Cover Story Digital, MAYO 2017
Texto por J RIVERA / DIRK DIGGLER
Fotos por MEREDITH TRUAX

Un 11 de mayo de 1981 fallecía en Miami (Florida) el icono del reggae Robert Nesta Marley, popularmente conocido como Bob Marley, a consecuencia de un cáncer de piel (melanoma). Tenía sólo 36 años. Jamaica perdía a uno de su músico más carismático, influyente y revolucionario. Un visionario que logró conectar con las masas como nadie lo había hecho gracias a sus letras, cargadas de mensajes de paz, amor, unidad y espiritualidad. Marley, quien este año hubiera cumplido 72 años, además de su gran legado musical, dejó en vida 11 hijos (reconocidos). Tres de ellos, Cedella, David (Ziggy) y Stephen, fueron fruto de su matrimonio con la cantante Rita Marley, quien era vocalista del grupo femenino I Threes junto a Marcia Griffiths y Judy Mowatt, y corista de la banda Bob Marley & The Wailers. Cedella fue la primera e única hija biológica que tuvieron ambos artistas.

 

En junio de 1996, quince años después de la muerte de Bob Marley, Cedella daba a luz en Kingston (Jamaica) a Skip Marley Minto, su segundo hijo; tres años antes se había casado con David Minto. Una mujer inteligente y luchadora, al igual que lo era su padre, que supo asumir desde muy pequeña el rol que le había tocado. Primero, por petición de Bob, como integrante del grupo The Melody Makers junto a sus hermanos Stephen y Ziggy, y Sharon, hija de Rita y que fue adoptada por Bob cuando se casaron, y años después (1993) tomando las riendas del sello discográfico de su padre, Tuff Gong International, fundado en 1965. Cedella tuvo que aparcar entonces su carrera musical para volcarse de lleno en su trabajo como empresaria y encargarse de gestionar todo lo que tiene que ver con el apellido Marley: organizaciones benéficas sin ánimo de lucro como ‘1Love’, la fundación Bob Marley, los estudios de grabación Tuff Gong en Jamaica, merchandise, marca de cannabis (‘Marley Natural’), entre otros muchos proyectos.

Cedella ejerce hoy en día, además de como CEO de Tuff Gong como mánager de su hijo Skip. Él es el único de sus tres hijos (Soul Rebel y Saiyan) que ha querido seguir con la tradición familiar y dedicarse a la música a tiempo completo. Skip se encuentra en Miami, la ciudad que despidió a su abuelo y con la que mantiene un vínculo especial. “Me establecí en Miami cuando era muy joven pero siempre he ido y venido a Jamaica. La isla siempre ha sido mi hogar y Miami es mi segunda casa”, nos comenta sobre su niñez mientras escuchamos de fondo la voz de su madre (Cedella). Skip no había nacido aun cuando falleció Bob, pero eso no le ha impedido conocer su historia a través de las palabras de su madre, su abuela Rita y todos sus tíos. “Su legado está permanentemente entre nosotros. Siempre le recuerdo, sigue entre nosotros…”, afirma con una sonrisa cuando le preguntamos sobre la memoria de su abuelo.

“ME FIJO MUCHO EN LAS LETRAS, SOBRE TODO EN LAS QUE DICEN ALGO; LAS QUE TIENEN CONCIENCIA. ADEMÁS DE LA MÚSICA DE MI ABUELO, DISFRUTO CON LA DE JIMI HENDRIX, 2PAC, JOHN MAYER, BB KING… TENGO UN GUSTO DIVERSO”

 

El próximo 4 de junio Skip (es su nombre real) cumplirá 21 años, la mayoría de edad en los Estados Unidos. Propio de su edad, se le nota algo cortado y tímido a la hora de hablar y le cuesta responder a algunas de nuestras preguntas; ésta es una de las pocas entrevistas que concede desde que firmase por Island Records hace apenas unos meses. Island es el legendario sello británico-americano fundado por Chris Blackwell, Graeme Goodall y Leslie Kong en 1959 con sedes en Londres, Nueva York y Santa Mónica (California). “Mi abuelo estaba en (el sello) Island. Para mí es un honor, es como una continuación para una nueva generación”, explica Skip. “La verdad es que no he recibido otras ofertas. Island contactó conmigo y desde el principio todo fue sencillo, es como una familia”, añade. Blackwell fue quien firmó a Bob Marley y los Wailers a principios de los 70. Precisamente el mes que viene (junio) se conmemora el 40 aniversario del clásico Exodus (catalogado como mejor álbum del siglo XX por la prestigiosa revista TIME) con la publicación de cuatro reediciones especiales por parte de Island.

