BEBE REXHA, la chica mala del Pop | UMO Magazine

bebelogo

bebelogo3

Cover Story, Mayo 2016
Texto por J RIVERA / DIRK DIGGLER
Fotos by OLIVIA MALONE

El 21 de abril no fue un jueves cualquiera. La inesperada muerte de Prince (1958-2016) marcó para siempre aquel fatídico día. A muchos nos cogió por sorpresa. Tan sólo una hora después de conocer la noticia, teníamos programada nuestra entrevista con Bebe Rexha (Brooklyn, 1989). La primera pregunta era más que evidente. Una impactada Bebe compartía con nosotros sus primeras impresiones. “Estaba en el gimnasio y mi entrenador dijo: ‘¡Dios, Prince ha muerto!’. Estoy trabajando en un proyecto muy chulo y quería colaborar con algunos de los artistas que más me han inspirado; la primera en quien pensé fue Lauryn Hill y luego en él, aunque creímos que no podría participar porque estaba enfermo. Pero si te digo la verdad, la noticia de su fallecimiento ha sido todo un shock para mí.” Ya algo más calmada nos comentaba acerca de la importancia de su figura. “Era un icono de la música y lo que lo hacía tan increíble era su modo de vestir: difuminaba las líneas entre lo que hombres y mujeres suelen vestir. Su música es sexy, divertida, con letras increíbles… Es muy triste perder a alguien de esa talla aunque su música permanecerá con nosotros para siempre.”

 

 

Unos días antes del fallecimiento de Prince, Bebe vivía su primera experiencia en el Coachella, uno de los macrofestivales musicales más importantes de la Costa Oeste que cada año reúne a miles de persones y a un gran número de celebrities. Acudió en calidad de espectadora y artista invitada. “Actuar con G-Eazy delante de 30.000 personas ha sido un momento impresionante; cuando estaba con él en el escenario me di cuenta de lo que supone tener un número uno en la lista Billboard. Fue un momento muy especial, llegué a emocionarme y si te digo la verdad, creo que ha sido el punto culminante de mi carrera hasta el momento. Espero que sea la antesala de todas las buenas cosas que están por venir. Fue un momento precioso.” La canción de la que habla es “Me, Myself & I”, que ella misma escribió pero que finalmente pasó a formar parte del repertorio del segundo álbum (When It’s Dark Out) del rapper de Oakland. “Compuse la canción en el piano y se la entregué a un DJ para que la produjese para el álbum. Cuando me entregó el remix tanto la discográfica como yo pensamos que no era el sonido correcto para mí, aunque la canción al piano nos seguía gustando. Se la mostré a G-Eazy y le encantó, quiso colaborar conmigo. Nos metimos en el estudio, hice la producción del tema junto a Michael Keenan y el resultado fue ‘Me Myself & I’. Desde el principio creímos en la canción aunque no pensé que fuese a tener tanto éxito. Y eso es lo bueno: hice una canción que me gusta y que acabó siendo un hit.”

El padre de Bebe, de origen albanés, llegó a Nueva York siendo muy joven, con 19 o 20 años. No tenía dinero pero quería servir de ayuda a su familia, buscar mejores oportunidades. Rexha es consciente de que si su padre no hubiese dejado Albania ella no habría sido capaz de forjarse una carrera en la música. “Me siento muy neoyorkina pero a la vez reconozco mi parte albanesa; es una cultura que también me ha marcado, es importante mantener piezas de ti, cosas que también te definen. Soy de New York pero estoy orgullosa de mi herencia cultural.” Han pasado más de 7 años desde que firmó su primer contrato discográfico, a los 19, aunque el sello (Decaydance) se deshiciera de ella más tarde. “En ese momento me centré un poco más en la composición y alguna de esas canciones se convirtió en hit para otros artistas. Eso me dio un cierto reconocimiento y me permitió continuar con mi carrera musical, siempre en busca de mis sueños. Hoy soy capaz de expresar todas mis inquietudes artísticas y me siento realizada, muy feliz y agradecida. Hago lo que de verdad me gusta; cada día al levantarme tengo que pellizcarme para comprobar que no estoy soñando. Poder interpretar tu música frente al público es una sensación increíble, y saber que tienes un efecto sobre sus vidas. Para mí es la mejor sensación que puede haber.”

