntos y somos amigos desde hace mucho. Por tanto, haber colaborado con él en ‘Shoulda Been There’ ha sido muy natural… Me acusa de ‘mandona’ en el estudio y puede que tenga cierta razón… (Risas). Es muy divertido colaborar con él, es también parte de nuestra relación. Hemos actuado juntos muchas veces durante los últimos dos años. Creo que nos conocimos en Kansas y desde el primer momento nos hicimos amigos. Y hasta aquí hemos llegado.”

“Supuso un cambio radical en mi vida el hecho de que Chris Brown me viese como alguien que no sólo sirve para estar en un grupo sino que también tiene potencial como artista en solitario. Fue muy importante que un gran entertainer como él se fijase en mí”

SEVYN STREETER

La apertura de miras de Sevyn es bastante amplia. Así lo confirma ella misma cuando hablamos de su participación en la banda sonora de la película ‘Furious 7‘ con la canción “How Bad Do You Want It”.“Me gusta experimentar con la música. Para mucha gente fue una sorpresa que hiciese una canción así. ‘How Bad Do You Want It’ es un fiel reflejo de quién soy, ya que no me gusta poner límites a mi música, me gusta componer en todo tipo de géneros. Puede que mi próximo single sea un tema country… (Se ríe). Amo la música y me gusta explorarla.” Algo que no parece casual, ya que los coches y la velocidad son dos de sus grandes debilidades. “Me gustan muchísimo los coches deportivos. Mi padre tiene un (Chevrolet) Corvette del 76 que le regalé por navidad hace un par de años y que fue restaurado por completo. Yo tengo un (Chevrolet) Camaro, me encanta la velocidad y los coches rápidos.”

 

Otro “vicio” confesable son las gafas de sol Ray-Ban, sobre todo el modelo Aviator. Nunca faltan unas en su bolsa de viaje. Entre sus diseñadores favoritos están Moschino y Givenchy, aunque se deja llevar en lo que a la ropa y la moda se refiere. “Me encantan las grandes marcas pero también mezclar un poco los estilos, comprar en tiendas de ropa vintage o en tiendas de diseñadores más minoritarios. Me pongo cualquier cosa que creo me sienta bien, no me importa si cuesta un millón de dólares o un dólar”, confiesa. 

Si la música no es lo suficientemente buena, no es capaz de llegar a la gente o de inspirarla de una u otra forma, no importa si voy cubierta de ropa de arriba a abajo o si actúo en bikini; si la música no funciona, el resto es lo de menos 

SEVYN STREETER

Su faceta como compositora no la tiene aparcada, ni mucho menos. Así fue como empezó en la música y eso nunca se olvida, es como montar en bicicleta. “Aunque me he tomado un cierto tiempo para componer para mí misma, he trabajado con The Game para su nuevo disco ‘The Documentary 2’; es un proyecto muy interesante. También he trabajado en varios temas con Diddy. De hecho, en ambos casos, no sólo he compuesto esas canciones sino que también aparezco en ellas como artista.” Guarda con especial cariño su aportación lírica al tema “New Day” de Alicia Keys. “Estaba muerta de miedo (se ríe). Alicia y yo hablamos por Skype, me dijo cómo se sentía, lo que pensaba… Quedamos en volver a hablar unas horas más tarde y me puse a escribir el tema; estaba muy, muy nerviosa, y puede que reescribiese la canción un millón de veces. Cuando al final me decidí por una versión, a Alicia le gustó muchísimo y eso me dio un montón de confianza; que alguien como ella confiase en mí para componer un tema y que además le gustase, me proporcionó una gran inyección de confianza”.

 

AK no es la única artista para la que ha compuesto, también lo ha hecho para Trey Songz, Brandy, Jessie J o Ariana Grande. Una labor que sabe explicar a la perfección y que es más compleja de lo que podría parecer. “Componer para otros artistas supone que exista un nivel de confianza entre artista y compositor. Cada vez que alguien confía en ti parte de su ‘vida’… No querría llamarle vida pero en cierto modo es así… tiene que contarte qué ocurre en su vida porque va a cantar esa canción. Es algo muy especial que confíen en ti para plasmar todo eso en una canción. Desarrollar esa tarea no se puede tomar a la ligera, es algo muy serio; me encanta, adquieres una relación especial con ese artista determinado.”