 

No hay duda de que Skip lleva la música en la sangre y ha heredado gran parte del talento y la destreza de su famoso abuelo, con el que guarda un cierto parecido físico más allá de los extensos dreadlocks (rastas) que cubren su cabeza. El piano y la guitarra, con la que suele componer sus canciones (como casi toda la familia según nos cuenta), fueron los dos primeros instrumentos que aprendió a tocar de forma autodidacta…aunque no son los únicos según nos desvela. “Toco la guitarra, el bajo, el piano y la batería. Y sigo aprendiendo. Tengo ganas de tocar algún instrumento de viento, como la flauta, el saxofón o la trompeta. Y también me gustaría aprender a tocar el violín u otro instrumento de cuerda”. Toda una declaración de intenciones para alguien que apenas acaba de iniciar su carrera profesional… Es lo que tiene apellidarse Marley y criarse en un entorno donde casi todos tus familiares componen, cantan, producen o saben tocar algún (o varios) instrumentos.

 

Mi objetivo es transmitir amor al público, hacer llegar mi mensaje a la gente. E intentar unir a los demás”  

SKIP MARLEY

En 2015 llegaría el momento de su debut oficial. “Cry To Me” fue la primera canción que editó como artista, bajo el paraguas de Tuff Gong. El tema, del que existe una versión completamente en español y que formó parte de la compilación Ghetto Youths Internacional Presents Set Up Shop Vol. 3, fue co-producido por Skip y el jamaiquino Paul Fakhourie (Lauryn Hill, Nas, Damian Marley). Su look sobrio (le gustan los tonos oscuros) a la vez que desaliñado llamó la atención de los ejecutivos de la marca americana de ropa Gap, quienes le escogieron para protagonizar la campaña publicitaria ‘1969 Denim’ (2016) cuyo lema era “live the spirit”. Un espíritu libre Skip, quien que no quiere que se le encasille en un género musical determinado ya que sus influencias provienen de muy diferentes estilos. “Tiene que existir la libertad, y la música es una expresión individual. No han de establecerse barreras; mi abuelo tenía influencias musicales muy eclécticas, por ejemplo. Y él influyó a otros muchos artistas de distintos géneros; por lo tanto es un círculo”, explica.

 

A principios de este año tuvo lo que podríamos llamar un ‘golpe de suerte’, de esos que te cambian la vida. La llamada de la estrella del pop Katy Perry iba a suponer su salto definitivo al circuito musical y, lo más importante, darse a conocer no sólo como el nieto de la leyenda del reggae sino también como Skip Marley. “Chained To The Rhythm” era el esperado regreso de Perry tras dos largos años alejada de los escenarios, y Skip había sido elegido por la artista californiana para participar en su nueva canción. “Todo fue muy sencillo. Katy estaba en el estudio y Max (Martin) puso mi canción ‘Lions’. A Katy parece que le gustó y dijo: ‘¿Quién es?’. En unos días recibí una llamada de ella para colaborar en su próximo single. Estoy muy agradecido a Katy por fijarse en mí para su proyecto, con un mensaje tan importante”, cuenta Skip. Unos meses después estaba actuando con Katy ante miles de personas en los BRITs 2017 en Londres (UK) y en la ceremonia de entrega de los Premios Grammy 2017 en Los Ángeles (California). “Ser capaz de transmitir ese mensaje frente a tanta gente es algo muy significativo. Es muy probable que no llegase a un público tan amplio si no contásemos con esa plataforma. Y cuando hay tanta gente contemplando lo que hacemos, muchos van a captar el mensaje.”

