MR. EAZI

El Héroe Nigeriano

Cover Story, JULIO 2020
Texto por JOSE MANUEL GUZMAN (@josemadieci8)
Fotos por PHILIPP RAHEEM (@philippraheem)
Estilismo por QUINTON FAULKNER (@quratedbyq)
Diseño por RONNY XAVIER (@ironnyxavier)

 

Mr. Eazi (Oluwatosin Ajibade, 1991, Nigeria) está más concentrado en crear oportunidades para sus colegas africanos y las futuras generaciones musicales de su continente, que en su propia carrera artística. En parte, porque primero fue promotor antes que artista. Por otro lado, quiere reforzar y asegurar el modelo de carrera que eligió él, y que prefieren otros. “Muchos hemos decidido seguir siendo independientes porque queremos existir en nuestro propio sistema, nuestro propio espacio; no queremos dejarnos llevar por el dinero y pretendemos seguir siendo dueños de nuestro arte. En África hay 1.2 miles de millones de personas. Hay muchas oportunidades y vamos paso a paso, aprendiendo de aquellos que han firmado con una compañía grande”. Por ello, en el 2018, fundó el programa EmPawa Africa, definida por él mismo como “la primera empresa africana de la historia que se centra en ofrecer servicios a los negocios musicales africanos”. En junio de este año, anunció el Africa Music Fund (AMF), un fondo de 20 millones de dólares para invertir en emprendimientos musicales africanos.

¿Pero cómo nació todo esto? ¿Qué lo motiva y lo tiene en posición de emprender estos proyectos tan ambiciosos? Para entenderlo, hay que dar un viaje por su carrera hasta ahora, marcada por el autodescubrimiento musical, y los choques culturales. Comenzó a hacer música mientras estudiaba ingeniería mecánica. Se interesó en invertir y emprender en distintos rubros, y halló su nicho en la promoción de conciertos y fiestas en discotecas. Al tiempo de desilusionarse con ser promotor, se dedicó nuevamente a grabar música, y estrenó su mixtape debut, About to Blow, en el 2013. A partir de allí, fue descubierto por la leyenda del Afrobeat, DJ Juls, y comenzaron a trabajar juntos. En el 2016, su perfil se elevó gracias a temas como “Skintight”, junto a Effya, y sus dos primeras colaboraciones con un artista basado en Inglaterra, “Body” y “Dance for Me”, ambas con Eugy. A finales del mismo año, se hizo viral su canción “Leg Over”, cuyo éxito originó el lanzamiento de Life is Eazi, Vol. 1 – Accra to Lagos (2017), su segunda mixtape, y primero de la saga Life is Eazi.

“Fue muy divertido de hacer. Recuerdo grabar alguna de esas canciones en el estudio mientras comía, a veces incluso grababa con la boca llena”, relata, y canta imitando dicho sonido. “Fue una experiencia genial, sin reglas, que disfruté muchísimo… Grabé ‘Leg Over’ en 20 minutos, por ejemplo”, agrega. El vídeo de “Leg Over” tiene 68 millones de visualizaciones en YouTube, inspiró decenas de coreografías virales, y consiguió un remix a cargo de Major Lazer, en el que también participaron French Montana y Ty Dolla $ign, acelerando el paso del nigeriano al Oeste. Con el éxito de volumen 1 llegaron las giras. Nuevos lugares y nuevas culturas que influyeron en el hombre que hace gala de absorber lo más que puede de las primeras experiencias. Durante este proceso, tomó forma Life is Eazi, Vol. 2 – Lagos to London (2018). “La diferencia entre ambos proyectos es que en el primero estuve más en el mismo sitio y el segundo lo hice ‘en la carretera’, en habitaciones de hotel. En ‘Life is Eazi, Vol. 2’ intenté ser más ortodoxo, y la grabación se hizo en una semana”, explica.

“MUCHOS ARTISTAS INDEPENDIENTES SON EMPRENDEDORES. AL FINAL UN EMPRENDEDOR ES UNA PERSONA CREATIVA PORQUE CREA ALGO A PARTIR DE LA NADA Y LO COMPARTE CON EL MUNDO, DEL MISMO MODO QUE UN MÚSICO CREA MÚSICA INTERESANTE A PARTIR DE UNA SIMPLE IDEA, DE UNA HISTORIA O DE UNA SOLA FRASE. INTENTO UNIR AMBOS MUNDOS Y ME SIENTO MUY ORGULLOSO DE HABER SURGIDO EN ESE CONTEXTO Y HABER PODIDO TRASLADARLO A LA MÚSICA. APRENDO MUCHO DÍA A DÍA” – MR. EAZI

