SECH

El Increíble Perfeccionista

Cover Story, OCTUBRE 2020
Texto by JOSE MANUEL GUZMAN (@josemadieci8)
Fotos by LUIS A. MARZQUEZ ‘VOMBA’ (@vombagram)
Diseño/ilustración by ANDRÉS BARRIOS (@andresbarrioshoot)

 

“La presión es algo constante, en verdad, siempre está ahí, pero no es que he pensado en retirarme. Sí hay días en los que tengo mis bajones, pero retirarme… ¡Nunca!”, promete Sech, En menos de tres años, en los que que su carrera tomó vuelo internacional, hemos disfrutado del progreso de mayor constancia de la nueva era del reggaetón. A sus 26 años, ya puede jactarse de tener, cinco nominaciones al Latin Grammy; casi tantas visualizaciones en YouTube como personas en el mundo; y el respeto de leyendas del género. Pero, para el autoexigente panameño, no es suficiente. De hecho, cuando cumple una meta, ya está fijándose otras dos o tres, y cuando alcance esas, repetirá el proceso. Es su naturaleza. Conversamos con él, el mismo día en el que se anunciaron sus dos nominaciones a los Latin Grammy 2020. Una es por Mejor Interpretación Reggaetón, gracias a “Si Te Vas”, su dueto con Ozuna. En la otra, como Mejor Álbum de Música Urbana, se mide su disco “1 of 1” (2020, Rich Music). En ambas categorías, compite por segundo año consecutivo. “Soy una persona que siempre está puesta para mucho. Los bajones que tengo son porque yo me exijo demasiado. Por ejemplo: me llegan dos nominaciones para los Grammy, y estoy bien contento, pero siempre digo, ‘el otro año tienen que ser más’. Soy bien duro conmigo mismo, ¿me comprendes?”, señala.

Concedió la entrevista vía virtual desde su casa en Panamá, y de fondo tenía su colección de zapatillas, como digno sneakerhead. “Me gustan mucho las Off-White Chicago 1, y las UNC PE que son algo bien especial”, destaca, hablando de su afán por las Jordan, aunque aclara que su pasión abarca otras marcas. Hizo de su afición un modelo de negocios, y a finales del 2019, abrió una boutique de streetwear en San Miguelito, Panamá. Lleva por nombre El Bloke, título que comparte con una barbería que también inauguró el año pasado y, más relevante, con el equipo que lo rodea en su carrera musical. Un pequeño conglomerado que podría convertirlo en el fundador de un emporio en su país. Carlos Isaías Morales -el nombre real de Sech- nació el tres de diciembre de 1993, en Río Bajo, Panamá. Siendo hijo de un pastor, se formó en la iglesia. Allí aprendió a cantar y a tocar el piano, y un poco de guitarra, bajo, y batería, aunque el virtuoso de este último instrumento era su hermano, quien actualmente es su baterista. El interés de Sech por la música fue impactado cuando la música de El General entró por sus oídos.

Desde hace casi 15 años, Edgardo Franco, antes conocido como El General, retornó a sus creencias de testigo de Jehová, y reniega la música que alguna vez hizo. Sobre la reformación religiosa del icono panameño, y de los hombres que alguna vez se apodaron Julio Voltio y Héctor el Father, el cantautor opina que: “Lo mío es entre Dios y yo. Es bien personal, siempre oro. La música es otra vuelta aparte. Solamente Dios sabe lo que va a pasar, y el momento en el que sucede. Si algún día (le pasa lo mismo), seguro que se van a dar cuenta”. El General, debatiblemente, fue uno de los últimos artistas panameños de música urbana en tener una trayectoria imponente. La Factoría y los Cuentos de la Cripta de El Chombo tuvieron lapsos interesantes, pero el paso por la fama internacional de otros compatriotas, como Nigga (DJ Flex), Makano, y Mach & Daddy, fue fugaz. El reconocimiento masivo internacional del cual gozaron, fue fugaz. Para Sech, ser el número 1 de Panamá es un orgullo y una presión, a la vez. “Siempre sale (un panameño) cada cierto tiempo, que hace una bulla grande. Le doy gracias a Dios que yo me he podido mantener más tiempo, y he hecho más cosas que otros, pero yo sé que el siguiente va a hacer más que yo, y así”, asegura.