 

La música con sustancia y las letras conscientes fueron siempre las únicas ‘armas’ con las que Bob Marley luchó hasta el día de su fatídica muerte. Skip está seguro de querer seguir los pasos musicales de su abuelo y crear una música capaz de derribar cualquier tipo de muro y de motivar a la gente a mejorar el mundo en el que vivimos. “Es momento de estar unidos. Pero entre todos hemos de establecer un cambio. Solo así podremos vivir mejor”, comenta sobre cómo deberían de afrontar los problemas las nuevas generaciones. Su gusto musical es diverso y cita a Jimi Hendrix, 2Pac, John Mayer, BB King y Kendrick Lamar -con el que no le importaría grabar un joint album si él está dispuesto- entre sus principales influencias. A finales del pasado mes de febrero lanzaba “Lions”, el single que produjo con la ayuda del sueco Ilya Salmanzadeh y que le ha servido para estrenarse con Island Records. La intención de la canción siempre ha sido despertar a la gente, hacer que estén preparados y alerta. Un tema con conciencia, creo que es lo que hoy necesitamos en la música: transmitir un mensaje. Para que la música perdure en el tiempo, ha de transmitir un mensaje positivo”.

 

“TOCO LA GUITARRA, EL BAJO, EL PIANO Y LA BATERÍA. Y SIGO APRENDIENDO. TENGO GANAS DE TOCAR ALGÚN INSTRUMENTO DE VIENTO, COMO LA FLAUTA, EL SAXOFÓN O LA TROMPETA”

 

Con “Calm Down”, su más reciente canción, demuestra una vez más que está capacitado para asumir cualquier tipo de reto y que su objetivo es el de transmitir amor al público, hacer llegar su mensaje a la gente e intentar unir a los demás”. En el videoclip, dirigido por el neoyorquino Justin Francis (Alicia Keys, Demi Lovato), se recrea la icónica fotografía ‘The Flower Power’ (1967) de Bernie Boston colocando flores en los cañones de varios fusiles como una metáfora para difundir la violencia. “Siempre represento amor y unidad. Aunque llevar a la práctica esas ideas hoy día es difícil…”, afirma con algo de resignación. Finalizar la grabación del que será su primer larga duración, del que ya hemos podido escuchar los dos primeros adelantos, “Lions” y “Calm Down”, es ahora su mayor prioridad. Confía en tenerlo listo para este verano y nos habla de lo que vamos a poder encontrar en él. “El álbum contiene música con conciencia. Es una visión del mundo actual. Se trata de música para la gente, con sustancia. Hemos grabado algunas canciones aquí en Miami, otras en L.A., alguna en Suecia”.

 

Los Marley han sabido proteger y mantener vivo el legado musical que dejó Robert Nesta Marley. Varios de los tíos de Skip, Stephen, Ziggy, Damian (editará nuevo disco este verano), Julian y Ky-Mani, llevan décadas expandiendo la música reggae alrededor del mundo. Me encantaría. Espero que en el futuro podamos colaborar y hacer algo así. Un asunto familiar…”, responde cuando le comentamos la idea de grabar un álbum implicando a todas las generaciones Marley. Skip es el último gran talento de una larga saga y la garantía de que el apellido Marley seguirá perdurando a lo largo del tiempo… Y no es el único, su primo Joseph “Jo Mersa” Marley (26), hijo de Stephen, también ha hecho sus pinitos en el mundo de la música; en 2014 publicaba su primer EP (Comfortable). Sin perder de vista a su otra prima, Selah (18), la hija de Rohan Marley (otro de los hijos de Bob) y Lauryn Hill (ex The Fugees) quién también canta y que tiene un brillante porvenir como modelo; ya ha desfilado para Chanel y ha sido imagen de la última campaña de Ivy Park (la marca de Beyoncé). “Siempre se levantan muchas expectativas a nuestro alrededor, pero conozco cuáles son nuestras expectativas como familia. No existe presión, solo buscamos un objetivo”. El mundo necesita más artistas como Skip. Su abuelo estaría muy orgulloso de saber lo que está haciendo con su vida.

 

El single “Calm Down” (Tuff Gong/Island Records) ya está disponible en formato digital. Escúchalo en iTunes / Amazon / Spotify Tidal / Deezer