BFlecha

BETA

Arkestra Discos, 2013

R&B/Electrónica/Pop

Valoración: 8.5

Disponible en: Amazon | Itunes

Pero, mucho más allá de vacías etiquetas, el discurso de artistas como BFlecha o Mwëslee, sus dos principales estandartes, viene a demostrar que los caminos de la supuesta vanguardia y el de la música urbana mainstream internacional, hace tiempo que se han entrecruzado.Para los que ya habíamos escuchado su Ceja de Carnival (2010) o Quasi Naves (2012), Beta no resulta desde luego una sorpresa. El colectivo, y ahora sello, Arkestra llevaba ya tiempo ofreciendo alguno de los mejores ejemplos de ese supuesto hip-hop “electrónico” o música urbana “alternativa”, que hemos escuchado en este país en años.

En Beta nos encontramos una apuesta por el R&B contemporáneo, de ese tan difícil de escuchar en este país, tratado con la habilidad y el gusto de alguien que no titubea a la hora de tocar las teclas adecuadas. Un brillante trabajo de producción de la propia Belén Vidal aka Bflecha, apoyada puntualmente por Mwëslee, Noaipre o Hosoi, miembro de Delorean, que logra tejer una gozosa telaraña sonora por la que resulta difícil no dejarse atrapar. BFlecha conoce los códigos, y lo que es más importante, ha logrado moldearlos para crear un mundo musical aparte, una burbuja hecha a su medida en la que las oportunas referencias al cine y la literatura Sci-Fi conviven con la inevitable influencia de la música que la ha formado como artista. Citas, deliberadas o no, a Yellow Magic Orchestra (“Descenso”), Timbaland (“A Marte”) o The-Dream y, por poderes, al sonido Minneapolis (“Reflejos”) saltan a la vista en un tracklist redondo, en el que cada canción ejerce de etapa de un viaje al centro de la música negra.

Un discurso por tanto personal e intransferible, al que las aportaciones de gente de su entorno como Timoti o Arufe no restan un ápice de solidez. De hecho, su presencia da aún más sabor a tracks como “Xenon” o “Mundo Bizarro”, una deliciosa evocación del House de principios de los 90, en el que Arufe se confirma, una vez más, como uno de los nombres a seguir en 2014.

En un lugar en donde la mayor parte de los artistas se empeñan en agitar la imaginería soul cual deshilachado fetiche con el que expiar sus propios complejos, BDlecha ha lanzado una auténtica bomba sonora. Una propuesta que se coloca con garantías en la primera línea de lo que está pasando ahí fuera y que, con cada canción, destroza todas las cuitas de este maltratado género en España. Probablemente, el mejor disco de música urbana nacional de 2013. Imprescindible.