 

Sobre la manera en que la Internet ha transformado la industrial musical su postura es bastante clara. “Es un momento complicado pero hay que aprender cómo evolucionar con él. Tenemos que intentar aprovechar al máximo las ventajas que ofrece Internet. Todo tiene ventajas e inconvenientes: no me gusta que mi música sólo se encuentre en las tiendas y que esa sea mi única relación con el público; gracias a Internet la gente puede adquirir mi música en cualquier sitio, no solo en la tienda física.” Le da un valor añadido a la irrupción de las redes sociales y poder relacionarse virtualmente con sus fans, que ya superan el millón en su página oficial en Facebook. “También me gustan medios como Twitter o Instagram, me permiten estar más cerca de mis seguidores y ellos pueden interactuar también colgando una foto de la portada del álbum, una parte del videoclip… En ese sentido, Internet y las nuevas tecnologías actúan a favor nuestro.”

“Aaliyah fue alguien que trazó un camino innovador, tanto en su música como en su look; nunca antes había escuchado música como la suya y hacer algo tan vanguardista como lo que hizo ella supone ser muy valiente”

SEVYN STREETER

Si hay una persona que ha influido de manera determinante en la carrera de Sevyn ese es Chris Brown. Hace tres años que firmó con CBE, la discográfica de la estrella norteamericana del R&B/Pop. “Cambió mi vida para siempre, en todos los sentidos. Gran parte de lo que sé como compositora lo he aprendido de Chris Brown y Kevin McCall, con quien me sentaba a componer día tras día. Supuso un cambio radical en mi vida el hecho de que Chris me viese como alguien que no solo sirve para estar en un grupo sino que tiene potencial como artista en solitario. Fue muy importante que un gran entertainer como él se fijase en mí.” Su amistad va más allá de lo puramente musical. “Fuera del estudio tenemos una relación estupenda. Aunque Chris es más joven que yo, es para mí como un hermano mayor en muchos aspectos. Nos divertimos juntos, no nos tomamos demasiado en serio la vida.”

 

Además de Breezy, otro referente indiscutible es Aaliyah. Le brillan los ojos al hablar de la importancia que ha tenido su figura en su desarrollo artístico. “Ha sido un espejo para mí en todos los sentidos. En primer lugar fue alguien que trazó un camino innovador, tanto en su música como en su look; nunca antes había escuchado música como la suya y hacer algo tan vanguardista como lo que hizo ella supone ser muy valiente. Ése es uno de los aspectos que más me ha inspirado, he intentado seguir ese modelo. Aaliyah me ha inspirado de muchas formas posibles pero ese aspecto es el que más me ha impresionado siempre.”

 

Rozando la treintena, Sevyn Streeter es ahora una cantante de éxito con su propia carrera como solista, vinculada a una major importante como Atlantic Records y a la que el amor le ha vuelto a sonreír. Cuando le pregunto si todavía le quedan muchos sueños por cumplir, la respuesta es fácil. “He alcanzado muchos de mis sueños, aunque uno siempre quiere más. Todo lo que he hecho hasta ahora y lo que he conseguido se lo debo a Dios; cada día tengo que componer e interpretar de la mejor manera que pueda. Estoy en ese punto en mi vida: trabajar lo más posible y esperar que Dios me ayude a concretar los otros sueños que tengo en mi mente. Y si todo se para aquí, estaré contenta también; pero creo que Él no ha acabado su misión conmigo todavía.” Será cierto aquello de que la fe mueve montañas. En noviembre volverá a estar donde más le gusta, encima de un escenario. 

Shoulda Been There, Pt. 1(CBE/Atlantic Records) ya está a la venta en formato físico y digital. Disfrútalo ahora en iTunes, Amazon, Spotify, Tidal o Deezer.