“SIEMPRE ME HE CENTRADO EN EL UNIVERSO HIP-HOP A LA HORA DE ESCRIBIR CANCIONES Y POR ESO QUERÍA VOLVER A MIS RAÍCES, EVOLUCIONAR Y DEJAR ATRÁS LO NEGATIVO PARA SER EL TIPO DE MUJER QUE SIEMPRE HE QUERIDO SER”

bebelogo5

Desde sus primeros pasos con la banda Black Cards junto a Pete Wentz de Fall Out Boy allá por el 2009 hasta su fichaje por Warner Bros. Records en 2012, la evolución artística de Bebe Rexha ha sido una constante en su vida. “Siempre he querido ser una mujer sexy, libre. En mi anterior proyecto, el EP, era yo pero con ciertos matices; era una persona algo amargada porque salía de una situación personal complicada, intentaba encajar en un mundo que me resultaba hostil, era más una adolescente. Pero necesitaba un cambio y por eso me teñí de rubia; quería hacer música para bailar y volver a mis raíces.” Para ella, siendo de NY y tras haber compuesto canciones para Tinashe (“All Hands on Deck”) o Eminem y Rihanna (“The Monster”), este proceso ha sido de lo más natural. “Siempre me he centrado en el universo hip-hop a la hora de escribir canciones y por eso quería volver a mis raíces, evolucionar y dejar atrás lo negativo para ser el tipo de mujer que siempre he querido ser. No he dejado nada al azar: me he teñido el cabello y he hecho la música que quiero hacer, una música que me hace sentir bien y que me gusta escuchar. No me pongo límites, hago lo que me apetece en cada momento.”

 

Esta transformación también le ha hecho empezar a prestar mayor interés por el mundo fashion, y diseñadores como Louis Vuitton o Moschino han pasado a ser habituales en sus estilismos. “Si quieres que te diga la verdad, era un poco ‘chicazo’ hace unos años, la moda no me interesaba y solo me centraba en la música. Pero me he dado cuenta de que la moda, como la música, es una forma de expresión personal. La verdad es que estoy un poco obsesionada con la moda, con los colores, quiero divertirme con la moda como lo hago con mi música. No quiero que haya barreras de ninguna clase, en la vida tienes que expresar cómo eres, de forma creativa.” El cambio musical y estético de Rexha se aprecia en “No Broken Hearts”. Su nuevo single -inspirado en la dolorosa ruptura con un ex novio- con Nicki Minaj cuyo videoclip ambientado en los vídeos de finales de los 90 (Britney Spears, Missy Elliott…), dirigido por Dave Meyers, va camino de las 35 millones de reproducciones en menos de un mes. La relación con Minaj viene de lejos, cuando ambas colaboraron en el tema “Hey Mama” de David Guetta. “Pensé que Nicki sería un complemento perfecto para la canción, la llamé y al escucharla se unió sin pensarlo al proyecto. Grabó su rap y más tarde hicimos el vídeo… Fue una experiencia increíble, Nicki es también de NY; ella de Queens y yo de Brooklyn. Trabajar con ella es genial porque es una artista que admiro, en quien me fijo mucho. Además, todo el proceso fue muy divertido. No se puede pedir más.”

 

Antes de salir a escena siempre caliento la voz, es muy importante. Me tomo una taza de té con miel y limón, y antes de subirme a la tarima me relajo un poco y respiro hondo 

BEBE REXHA

“No Broken Hearts” se presenta como la piedra angular de un álbum debut (casi terminado) en el que Bebe ha estado trabajando durante 10 años. Grabado íntegramente en Los Ángeles, la que ahora es su segunda casa, lo más probable es que no se lance hasta el próximo verano. La artista neoyorquina no ha querido trabajar con demasiados productores, así que son el colectivo británico The Invisible Men -responsables de canciones para Jessie J, Charli XCX o Katy B- y el neozelandés Gladius (Justin Bieber, Afrojack) quienes se llevan la palma en el apartado sonoro. Tampoco es ningún secreto lo que podremos encontrar en este primer proyecto en solitario. “Hay muchas canciones rítmicas, con tintes R&B, pero también temas pop… Hablo de historias de la vida real, de mis amistades, de relaciones interpersonales, he trabajado en este álbum durante años y creo que el resultado final es honesto y real. Me lo he pasado muy bien durante todo el proceso y espero que el público también sea capaz de disfrutarlo.”

 

 

A pesar de que con las apariciones televisivas (Fallon, Jimmy Kimmel), actuaciones, festivales (LA Pride, KFEST) y compromisos varios es difícil encontrar un hueco en su agenda hoy en día, Bebe Rexha intenta sacar tiempo de donde puede para componer canciones ya sean para ella o para otros artistas, aunque asegura que no siempre es fácil. “Es duro. Porque cuando estoy en el autobús o en la habitación de mi hotel solo me apetece dormir… Tengo beats en el ordenador y trabajo sobre ellos, cuando llegue a L.A. espero meterme en el estudio para convertirlos en canciones. Es muy, muy duro componer cuando estás de gira.” En 2014 fue telonera de la gira americana de Nick Jonas y desde el pasado 5 de abril acompaña a la cantante inglesa Ellie Goulding en casi todas las fechas de su ‘Delirium Tour’ por EEUU. Todavía le queda un intenso mes de mayo por delante. “Sus seguidores me han dado mucho apoyo. Estar de gira con ella es toda una experiencia. Es compositora como yo y creo que sus fans saben apreciarlo. Toca delante de mucha gente y al principio estaba algo nerviosa, pero cada noche es una nueva experiencia. Solo puedo decir cosas positivas de esta gira, estoy muy agradecida por formar parte de ella. Cada noche hay mucha gente frente a mí que conoce mi música, mi historia, que me conoce a mí.”