“SIENTO QUE EL ÁLBUM (1 OF 1) FUE UNA META PARA MÍ. ESTÁBAMOS EN PLENA CUARENTENA, LAS COSAS NO ESTABAN BIEN. EN VERDAD CREO QUE ME ARRIESGUÉ UN POCO; NO TENÍA VÍDEOS, UNA FORMA COMO QUE BIEN BIEN DE TRABAJAR MI ÁLBUM, LAS ENTREVISTAS… UNO TIENE QUE ESTAR FULL PLANIFICADO Y EN VERDAD TODO EL MUNDO ME DIJO ‘ESPERA UN POCO’, Y YO ‘NO, VAMOS PA’ LA CALLE’. Y NA’, LA GENTE ME APOYÓ BRUTAL Y MIRA HASTA DONDE LLEGAMOS” – SECH

El compositor y productor no deja de anticiparse. Resalta que hay muchísimo talento prometedor en Panamá, mencionando especialmente a El Boza, Akim, BCA, y YoungLuigi. “Todo el mundo me mete la presión full si hago algo mal, pero trato de cogerla con calma, y he llevado las cosas bien hasta el momento. He ayudado en muchísimas cosas, a muchos colegas del país, y en silencio. Eso es lo mío, siempre en silencio, porque, ¿para qué voy a ayudar y alardear? No estoy haciendo nada de corazón si lo hago así”, destaca. Él conoce de primera mano las maravillas que pueden hacer las colaboraciones indicadas por un artista nuevo. La canción por la que decidió no dejar de canta, “El Kabreo de tu Pollo”, fue un remix con artistas regionales. Coqueteó con lo internacional junto a Justin Quiles en “Tu Pollo”, y en el remix de “Miss Lonely”, de nuevo con Quiles y De La Ghetto; hasta que tocó las estrellas, junto a Darell, con “Otro Trago”. Le siguieron otras colaboraciones extremadamente exitosas, y algunos hits individuales que fueron bien recibidos, pero con la llegada del 2020, Sech, como siempre, quería más. “Mi meta de este año era pegar un tema solo, sin ningún colega. Cuando pasé esa barrera, me sentí bien contento”, declara, refiriéndose a “Relación”. Escuchada casi 500 millones de veces, entre YouTube y Spotify, se convirtió en el esfuerzo solista de mayor repercusión del panameño.

“Relación” fue uno de los sencillos del álbum nominado al Grammy Latino, 1 of 1, estrenado por el panameño el 21 de mayo del 2020. Para el momento del lanzamiento, el futuro de la industria musical, así como el del mundo entero, era incierto. El jefe de El Bloke tampoco tenía vídeos para las canciones, pero fiel a su convicción siguió adelante, pues, en ocasiones, los riesgos son necesarios para alcanzar la perfección. “Estábamos en plena cuarentena, las cosas no estaban bien, y creo que me arriesgué un poco. No tenía videos, ni estaba full planificado. Todo el mundo me decía que esperara, pero yo dije vamos para la calle. La gente me apoyó a brutal, y mira lo lejos que llegamos”, celebra. Sobre sus motivaciones, agrega que: “era un álbum que tenía en mente hacer hace mucho tiempo, de música variada (…) la fecha ya estaba ready, y no me quería atrasar en los proyectos que tengo antes de terminar el año. También siento que la gente necesitaba música. Era un momento en el que uno estaba en su casa, y en verdad los fanáticos siempre están para mí. No es un gran apoyo el que yo doy, pero yo sé que los fanáticos iban a estar en su casa escuchando música, escuchando la motivación y los mensajes que yo siempre doy”.

Soy una persona bien relax y bien serio en lo que es la música. A veces me tomo a pecho cualquier cosa que haga, hasta cuando juego a FIFA”
SECH

Agradece a Dios, porque gracias a que tomó el riesgo, el álbum se anotó victorias en lo comercial y en lo crítico. Sech asoma una ligera frustración porque el disco fue opacado por los sencillos. “Aunque se enfocaron en dos o tres temas full, como quiera a la gente le gustó el álbum. Creo que ‘Relación’ fue como que demasiado, y no dejó que otras canciones explotaran tanto”, observa. Asimismo, recalca que su canción favorita del proyecto es “Casino”, y pide que la escuchen. Es indiscutible que el éxito de “Relación” superó a cualquier otra canción del álbum, pero nadie esperaba lo que venía. Como un RKO de la nada, el panameño unió a cuatro potencias en el remix. Daddy Yankee, Rosalía, J Balvin y Farruko, se lucieron exorbitantemente en una remodelada pista de la original, con cambios de ritmos que complementaron el llamativo estilo de cada vocalista. Sobre el origen de la mezcla, reconoce que “no fue fácil unirlos”. “A los compañeros les gustaba el tema, y comencé a decirles, ‘por favor, esta vez haz esto’. A veces quería cambiar cosas, y el tema ya estaba listo. Fue algo un poco difícil, pero al final valió la pena. Los compañeros estaban a disposición, todo el mundo activo. Gracias a Dios, salió divino”.

Quedó tan bien que Sech prefirió no agregar un verso, y quedarse en el coro. “Es que yo siento que ya yo había hecho lo que tenía que hacer. Tampoco quería que la canción fuera tan larga, porque meter otro verso mío iba a alargar el tema unos buenos segundos. No te miento, sí iba a hacer un chanteo nuevo, pero los chanteos de los colegas estaban brutales. El último día, la escuché así, me gustó, y dije, ‘vamos pa’ la calle así mismo’”. Gracias a “Relación”, se marcó un hito en la historia de la música hispana: fue la primera vez que Rosalía y Daddy Yankee cantaron en una misma canción. El panameño se considera el “cupido” de la música por hacerlo posible. El vídeo se grabó en Miami, bajo la dirección del ambicioso Fernando Lugo, con horas y días de separación para que cada artista grabara, debido a la “nueva normalidad” establecida en aras de la lucha contra la pandemia. Aunque no pudieron compartir escenas con sus colaboradores, el autor de “Miss Lonely” describe la experiencia como “brutal”.

