CAMILO | Fotografía by Daniel Pinilla (@dhnnee)

El distanciamiento social de la nueva normalidad no ha hecho que Camilo (1994, Medellín) pierda la sonrisa y se muestre tan cercano como acostumbra. A pesar de la que está cayendo con la pandemia, el cantautor paisa no puede pedirle más a un 2020 que ha sido irrepetible para él en todos los aspectos. En febrero, se casaba con el amor de su vida, Evaluna Montaner de Echeverry. En abril, editaba su álbum debut Por Primera Vez (nominado al Grammy americano). En noviembre, recibía el primer Latin Grammy de su carrera. Y cierra el año, situando tres de sus videoclips (“Favorito”, “Vida de Rico” y “Por Primera Vez”) entre los más vistos del 2020 -a nivel global- en la plataforma YouTube, y firmando su primera bachata junto a la estrella dominicana El Alfa. Para 2021, ya tiene un plan prioritario en su cabeza y es lanzar un segundo disco.

UMOMAG: En tu primera visita a España (el año pasado) llegabas con la pierna lesionada, y en esta segunda con la pandemia. ¿A la tercera irá la vencida? Sin ningún percance o altercado.

Camilo: (Risas) Son esas cosas que hacen que recuerdes los viajes para siembre. Sé que este año va a quedar guardado para la historia y en la cabeza de todo el mundo. Me acuerdo del viaje de la vez anterior, sobre todo porque tenía la pata chueca. Y esta vez me voy a acordar de ver a todo el mundo con mascarilla y no poder abrazar a nadie, yo que soy de dar abrazos. Sí que es un viaje diferente al anterior.

UMOMAG: ¿Qué tal se lleva el bigote con la mascarilla?

C: A mí me va muy mal con la mascarilla. No solamente porque me lo espicha para atrás, sino que el calor de la respiración hace que se me despeine. Entonces me da rabia porque sufro, sufro… No, mentira… (risas) Es muy cansón, la mascara es agotadora pero que le vamos a hacer.

UMOMAG: ¿Cómo nació lo de La Tribu? Ese apodo cariñoso con el que se conoce a tus fans.

C: La mayoría de las cosas de mi proyecto y las que me pasan, nunca me propuse que sucedieran. Lo de La Tribu fue un día de cariño en un story. Estaba hablándole a la gente de cosas más allá de mi música, de esos mensajes que transcienden las canciones y quería llamarnos de una manera especial. Les dije, “¿saben qué? Siento que somos una comunidad. Una gente con tales y tales valores, ideas… Somos como una sola tribu”. De la que no soy cabeza de nada, sino al contrario como una participación, como un colectivo.

UMOMAG: ¿Cómo se lleva lo de ser “marido de” Evaluna? ¿Ha cambiado algo en vuestra relación?

C: Todo es más bonito ahora que somos marido y mujer. Me suena raro cuando hablo y digo “mi esposa” porque también somos novios todavía. La diferencia es un compromiso a mirar hacia adelante, pero todo lo que nos hacía novios nos sigue haciendo novios. Me fascina ser su esposo. Ella es inspiración, mi música es fruto de mi relación con ella.

UMOMAG: Y lo de tener a Eva como principal fan de tu trabajo, ¿es una bendición?

C: Soy una persona muy hermética con mi creación, excepto con Evaluna. Me da pudor, vergüenza, mostrárselo a todo el mundo menos a ella. No porque no me genere lo mismo, porque mi gran inseguridad es que no le guste a ella. Al mismo tiempo necesito saber si le gusta o no a la hora de dar un paso adelante. Después de mi madre ella es la fan más grande del proyecto, pero a la vez es el primer filtro… Bueno, el primero soy yo, pero el segundo y más importante aún que el mío es ella, su cara. El otro día escribí una canción estando en Miami, y ella estaba en Bogotá. La llamé y le dije “amor, te escribí una canción”. Se la canté y le vi la cara, y me dijo “ay, me encantó…” y yo “no, no te encantó”. La tengo que cambiar porque no está generando lo que quiero que genere. Viendo la cara de Eva mido lo que va a pasar con la canción más adelante.

UMOMAG: Ha sido toda una sorpresa verte junto a El Alfa en “Bebé”, y más aún con una bachata. Además, has conseguido sacar su lado más sentimental.

C: Siento que El Alfa y yo también tenemos muchas cosas en común. Digamos que, musicalmente, somos universos lejanos, pero él es un tipo honesto, transparente. Todo lo que dice me lo creo y a mí la honestidad me parece más linda que la calidad, siendo él calidosísimo. Lo primero que me cautivó de él es su transparencia, y a mí eso me vuelve loco. Justo esa distancia que tenemos es la que me parece más atractiva a la hora de colaborar con alguien o sino colaboraría conmigo mismo. Él es un tipo muy romántico, lo que pasa es que todavía no lo había sido en sus canciones. Apenas la escuchó, supo que era el momento de compartir ese sentir que yo sé que es tan suyo también. Ha sido una sorpresa para todo el mundo, es la primera vez que hago una bachata y El Alfa también. Tenía ganas de salir de mi zona de confort.