 

 

Ser mujer en una industria tan competitiva y exigente como lo es la musical nunca fue fácil, pero posiblemente de un tiempo a esta parte las cosas estén cambiando. Su visibilidad ahora es mucho mayor a todos los niveles y poco a poco se han ido derribando todos esos estereotipos; ya no quieren ser ‘el sexo débil’, ni vivir en un segundo plano y tienen mucho que decir. Bebe siente que el momento es ahora, tanto para ella como para todas las jóvenes de su generación que estén dispuestas a alzar la voz y luchar por sus sueños. “No sé si alguna vez ha sido el momento correcto, pero ahora creo que lo es más que nunca. Estoy lista, me siento bien, tengo mucho positivismo y quiero que mi música salga a la luz. La música siempre ha sido mi prioridad y creo que ha llegado mi momento para brillar y que la gente conozca todo en lo que he trabajado hasta ahora. Espero que lo disfruten tanto como yo.”

 

“DESPUÉS DE LA GIRA CON NICK JONAS, FUI A L.A.; HABÍA ROTO CON MI NOVIO Y ESTABA MUY BAJA DE ÁNIMO. EN EL ESTUDIO DECIDÍ ESCRIBIR UN HIMNO QUE REFLEJASE MIS GANAS DE SALIR ADELANTE, SIN DEJAR QUE NADA NI NADIE TE PARE, SIN MIEDOS Y DISFRUTANDO DE LA VIDA. DE AHÍ SURGIÓ ‘NO BROKEN HEARTS'”

bebelogo5

Dos de los álbumes más esperados del próximo verano, Digital Distortion de Iggy Azalea y Last Year Was Complicated de Nick Jonas también contarán con la firma de Rexha. La newyorker ha compuesto dos canciones para Iggy, “Team” y “Three Day Weekend”, y una para su amigo Jonas, “Under You”. Además de su aportación vocal en el próximo single, “Name of Love”, del afamado deejay y productor holandés de música electrónica Martin Garrix. Son muy majos. Me siento muy afortunada de haber trabajado con personas tan amables, siempre quiero trabajar con gente así. Todos nosotros somos jóvenes y disfrutamos con lo que hacemos; me gusta trabajar con personas humildes, me siento agradecida de tenerlos a mi alrededor”, nos confiesa.

 

Sus colaboraciones con artistas de origen latino como Pitbull (“This Is Not A Drill”) y el colombiano Reykon (“All The Way”) han despertado cierto interés y, según nos comenta, no será ni la primera ni la última vez que trabaje con cantantes de habla hispana. Hace poco me ha llamado el manager de Daddy Yankee para hacer una canción con él. Pero he estado tan ocupada que aún no he podido responderle. Trabajar con Reykon fue genial, es alguien muy limpio y honesto. Creo que la comunidad latina es muy importante, siempre apoya mucho a sus artistas: si te siguen, te seguirán siempre. Espero colaborar con más artistas latinos en el futuro.” Una puerta que deja abierta y que podría servirle de trampolín para darse a conocer en Latinoamérica, en el caso de que su dueto con DY llegue a materializarse.

 

El barrio neoyorquino de Brooklyn siempre será su hogar. Fue la primera de su familia en nacer en territorio estadounidense. De eso hace ya 26 años. Cuando le preguntamos cuál es su rincón favorito no tiene que pensarlo mucho, The Burguer Bistro. Solamente tienen dos locales en la ciudad y los dos están en BK. “Es un pequeño local de Brooklyn que sirve unas hamburguesas riquísimas. Además, me encanta la salsa picante que ponen en sus patatas, que también coronan con salsa de queso azul. ¡Son increíbles! Cada vez que estoy en NY tengo que ir a comer allí.” Las raíces nunca se olvidan y Bebe Rexha sabe de dónde viene y, lo que es más importante, a dónde quiere ir. Al despedirnos de ella nos da la sensación de que todavía nos queda mucho por descubrir de esta nueva bad girl del Pop.

 

“No Broken Hearts” ya está disponible en formato digital. Disfrútalo en iTunes / Amazon / Spotify / Tidal / Deezer