Fotografía by Nate Taylor

Le conocimos como Juice en la serie ‘Sons of Anarchy’ (FX) y después como Shades en ‘Luke Cage’ (Netflix), ahora Theo Rossi (1975) ha tenido que aparcar -tan sólo momentáneamente- la pequeña pantalla para involucrarse en un proyecto cinematográfico con mucho sabor latino como ‘Lowriders’, película basada en la cultura de los cholos y el lowriding en la que comparte cartel con Demián Bichir, Eva Longoria y Gabriel Chavarria. Desde la ciudad que le vio nacer (NYC), nos cuenta cómo ha sido formar parte del elenco de este nuevo film, su excelente relación con el oscarizado Mahershala Ali (‘Moonlight’), la devoción que tiene por la saga ‘Star Wars’ y desvela algún que otro detalle de la esperada segunda temporada del héroe de Marvel Luke Cage.

 

UMO Magazine:: ¿Cómo ha sido la transición de trabajar en una serie como ‘Luke Cage’ a rodar una película como ‘Lowriders?

Theo Rossi: Es muy distinto. Hoy, si tienes suerte de participar en una serie de éxito, estarás en ella bastantes años; por ejemplo, ‘Sons of Anarchy’ ha durado casi ocho años. Durante una época bastante larga interpretas al mismo personaje, aprendes de él y sigues su trayectoria. En un film, por el contrario, todo ese proceso es más rápido; no suele durar más de dos o tres meses, vives toda su experiencia en un corto espacio de tiempo. En una película lo das todo en un período muy reducido y en una serie de TV vas ofreciendo pequeños detalles poco a poco, para dar forma a toda la vida del personaje. Además, en un film te separas del personaje rápidamente y en una serie tienes que vivir con él para siempre.


UMOMAG: ¿Tenías conocimiento de toda la cultura de los cholos y ‘Lowriders’ antes que te dieran el papel o te has tenido que emplear a fondo?

TR: Sí, claro. Viví 15 años en East LA (zona este de Los Ángeles), aunque nací en Nueva York. Por tanto, cada fin de semana estuve expuesto a la cultura lowrider, y un show como ‘Sons of Anarchy’ tiene cierto paralelismo con eso, al estar centrado en la cultura de los moteros. Siempre me han interesado mucho las subculturas, sobre todo las que tienen una rica historia detrás. Antes de ‘Sons of Anarchy’ la gente no sabía mucho de la cultura de las motos, y ahora todo el mundo la conoce. Antes de ‘8 Mile’, mucha gente no conocía esa faceta del hip-hop y ahora todo el mundo está familiarizado con ella. Creo que va a ocurrir lo mismo ahora con el lowriding; hay diferentes comunidades que pertenecen a esa cultura en todo el mundo, no es algo localizado. Cuando veas la película, te darás cuenta de que no es algo específico de una etnia o grupo social; es muy bonito ver su origen, de dónde viene… Viene de la familia. Hay mucha gente que no lo sabe, y que solo lo conoce por un videojuego; no conocen la historia, el porqué de los murales o por qué ocurren ciertas cosas. Para mí es un gran honor estar involucrado en un proyecto que da respuesta a todo eso.

UMOMAG: ¿Cuéntanos acerca de tu papel de Ghost en la película? ¿Alguno de los tatuajes que llevas son de verdad?

TR: Mi hermano es como el prototipo de chaval actual, que hace skate y graffiti… Es un reflejo del mundo. Son gente que vive la vida y se divierte sin más, y su padre Miguel es un poco más de la vieja escuela, con un pensamiento más tradicional. Cuando su otro hijo (mi personaje) vuelve de prisión, llega cargado de ira y quiere hacer las cosas de un modo determinado. Es una historia sobre la familia, sobre las relaciones entre padres e hijos y es algo que ha significado mucho para mí porque mi padre biológico y yo tuvimos una relación muy tensa. Murió cuando yo era muy joven y tuvimos poco contacto, pero ahora pienso en cosas que me hubiera gustado decirle antes de que falleciese; en este film he podido exorcizar parte de ello porque tengo una relación con mi padre, Miguel, llena de problemas por su mentalidad chapada a la antigua.