LAS MEJORES CANCIONES DE MI VIDA LAS ESCRIBÍ Y LAS PUSE EN ESTE SEGUNDO ÁLBUM QUE AÚN ESTÁ POR SALIR”
CAMILO | Fotografía by Daniel Pinilla (@dhnnee)
UMOMAG: ¿Cómo te sientes al tener tu primer Latin Grammy (Mejor Canción Pop por “Tutu”)?

C: Me siento muy honrado. El Latin Grammy significa el reconocimiento de los colegas, de la comunidad de la industria de la música reconociendo en tu obra algo interesante. Lo recibo como tal. Para mis papás y mi familia es una gran ilusión. Para mi equipo de trabajo es una ilusión tremenda estar ya nombrándome como un ganador de Latin Grammy. Me dan ganas de seguir escribiendo y haciendo música que hace feliz y, sobre todo, que me representa.

UMOMAG: Y la nominación al Grammy americano por tu álbum debut ‘Por Primera Vez’, ¿te la esperabas?

C: No lo esperaba porque no sabía que era una posibilidad. No sabía que mi discográfica nos había inscrito en los Grammy americanos. Estaba en pijama aquí, en Madrid, tocando la guitarra en mi cama. Y me dijeron “veamos las nominaciones por si nos nominan” y yo “qué nos van a nominar”. Claro cuando sale esto… Es un halago tremendo porque este álbum significa mucho para mí. Representa quién soy hoy. Entonces, que haya sido considerado como uno de los 5 mejores álbumes latinos del año para la academia global de la grabación es un súper honor, digno de celebración total. Si ganamos o no ganamos será lo que Dios quiera, pero estar ahí con Bad Bunny, Ricky Martin, Kany García y Debi Nova es increíble.

UMOMAG: Seguramente Bad Bunny será el “gran rival” a batir con ‘YHLQMDLG’.

C: 100%. Y su álbum merece ganar ese premio también. El nuestro, porque es mío, me pasa que veo tantas cosas en él que creo que merece también ese premio. Pero no voy pensando que vaya a ganar porque me lo merezco. ¿Me merezco estar ahí? Me encanta pensar que sí o que no y que es un regalo precioso. Lo celebro con toda la ilusión.

UMOMAG: “Bebé” es la segunda canción, contando “Vida de Rico”, que escuchamos de lo que será tu segundo disco. Cuéntanos, cómo va ese nuevo trabajo.

C: Creativamente, el álbum ya está terminado. Estamos mezclando ya todo. Es un álbum que va a estar lleno de sorpresas, como fueron “Vida de Rico” y “Bebé”. Hay muchas cosas que me siguen retando y que siguen siendo fotografías de mi vida y sentir. Es el mejor disco que he podido hacer. Es un paso adelante después de Por Primera Vez. Me encanta pensar que elevamos la barra un poquito porque lo siento así, y no me quedé con nada. Las mejores canciones de mi vida las escribí y las puse ahí.

UMOMAG: ¿Y hay planes de un álbum conjunto con Evaluna?

C: Evaluna es mi artista preferida del mundo, entonces siempre “babeo” al pensar en hacer un álbum conjunto. Llegará el momento, llegarán las canciones, pero colaborar con Evaluna siempre va a ser una felicidad para mí porque luego va a ser girar con ella, así que imagínate, la felicidad total… (risas). El día que se puede girar, cuando regresemos a un mundo en el que se pueda tocar en vivo.

UMOMAG: Con lo bien que han funcionado tus colaboraciones con Mau & Ricky en “Desconocidos” y “La Boca”, ¿para cuándo una tercera?

C: Ellos están en mi lista de favoritos. Lo que pasó con su álbum de Rifresh a mí me vuelve loco. Están revolucionando el sonido. Son pioneros de un sonido desde hace mucho tiempo y los admiro mucho por eso, y porque los amo muchísimo como artistas. Siempre estamos pensando en colaborar, vienen sorpresas (risas).

UMOMAG: ¿Crees en el factor suerte en la vida de una artista?

C: La conexión que genera la música va mucho más allá de lo que es el hecho físico, las notas y las letras. Creo que hay un montón de cosas más que completan ese cóctel, pero creo que la suerte, al menos en mi caso, no es un ingrediente en mi vida. No creo en la suerte como un hecho aleatorio que se consigue o no de una manera estando a favor de uno. Creo en Dios. Él está detrás de los planes que tenemos y es él quien ha hecho que, en una temporada tan compleja como la de 2020, mi música haya podido ser bandera de alegría y cosas positivas para tanta gente que necesitaba una sonrisa, compañía o un abrazo.

UMOMAG: ¿Cómo va a ser la puesta en escena de Camilo para los shows en vivo (cuando sea posible)?

C: Me pasa que tengo una banda tremenda que está lista para salir conmigo. Tenemos un equipo de trabajo increíble, que está al pie del cañón desde comienzos de 2020 jurando que íbamos a salir de gira en ese momento y con una gira montada. Se empezaron a caer los papelitos del calendario (en referencia a las fechas), como se nos cayeron a todos este año. Es una de las cosas con las que más sueño este 2021, la posibilidad de salir con mi combo, a compartir y materializar esa música que forma parte de la vida de tantas personas, a cantárnosla a la cara. La ilusión de salir a tocar. Tenemos una banda tremenda, un combo de cosas visuales que queremos compartir ya, y estoy seguro de que será después de este segundo álbum.

CAMILO | Fotografía by Daniel Pinilla (@dhnnee)
+ENTREVISTAS: