Llegaron las fiestas decembrinas y con ellas, uno de los festivales más emblemáticos de México, hablamos del festival TRÓPICO (de Grupo Archipiélago).

Acapulco, Guerrero es la sede de esta especial celebración de tres días de duración donde convergen música, arena, mar, pool parties, proyectos artesanales, trajes de baño, amigos, calor y mucho baile. Celebrando su quinto aniversario y desde la revelación del cartel, se sentía que este año iba a ser especial y vaya que sí lo fue.



Con Instalaciones de primer nivel y un servicio de primera llegamos a esta aventura que tanto prometía. La productora española AWWZ fue la encargada de dar la bienvenida al festival en la primera pool party, con su arraigado sonido ‘showermusic’ fue ideal para dar paso a la gran fiesta que apenas comenzaba. Alistando la noche, disfrutamos el momento con Teen Flirt, cerrando el Escenario Pepsi Pool y abriendo la pista con “Good Times” de Jamie XX, fue desenvolviéndose su sonido característico, una mezcla entre hip hop, trap con ritmos latinos, en un ambiente íntimo y fresco, la noche era larga y todos lo sabíamos.


En el Escenario Trópico, era tiempo de una leyenda… Dixon. Empezando su set de una manera majestuosa, un inicio minimalista y lleno de texturas, era sólo el inicio de envolvernos en un viaje donde mezcló tracks de otros grandes como son Claude VonStroke o Vermont, llevándonos por el deep Techno, Tech House, acompañado de percusiones de afrohouse y siempre siguiendo esa línea obscura y groovy que tanto lo caracterizan. Sin duda TRÓPICO había comenzado.



Terminando con el último respiro del VIERNES, nos juntamos todos en el Escenario Adidas para ser testigos de los sonidos hipnóticos y melódicos del dúo de productores alemanes Âme, haciendo su debut en Trópico con un live act, atmosférico, lleno de bajos que estremecían la piel y donde nadie pudo resistirse y moverse a bailar, seguro uno de los highlights del festival, dejando con ganas de más a más de uno (incluyéndonos), por supuesto nos encantaría que regresara en alguna otra edición…


Pero no todo es fiesta en Trópico, el festival cuenta con diversas actividades por parte de sus patrocinadores, desde Adidas realizando dinámicas para regalar productos o Aeroméxico con su zona de descanso y trampolines en la playa igualmente un punto en contra de casi todos los festivales son los precios de lo que venden, desde la comida (170 pesos una hamburguesa sencilla) o el hecho de que no puedan brindar agua a los asistentes, costando 35 pesos la botella más barata.



Retomando al lado musical, el SÁBADO fue el día fuerte, con grandes presentaciones y aunque se hace complicado ver todos los actos, hablaremos de algunos de ellos. Uno de los más esperados fue sin duda el del músico californiano Thundercat. “Guys, you’re very drunk right now” fueron las primeras palabras de Stephen Bruner al inicio de su show, con su ya conocido virtuosismo. Otro acto imperdible de este año, sonido característico de acid jazz. Desde los primeros acordes fuimos testigos de un show único, con joyas de su material de este año como “Them Changes” o “Show You The Way” hasta otras de material pasado como “Tron Song”. Fue el soundtrack perfecto para cerrar el atardecer y dar pauta a una noche llena de sorpresas…


Después de algunos problemas con el audio, estamos de vuelta en el Escenario Adidas, con uno de los artistas que la rompieron durante el 2017, desde Guatemala, Jesse Baez, con su TrapnB seductor, subió aún más la temperatura que ya no era un problema en esta parte de la noche. Al coro de “Decile” y “Frecuencias” la energía era cada vez más grande, aunque lamentablemente el tiempo de acto se acortó, tuvimos la suerte de escuchar el estreno de la recién salida “SWOOSH” con su nuevo ‘partner in crime’ Fuego para despedirse con “Apaga La Luz” a todo lo que daba.



Con la vibra en alto, le tocaba a Fuego, empezando con un remix de “Una Vaina Loca” para seguir esa dosis de buen trap/rap latino, desde Miami, el dominicano interpretó temas sólidos, enloqueciendo el dancefloor, con rolas (canciones) como “Cuando Suena El Bling” y “35 Pa’ Las Doce”. Fue una de las grandes sorpresas de este año que, claramente, reafirmó que el género urbano está en todos lados y cada vez tomando más fuerza en festivales de talla internacional, TRÓPICO como prueba de ello.


Cayendo la noche era el turno del británico Marcus Marr que volvió a traer vida al Escenario Adidas, con un set dinámico, llevándonos por un buen groove de matices entre House, funk y un poderoso bassline, siendo un parteaguas del sábado, adentrándonos a una noche que no pintaba para nada más que para recordar.



Siendo ya las 4:10 am la fiesta aún estaba lejos de terminar, siendo el turno del español Pional, quién fue el encargado de regresarnos al Escenario Playa, y de qué forma, con un set melódico y espacial. Fue un viaje lleno de grandes tracks, de maestros como Romman Flugel o Dj Koze por mencionar algunos… no cabe duda que fue un pilar en nuestra carrera para llegar al amanecer.


Tras un amanecer lleno de energía en la playa, el DOMINGO era diferente, con más personas que años anteriores, era una mañana radiante y con beats tropicales de la mano del productor y beatboxer norteamericano Flamingosis, en una de las últimas pool parties, fue perfecto para seguir con esa línea fresca y tropical que tanto disfrutamos. Clásicos tracks de Disco o Vintage Funk. Estábamos más que despiertos, rodeados de nuevos conocidos, amigos y mucha buena música…

Influenciado por Stevie Wonder, Prince y James Blake fue el momento de ver en acción al multiinstrumentista neoyorquino Gabriel Garzón-Montano en el Escenario Playa, para meternos en su universo de Future Soul y R&B acompañado con una batería estridente. Bajándose del escenario para cantar su tema “Crowl” (incluido en su álbum debut Jardín) alrededor del público e interpretando otros temas como “Keep On Running”, “Six Eight”. Fue un momento único, con el fondo de una puesta de sol que sólo Acapulco puede ofrecer.


Nuestra aventura llegó a su fin, un fin de semana para recordar y una completa experiencia, donde hay de todo para todos: Rock, Electrónica, World Music, Trap, Reggaeton, Soul, etc. Ya sea por la música, el ambiente o simplemente ir a la playa, incuestionablemente estar en TRÓPICO es pasar tres días en el paraíso.



Texto: Francisco Granados

Fotografías: Gabriel Selassie

Agradecimientos: Tapemusic