THEOPHILUS LONDON, arte no convencional | UMO Magazine
Fotografía by Karl Lagerfeld

 

Para unos, demasiado rapper para ser considerado una estrella del Pop; para otros, demasiado Pop y weird para ser considerado un simple artista de Hip-Hop. Desde su irrupción en escena hace casi siete años, Theophilus London ha sabido sacar partido al hecho de nadar entre dos aguas, y adivinar antes que casi nadie el creciente interés del mundo de las tendencias y la moda por el Hip-Hop y la cultura urbana.

 

Pero no te equivoques, aunque su vida social y musical lleven años retroalimentándose, el discurso musical de London es bastante más interesante que el personaje que desde hace años moldea con suma inteligencia. Su aparición en escena en 2008 con la mixtape “Jam” coincidió con la explosión del fenómeno Kid Cudi -con quien tantas veces se la ha comparado- y London añadió su nombre a la lista de artistas de Rap y Hip Hop que comenzaba a romper los clichés y tópicos que siempre hemos visto asociados al género.

 

Casi tan poliédrica y cambiante como su estilismo, su música ha crecido y evolucionado ante nuestros ojos, a través de un goteo de diversas mixtapes, un EP (“Lovers Holyday”) y un álbum debut (“Times Are Weird These Days”) hasta llegar al reciente VIBES (2014, Warner), con Kanye West como productor ejecutivo. Una presencia que él mismo, jugando al despiste, se había encargado de negar públicamente hasta casi la misma edición del disco.

En Norteamérica, todo el mundo está pendiente de Kanye, quieren llenar los blogs y webs con noticias suyas. No quería leer nada mientras trabajaba, simplemente limitarme a trabajar sin que nadie me molestase; por eso dije que solo se trataba de un rumor – T. LONDON

THEOPHILUS LONDON, arte no convencional | UMO Magazine
Fotografía by GAP

Al otro lado del teléfono, la voz de London transmite la indiferencia que se le presupone a cualquier diva que se precie. Pero a la vez, lo pausado y meditado de sus respuestas, nos muestran a alguien que mide sus palabras al milímetro, quizás preocupado por la imagen que transmite al público Hay quien cree que estoy en desfiles de moda o algo así pero me paso todo el día en el estudio, trabajando”. Así dibuja el largo proceso creativo que dio como resultado VIBES; un viaje extenuante que comenzó tal y como nos confesó, sin saber como concluiría. El concepto del álbum fue creciendo con la experiencia, no es algo que yo pudiese predecir desde un principio. Por eso se llama VIBES (Ambientes), porque todo el disco ‘se ambientó’ entre sí”.

 

Una explosión de creatividad que un tipo llamado Kanye West, se encargó de revisar y filtrar con la mayor de la exigencias. Grabé 50 canciones y Kanye sólo eligió 12 de ellas”, nos confiesa London, a quien poco a poco, la conversación transforma en un artista que comienza a disfrutar hablando de su trabajo. No me preocupaba lo que estaba creando sino ser capaz de poderlo crear de nuevo mentalmente. Por tanto, es difícil predecir cómo va a sonar un álbum desde el principio porque cambia constantemente… He trabajado en esta música durante dos años, cada día, 16 horas diarias”.

 

Su voz se ilumina al hablarnos de Leon Ware, una de las grandes sorpresas de VIBES, y por el que muestra una devoción casi religiosa. Siempre quise trabajar con Leon Ware, es uno de mis músicos favoritos de todos los tiempos (…) Es el jefe: Minnie Riperton, Isaac Hayes, Quincy Jones… He trabajado con alguien que tiene ese bagaje y Kanye también le respeta mucho, incluso le ha sampleado alguna vez. Leon ha sido una gran pieza de ese puzzle que es mi historia musical, haber trabajado con alguien con un alma tan pura como la suya ha cambiado mi vida de verdad”. Puede que por ello, nos reconozca que estamos ante su mejor obra hasta la fecha.

Es quizá la primera vez que he hecho realmente el disco que quería hacer desde 2009- Es la primera vez que estoy de verdad feliz con el resultado y quiero mostrarlo al mundo – T. LONDON

THEOPHILUS LONDON, arte no convencional | UMO Magazine
Fotografía by Karl Lagerfeld

Karl Lagerfeld es otro de los grandes nombres asociados a la elaboración de VIBES. Responsable de la portada y toda la parte visual del álbum, la aportación del diseñador alemán hace que London saque de nuevo pecho hablando de su disco.Sólo trabajo con lo mejor de lo mejor. Es una de mis personas favoritas y punto. No hablo sólo como diseñador, sino como persona”. Con el nombre de Lagerfeld por medio, entra su relación con el mundo de la moda en nuestra charla. Su cambio de actitud comienza a dejarnos claro que no es un tema del que le guste hablar demasiado. “Creo que es algo secundario. Por eso trabajo tan duro en mi música; sólo me preocupa eso y mis seguidores. Esta es mi segunda oportunidad, mi segundo trabajo, y me siento en control de la situación”.

 

Que la diva ha regresado es evidente. Con tono firme y seco asegura ser impermeable a la música y las tendencias que le rodean. No me fijo en ningún artista en este momento. Sólo me fijo en Kanye, Travi$ Scott y en mí mismo”. Dado sus repentino cambio de humor, nos preguntamos que le ha hecho el mundo para estar tan enfadado con él. “No me enfado ni me importa lo que la gente diga de mí. Como te he dicho, estoy en LA, en Palm Springs y me fijo en las bellas plantas que crecen a mi alrededor. ¿Por qué debo preocuparme de lo que la gente o los periodistas piensen de mí?”. Sin embargo, insiste de nuevo en explicarse “No quiero que pienses que estoy mosqueado ni nada de eso, ya te digo que no me importa lo que se diga de mí, no leo las entrevistas…”.

 

Nuestra conversación confirma lo que ya suponíamos. Theophilus London es un tipo tan honesto, único y lleno de aristas como su propia música. Genio y figura, no hay duda. Disfrutémoslo.

‘VIBES’ (Warner Bros.) ya está a la venta en formato físico y digital. Disfrútalo ahora en iTunes, Amazon, Spotify, Tidal o Deezer.