¡Algunos sí! (Risas). Quizá tengo más tatuajes de los que debería para ser actor… Aunque no tantos como mi personaje en la película. Muchos de los tatuajes que llevo en el film fueron realizados por Mr. Cartoon, uno de los mejores tatuadores del mundo, y una de las razones por las que existe esta película. Es el catalizador en cierto modo, y contar con su arte en tu cuerpo es algo muy importante para mí, por muchas razones. Ahora tengo más tatuajes de los que tenía al empezar a rodar la película (sonríe).

Fotografía by Justin Lubin

UMOMAG: Ya interpretaste en el pasado a un personaje latino como Juice en la serie ‘Sons of Anarchy’. ¿Te ha sido de ayuda de algún modo para rodar ‘Lowriders’?

TR: Juice también formaba parte de esa subcultura. Era una especie de inadaptado, alguien apartado de la sociedad. Creo que muchas de estas subculturas siempre se han percibido como algo fuera de la ley y ahora cada vez se conocen más y toman mayor protagonismo. Hace no tanto tiempo, la gente que leía cómics era considerada un bicho raro porque no todo el mundo lo hacía, pero ahora está de moda. Ha ocurrido lo mismo con el hip-hop: crecí en New York en medio de la revolución hip-hop, y quienes escuchábamos esa música éramos considerados diferentes, de la calle o incluso gangsters. Pero ahora todo el mundo escucha hip-hop. Y si hablamos de la cultura de las motos, es la misma historia; mucha gente no entiende lo que no conoce. Y lo que hacemos con estas series de TV o estas películas es mostrar a la gente, de modo entretenido y real, una cara de la cultura que no conocen. Sons of Anarchy me preparó para poder contar una historia de modo muy real y estoy orgulloso de ello.

UMOMAG: ¿Qué tal la conexión en el set de rodaje con Demián Bichir y Eva Longoria? ¿Has aprendido muchas palabras en español?

TR: Cuando crecí, la mitad de mi familia hablaba español y la otra mitad árabe e italiano. Soy la segunda generación de inmigrantes de diferentes etnias, y estoy orgulloso de ello. Vengo de una época diferente; cuando nuestras familias llegaban a New York, querían que sus hijos hablasen inglés (sonríe). Querían que nos aclimatásemos a la cultura norteamericana; algunos de mis familiares llegaron a hacer determinadas cosas únicamente por encajar y ahora me parece divertido. Porque ahora la gente se siente más orgullosa de su herencia étnica y le gusta destacar las diferencias. En la película, me he sentido muy bien trabajando con Demián, con Eva; son gente a quienes admiro, respeto mucho su trabajo. Eva es una persona increíble, me gusta su enfoque de la vida, su filantropía, su marca… Estar en una escena junto a Demián y ver todo su potencial en funcionamiento es un honor.

MUCHOS DE LOS TATUAJES QUE LLEVO EN EL FILM FUERON REALIZADOS POR MR. CARTOON, UNO DE LOS MEJORES TATUADORES DEL MUNDO”

UMOMAG: Volviendo a ‘Luke Cage’, en el que hiciste un gran trabajo como Shades. ¿Cómo ha sido trabajar al lado de un tipo como Mahershala Ali? ¿Esperabas que le dieran el Oscar por ‘Moonlight’?