Sech ha tenido que aprender a adaptarse sobre la marcha a este cambio en la forma de hacer las cosas. Participó en el revolucionario concierto de Bad Bunny por stream, Uforia Live, cantando “Ignorantes”. Acerca del proceso de producción, cuenta que, “grabé en Panamá ese día. Fue algo bien brutal, con mucha energía. Tenía en mi mente a las personas, no los tenía al frente, pero sé que mucha gente me estaba escuchando, así que canté con el corazón. Y también mostré algo de mi hermoso país”. Extraña los escenarios, y el encuentro cara a cara con el público, y anhela el momento en el que pueda debutar en vivo los temas, “Sigues con Él”, “Ignorantes”, “Relación”, y “Definitivamente”. Sin embargo, su mente no se detiene en lo que no ha sido, en cambio, se enfoca en lo que será. Sobre su futuro inmediato, asoma que tiene una sorpresa para el último trimestre del año, y da como pista el número 42. En su Instagram, tiene de portada de historias destacadas, una foto del beisbolista panameño Mariano Rivera, que se hizo una leyenda viviente usando la camiseta 42 como lanzador de los Yanquis de Nueva York.

“TODO EL MUNDO ME METE LA PRESIÓN FULL SI HAGO ALGO MAL, PERO TRATO DE COGERLA CON CALMA, Y HE LLEVADO LAS COSAS BIEN HASTA EL MOMENTO. HE AYUDADO EN MUCHÍSIMAS COSAS, A MUCHOS COLEGAS DEL PAÍS, Y EN SILENCIO. ESO ES LO MÍO, SIEMPRE EN SILENCIO, PORQUE, ¿PARA QUÉ VOY A AYUDAR Y ALARDEAR? NO ESTOY HACIENDO NADA DE CORAZÓN SI LO HAGO ASÍ” – SECH

De igual forma, el autodenominado Hulk de los Avengers del reggaetón, confirma que están trabajando en la secuela de The Academy (2019). “El primero fue un palazo, y si vas a hacer un volumen dos, no te la puedes jugar. Hay que hacerlo súper bien”, resalta. Publicado a través de la dicográfica Rich Music LTD, The Academy reunió a Sech con Dalex, Justin Quiles, Feid, Lenny Tavarez, y el productor Dímelo Flow, en el despliegue de neo-reggaetón con toques nostálgicos más fresco de la historia reciente. A partir del 2018, el ascenso de Rich Music ha sido meteórico, pero el imparable progreso este año tiene un valor significativo. Desde el 8 de enero, el CEO y fundador de la disquera, Rich Méndez, está “fuera de juego” por sus problemas legales con la hacienda americana. No obstante, según lo reportado por Billboard, a Méndez se le permite seguir ejerciendo sus funciones a pesar de las circunstancias y tiene en Josh, su hijo, a su hombre de confianza al frente del label con sede en el barrio de Wynwood (Miami). “Siento que esto es una familia”, declara Sech sobre la disquera. “Como familia, todo el mundo se apoya, en las buenas y en las malas, en las altas y en las bajas. Creo que todo el equipo de trabajo se ha mantenido firme, seguimos trabajando con el mismo corazón, y ahí está el resultado gracias a Dios, mi rey”, replica.

A Carlos Isaías se le desborda la buena energía y la humildad. Agradece que ha encontrado personas maravillosas en la música, a las que hoy considera amigos. Uno de sus pasatiempos favoritos es jugar al FIFA. Es hincha del FC Barcelona, y ha seguido de cerca el drama entre Lionel Messi y el club. Pasa sus días escribiendo metáforas y rimas ocurrentes que se le ocurren en el día a día, y luego, cuando toca crear una canción, crea la letra a partir de una de esas ideas. Sí, tiene su teléfono lleno de frases como, “tú eres como el casino, a veces gano, pero casi no”, y “defendí este amor como Sergio Ramos y Marcelo”. Su peso no es una prioridad. Asevera que, si alguna vez decide bajarlo, será por temas de salud, pero nunca por estética. “Yo he rebajado dos veces en la vida, o sea, que sí tengo la disciplina para hacerlo (…) pero, yo creo que Dios me permitió romper muchas barreras, así como soy. Mucha gente se apoyó en eso. Si sale otro gordito ahora mismo en la música, moreno o del color que sea, la gente no va a ver eso, ahora van a decir, ‘vamos a escucharlo a ver si tiene talento’”. Parafraseando cierta canción: ahora todo cambió, les toca a ellos.

El álbum 1 of 1 (Rich Music) de SECH ya está disponible
Disfrútalo en Apple Music Spotify / Amazon / Tidal / Deezer