Drake - VIEWS | Discos | UMOMAG

Drake

VIEWS

Young Money/Cash Money Records, 2016

Rap/RnB/Urban

Valoración: 7.5

Disponible en: iTunes

Views nace con una misión casi imposible. Así es la cruda realidad para un artista de éxito no sólo en el ámbito del hip-hop, sino referente básico a la hora de entender el nuevo Pop del siglo XXI. Nunca es suficiente hacer sólo un buen álbum: éste ha de ser siempre mejor que el anterior

Drake siempre ha asumido esta responsabilidad con los brazos abiertos; es más, parece haberse plantado en la escena desde el primer día con esa  idea en su cabeza. Por ello su evolución a lo largo de los años ha ido en una dirección clara, la de vertebrar una fórmula en constante crecimiento, sobre la que armar ese particular universo personal que conforma OVO y el Drakeismo, del que Views escribe una nueva etapa.

En lo musical, Drake incorpora en esta ocasión novedades tan interesantes como Nineteen85, productor a quien conocimos como fichaje de OVO gracias a su proyecto dvsn, a la vez que se aferra al núcleo duro en torno al que siempre ha girado su sonido, con Noah ’40’ Shebib y Boi-1da al frente. Con ellos, Drizzy se aventura con menos pudor que nunca en los ambientes sonoros caribeño y africano. “Controlla”, del que se cae Popcaan en relación a la versión filtrada previamente, “Too Good” al lado de Rihanna y sobre todo “One Dance” con la estrella nigeriana Wizkid y su brillante sampleo del “Do You Mind” de Kyla, son el vivo ejemplo de todo lo bueno que puede ofrecernos el canadiense tonteando con los recursos del afrobeat contemporáneo.

Pero Drake es por encima de todo un artesano, un creador de canciones moldeado por el RnB de la segunda mitad de los 90. Quizás por ello sea con la sedosa “Fire and Desire”, y su explícito sample del “I Dedicate (Pt III)” de Brandy, donde logre encajar todas las piezas de su mecano a la perfección, ofreciendo sin duda, uno de los pasajes más brillantes del disco. Como propina, nos regala la enésima y como siempre anecdótica colaboración post mortem de Pimp C (“Faithful”), una fugaz pero gozosa aparición de Future (“Grammys”) y su ya más que escuchado, pero no por ello menos extraordinario, “Hotline Bling”, encargado de cerrar el disco.

Si nos ponemos exigentes, no podemos negar que con Views nos enseña quizás, un juguete similar al que vimos hace tres años. Y aunque no logra el objetivo de superarse a si mismo, ha conseguido de nuevo reunir una soberbia colección de canciones, en toda la grandeza de esta palabra, que o mucho nos equivocamos o no dejarán de crecer en cada escucha. No es poca cosa.