TR: ¡Gracias! Espera y verás… (Risas). Moonlight es una de las mejores películas que he visto en mucho tiempo porque no solo es importante, sino que además está realizada con un gusto exquisito. Mahershala es una de las personas de este negocio que se merece todo porque es como un diamante en un negocio que no siempre es lo mejor. Nos lo hemos pasado en grande en ‘Luke Cage’ porque él era seguidor de ‘Sons of Anarchy’ y yo de ‘House of Cards’; además, durante el rodaje de ‘Luke Cage’, él rodaba también ‘Moonlight’ en Florida durante el fin de semana y cada Lunes me contaba cosas de la película, lo interesante que era y lo orgulloso que estaba de ella. Por tanto, en cierto modo estuve allí con él durante el rodaje de la película; cuando vi el resultado final me encantó, me pareció increíble y bella. Él se merece todo, y no solo él, sino también Alfre Woodard que ha sido nominada al Óscar y que lleva una eternidad en esta profesión. He tenido mucha suerte de trabajar con todos ellos porque me hacen mejor en mi trabajo. Es como si tienes una buena pareja de baile, siempre bailas mejor.

UMOMAG: Sabemos que la segunda temporada no se estrenará hasta 2018. ¿Ya habéis comenzado el rodaje? ¿Algo que nos puedas adelantar en exclusiva?

TR:Empezamos en un par de semanas. Estoy con muchas ganas por el modo en que acabó la primera temporada, por lo que se vio. Shades es un personaje muy astuto, un estafador, un poco vividor, pero ahora tendremos la oportunidad de conocerlo mejor, de explorar más de qué está hecho en realidad.

Fotografía by Netflix

UMOMAG: Hablando de música, ¿qué suele llevar Theo Rossi en el coche o su móvil cuando está de viaje?

TR: Esta mañana escuchaba a la cantante francesa Edith Piaf, una de mis favoritas. Crecí escuchando hip-hop, ha sido la banda sonora de mi vida; pero también me han gustado siempre los clásicos, el Doo-Wop, Motown… Ahora tengo un hijo pequeño y escucho cosas como (la canción infantil) “Twinkle, Twinkle, Little Star” unas 50 veces al día, ¡es lo que ahora escucho! (Risas).

UMOMAG: Está comprobado que se te dan bastante bien los papeles de tipos duros. ¿Qué otro rol te gustaría interpretar y todavía nos has podido hacerlo?

TR:Me gustaría hacer una comedia romántica. (Risas). No hay que estar todo el día matando gente o cosas así, ¡me encantaría ir a trabajar y estar tranquilo tomando un café con una chica guapa! (Más risas). Una película donde pueda vestir bien, ir bien peinado, tomarme un espresso… Sería algo interesante de hacer.

Fotografía by Justin Lubin

UMOMAG: ¿A qué director o proyecto nunca le dirías que no si te llamase para trabajar con él o en él?

TR:Soy un tremendo seguidor de ‘Star Wars’ y me encantaría formar parte de esa saga. He crecido con ‘Star Wars’, siempre me ha gustado mucho. Si hablamos de remakes, no sé… La verdad es que me gustan los originales e intento ceñirme a ellos. En todo caso, como te digo, me gustaría participar en una extensión de algo como ‘Star Wars’. Creo que hay cosas que es mejor no tocar, pero si a la industria le gusta hacer remakes, es lo que hay.

UMOMAG: Además de la interpretación, el deporte y la vida saludable son otros de tus puntos fuertes. ¿Crees que poco a poco se va cambiando la tendencia y cada vez más gente practica deporte y cuida su alimentación?

TR: Sí, creo que la cosa está mejorando. Puedes ejercitar todo lo que te apetezca. He participado en maratones y en distintos tipos de carreras, pero lo más importante es quizá lo que comemos, lo que damos a nuestro cuerpo. Y además, nuestro modo de vivir; no solo hay que comer de manera saludable, sino vivir de modo saludable. Hay que socializar más, ser más amable con los demás; sonreír es una de las cosas más saludables que existen, es conveniente hacerlo más. Me gusta hablar de un estilo de vida saludable en términos generales; estar sano no es solo comer brécol todo el día o ir dos horas al gimnasio, supone bailar, reír… Hay gente que lo hace, pero sigue habiendo quienes viven pegados al teléfono mientras comen una bolsa de patatas. Creo que tenemos que cuidar de nosotros mismos, de nuestro mundo, del planeta; en ese sentido, intento ser un buen ejemplo para mi hijo.

Traducción: Dirk Diggler