Está orgulloso de ambas entregas, pero el segundo volumen es más afín a su visión de carrera porque, a diferencia del primero, en este abordó él mismo a los productores, debido a que buscaba sonidos específicos. “Yo también soy productor, en el sentido de que muchas veces hago mis propias maquetas, grabo un beatbox con la melodía y lo envío a un ingeniero o a un productor… Pero creo que al final se trata de colaborar, no puede haber música sin un productor, este sabe cómo han de sonar las cosas”, señala. La saga de Life is Eazi no ha terminado, y ya tiene en mente la dirección que tomará el próximo lanzamiento que completará la trilogía. El primer volumen capturó el momento de su despegue como estrella regional, conectando la cultura musical de Acra, capital de Ghana, y Lagos, el corazón económico de Nigeria. La segunda cinta la grabó durante su transición a figura artística intercontinental, viajando de Lagos a Londre (Reino Unido). El próximo destino es obvio, tras conectar una relación creativa fructífera con una de las mayores estrellas de una cultura distinta. “Creo que ya estoy listo para la tercera entrega, sé por dónde van a ir los tiros: ¡Banda latina!”, confiesa entre risas.

Oluwatusin se ha convertido en un aliado inesperado de J Balvin. El nigeriano actuó de telonero del colombiano durante su gira norteamericana del 2018, ‘Arcoíris’, y fue durante ese lapso que terminó Life is Eazi, Vol. 2. “Durante el tour aprendí mucho de él, fue toda una inspiración para mí verlo trabajar día a día. Antes, actuaba solo para gente que conocía mi música, pero en esa gira actué para mucha gente que nunca había oído hablar de mí, fue un reto, pero Balvin siempre me ofreció su apoyo, me dio consejos muy valiosos y me hizo sentir parte de su propia familia. Hacemos música juntos, pero también somos como una familia”, declara, además de recalcar que Balvin le dio la bienvenida a la “latino gang” (banda latina). Una “bendición” que no se toma a la ligera. La dupla ya ha colaborado en dos temas, “Como Un Bebé”, y “Arcoíris”. La primera en compañía de Bad Bunny y la segunda extraída del álbum COLORES de el ‘Niño de Medellín’, además de coincidir el año pasado sobre el escenario del festival californiano Coachella. Sobre la colaboración con el Oasis del reggaetón, expresa que fue muy divertido. “En cierto modo les llevé a mi mundo en la estrofa y en el estribillo me llevaron a su mundo, me hicieron cantar en español”. Resalta que el tema es un evento histórico, pues, “es la primera vez que se mezclan en una canción el yoruba, mi idioma local, el inglés y el español”.

Tengo un aprecio enorme por la escena musical británica y quienes hacen música en este país”
MR. EAZI

El origen de la amistad entre ambos, créanlo o no, fue ‘La Rosalía’. Mr. Eazi participó en el set de Diplo en el festival español Sonár 2018. En el marco del evento, el nigeriano dio muchas entrevistas, y en una de ellas, con sus permanentes ansias de absorber, le preguntó al periodista sobre artistas españoles y latinos que fuesen interesantes. El entrevistador le respondió que Rosalía. Eazi la conoció, y le gustó mucho su música por tener “un sonido distinto”. “A partir de ahí comencé a sumergirme en el mundo latino: Bad Bunny, J Balvin… Estuve en Cuba y fui adentrándome en el reggaetón, que me resultaba similar al afrobeat, y me preguntaba: ‘¿Quién copia a quién?’”, rememora entre risas. Viajó a Haití a presentarse en un festival, conoció al productor Michael Brun y comenzaron a colaborar. En paralelo, Brun estaba ayudando a Balvin con la globalización de su sonido. “Brun le puso una de nuestras canciones a J Balvin y le gustó mucho… Uno de mis seguidores me avisó que J Balvin estaba posteando una de mis canciones, le mandé un mensaje y el resto es historia: nos hicimos amigos y un día me dijo que salía de gira y le pregunté si podía unirme a él”, dice.

Hablando un poco más sobre las similitudes entre el Reggaetón y el Afrobeat, analiza que “el ritmo y el rollo son muy similares. En algunas canciones introducimos guitarras que parecen de reggaetón, pero las mezclamos con un ritmo afro. Ambos son géneros que representan a una cultura, que defienden la danza, pasarlo bien. Están conectados, son como primos”. Los choques culturales te hacen cambiar la perspectiva, y no importa si son negativos o positivos: son necesarios. Eazi lo ha atravesado. “Si vives en África, no te das mucha cuenta de que eres negro hasta que no sales del continente y vas al oeste. La gente te mira en los aeropuertos, y a veces por tu pasaporte y color de piel tienes que hacer cola en un sitio aparte; cuando visitas distintos lugares, lo vives. A veces, al coger un avión voy en primera clase y alguien me pregunta si sé que estoy sentado en primera clase… Sé que se debe al color de mi piel”, reflexiona cuando le preguntamos sobre la muerte de George Floyd, y el movimiento Black Lives Matter, que se esparció de Estados Unidos al resto del mundo.

Parece que no se habla de ese tipo de situaciones, que se mantienen en silencio. La muerte de George Floyd ha sido una desgracia, y creo que esta situación ha sido una llamada de atención para todos: hay que posicionarse ante este caso. Hay que estar al lado de tu comunidad y ésta tiene que hacerse fuerte en todos los aspectos; así es como puedes exigir respeto. Todos tenemos que ser responsables en nuestra parcela”, opina. Unión, amor, y oportunidades, son elementos recurrentes en la filosofía del nigeriano. Estableció el subgénero del Afrobeat, música Banku, el cual se trata de mezclar estilos e idiomas de Nigeria y Ghana. Recuerda que un emprendedor es básicamente una persona creativa, que crea algo de la nada, y por consecuente, racionaliza que “es genial formar parte de la escena, pero las cosas siempre son mejores cuando existe una conversación, cuando no eres tú solo. Así ofreces más oportunidades a esos chavales de países con pocos recursos que sueñan con ofrecer su música al mundo”. Pone de ejemplo a Joeboy, que en un año pasó de ser un desconocido, a ser considerado uno de los artistas más importantes de África.

“LA IDEA DE LA CANCIÓN ‘KPALANGA’ ERA PENSAR EN ALGUIEN QUE AMAS PERO NO VES EN TODO EL DÍA. CON ESA PREMISA EN MENTE ME ACORDÉ DE MI MADRE Y DE MI PADRE. ÉSTE ERA MILITAR Y A VECES PASABA MUCHO TIEMPO FUERA DE CASA, SOBRE TODO SI TENÍA ENTRE MANOS UNA MISIÓN CONCRETA. MI PADRE SE SACRIFICABA POR SU PAÍS PERO A LA VEZ PASABA POCO TIEMPO CON SU FAMILIA; AL MISMO TIEMPO, MI MADRE ERA FIEL A SU AMOR Y LE ESPERABA, ALGO QUE NO ES SENCILLO. POR TANTO, LA CANCIÓN ESTÁ DEDICADA A ELLOS” – MR. EAZI

“Es fabuloso ver que pasan cosas así; en el fondo es casi mágico porque casi el 90% de los artistas africanos son independientes. Aun así, nuestra música viaja sin una gran infraestructura y sin fuertes inversiones; nuestro estilo y nuestra energía son innegables. Es estupendo ser partícipe de ese movimiento”, señala. Ahora, Eazi quiere hacer de esa “magia” en un complemento sostenible. Allí entra en juego EmPawa Africa. “La música africana tiene detrás una amplia y exitosa trayectoria, pero hasta ahora no existía una compañía de propiedad africana al 100% que ofreciese servicios musicales. Intentamos ayudar a los artistas y al mismo tiempo hacer negocios con alguno de ellos. Nuestra empresa sigue creciendo y mejorando a diario, siempre intentando ayudar a que los artistas mantengan su independencia, que consigan financiación y apoyo para lanzar sus carreras. Y es muy importante que esa cultura africana tenga propietarios africanos; no queremos formar parte de un modelo de esclavitud económica, de esclavitud de nuestra propiedad intelectual. Queremos independencia y estamos bastante contentos de lo que hemos conseguido hasta ahora”, sentencia.

Enfocado en el futuro, aceptó su presente, y está en paz con las cosas que no puede cambiar. En febrero viajó al Reino Unido a visitar a su novia, la blogger de moda y heredera multimillonaria, Temi Otedola, y no ha podido salir del país por la cuarentena. Sin embargo, agradece estar donde está. Asimismo, durante los dos primeros meses de cuarentena, echó mucho de menos cantar en vivo, pero ahora, está feliz. “Me he sentido forzado a relajarme; he podido aclarar un poco mis pensamientos y eso es muy importante”. Está aprovechando el tiempo para atender a su familia y a sus seres queridos, reconociendo que a veces invertimos tanto tiempo en perseguir nuestros sueños, que no ofrecemos tiempo suficiente a aquellos que amamos. Su más reciente lanzamiento es el EP One Day You Will Understand, los cuatro tracks menos agitados de su catálogo, que demuestran esa paz y calma que ha alcanzado. Con ocho años de carrera, aún no se siente listo para lanzar un álbum. “Quiero hacer algo que sea extremadamente especial, soy un perfeccionista y siempre busco que las cosas sean mejores, más especiales… Quizá por eso solo edito mixtapes o recopilaciones por ahora, que por otra parte son muy divertidas de hacer”, dice el hombre que se toma su tiempo cuando se trata de su propia carrera, pero que va a todo gas para asegurar el futuro de la música africana.

Escucha toda la música de MR. EAZI en Apple Music Spotify / Tidal / Deezer