MARTIN GARRIX

La Fórmula del Éxito

 

Cover Story, MAYO 2020
Texto por J.RIVERA (@jayriveray)
Fotos por LOUIS VAN BAAR (@louisvanbaar)

 

Tener en portada (la número 62) a uno de los mejores deejays y productores del mundo no es nada fácil. Tras varios meses de idas y venidas debido a su apretada agenda (shows, colaboraciones, tours…), finalmente se produjo la esperada entrevista telefónica (debido al confinamiento por el Coronavirus) con Martin Garrix (1993, Amstelveen, Holanda). En el momento en el que la hicimos, Martijn (su nombre en neerlandés) llevaba ya 10 días recluido en su base de operaciones en Ámsterdam. “Es una situación tremenda. No salgo de casa. Aunque nada ha cambiado mucho, porque me paso el día metido en el estudio (risas). Todo esto es como una peli, no parece real; es como vivir en una ciudad fantasma”. Antes de que apareciese el COVID-19, Garrix había sido elegido por la UEFA para crear el tema oficial de la Eurocopa 2020. “Todavía estoy componiendo la canción oficial pero hemos decidido pasarla al año que viene. No tendría sentido editarla ahora mismo y que el año que viene volviese a sonar en todas partes. Quiero que el lanzamiento esté alineado a la perfección con el torneo. Es una canción atemporal, creo que el año que viene por estas fechas el público se volverá loco con ella”.

Podríamos decir que Martin Garrix ha sido un niño prodigio en lo musical. A los 7 años ya componía canciones a la guitarra, y a los 15 se presentaba al mundo con su primer single llamado “Keygen” (editado bajo el sello de electrónica Spinnin’ Records). En su casa la música siempre ha sido algo que ha estado muy presente. “Tengo muchos antecedentes musicales. Mi hermana toca el violín y el chelo, mi padre la guitarra y mi madre el piano”, cuenta. Pero no fue hasta el 13 de agosto de 2004 cuando vi claro cuál era su futuro y lo que se quería dedicar profesionalmente. Fue al ver la actuación del famoso deejay holandés Tiësto en la Ceremonia de los Juegos Olímpicos de Atenas. Era la primera vez en la historia que un DJ actuaba en una ceremonia de apertura de unos Juegos. “Me quedé alucinado con la música que pinchaba, que era trance. Me interesé por el género y me dije que quería hacer lo mismo. Comencé a investigar y descubrí un programa (informático) con el que podía hacer música; pedí un poco de dinero prestado y compré un equipo muy barato para poder pinchar… Y empecé a practicar”, recuerda Martin.

Al cumplir los 15-16 años la vida de Garrix se convirtió en una “montaña rusa” (así lo describe él mismo). Su nombre empezaba a conocerse en el circuito del EDM y todo el mundo se preguntaba quién era ese adolescente holandés, al que una leyenda como Tiësto había decido apadrinar y apoyar. Llegó junio de 2013, una fecha que marcaría el destino de su prometedora carrera como deejay para siempre. Martin Garrix lanzaba “Animals”, el que a día de hoy sigue siendo su éxito más sonado y cuyo videoclip ha superado el billón (sí, con b) de reproducciones en YouTube. Un tema instrumental de 5 minutos (original mix), catalogado como big room house (subgénero musical del electro house) y que rápidamente se convirtió en todo un anthem para los amantes de la música electrónica. La canción fue incluida además en varios videojuegos, lo que ayudó a darle aún más notoriedad entre el público juvenil. Garrix pasó de ser un desconocido a figurar en los primeros puestos de las listas de éxitos de su país, Francia, España, Reino Unido, Estados Unidos… Había conseguido lo que todo artista aspira a tener en algún momento de su carrera, un hit masivo.

“ES MUY INTERESANTE LO QUE ESTÁ OCURRIENDO CON LA MÚSICA ELECTRÓNICA. AHORA MISMO HAY UN MONTÓN DE GÉNEROS QUE SE MEZCLAN ENTRE SÍ. POR EJEMPLO, AVICII COMBINABA LA MÚSICA ELECTRÓNICA CON EL COUNTRY, Y MARSHMELLO FUNDE EL HIP-HOP CON LA MÚSICA ELECTRÓNICA. MOLA VER CÓMO TODOS ESOS GÉNEROS SE ENTRELAZAN; LO IMPORTANTE ES QUE LA GENTE EVOLUCIONE Y CREZCA, QUE NO HAGA LO MISMO QUE HACÍA HACE OCHO AÑOS… EL PÚBLICO QUIERE ESCUCHAR COSAS NUEVAS, NUEVOS SONIDOS” – MARTIN GARRIX

A partir de que “Animals” se convirtiera en un auténtico “monstruo”, llegaron las interminables giras mundiales para Martin Garrix. El teléfono de sus managers no paraba de sonar y todo el mundo (festivales, promotores…) querían contratarle…con sólo 17 años. Algo que no le pasó factura. Supo mantener la cabeza fría rodeándose de las personas adecuadas y contando con el apoyo de los suyos. Poder vivir de lo que a uno le gusta está al alcance de unos pocos, y Martin ha hecho de su pasión una forma vida. “Todo lo que está ocurriendo es una locura. Estoy muy agradecido por el apoyo que me ha mostrado el público, por cómo la gente ha aceptado mi música. La fama es una movida, pero no dejo que me vuelva loco. Cuando salgo de gira todo es muy intenso, pero cuando vuelvo a casa y estoy con mi familia y amigos encuentro un balance perfecto. Estoy muy contento de poder hacer mi música y que eso me permita viajar por todo el mundo. A veces me parece que todo es mentira, que vivo en un sueño”, reflexiona cuando está a punto de cumplir los 24 y parece que lleve toda una vida en el negocio musical.

En los primeros años de Garrix como productor se podía escuchar un estilo más agresivo en su música, con beats crudos de electro house y canciones colaborativas con otros deejays de la escena como Dimitri Vegas & Like Mike (“Tremor”), Afrojack (“Turn Up the Speakers”), Dillon Francis (“Set Me Free”). Por aquella época aún estaba en esa búsqueda de identidad sonora. “En cuanto a mi sonido, la verdad es que no lo busqué; cuando empecé a hacer música intentaba imitar el sonido de otros artistas hasta que encontré un estilo personal donde me sentía muy cómodo, experimenté con él e intenté que evolucionase”, cuenta. Con “Don’t Look Down” (2015) junto al artista de RnB Usher empezó a suavizar y refinar su estilo, más cercano al house progresivo. Algo que volvería a experimentar un año después en “In The Name of Love”, esta vez con la voz de la cantante norteamericana Bebe Rexha. “Fue algo nuevo para mí, algo que me propuse intentar; y parece que funcionó muy bien. Me gusta probar cosas nuevas, no quiero quedarme haciendo lo mismo una y otra vez; quiero aprender, evolucionar y también sorprender al público. Si la gente sabe de antemano cómo va a sonar una canción de Martin Garrix al final es aburrido”.

La verdad es que existe cierta competitividad en esta industria pero no preocupa en absoluto; me centro al 100% en la música, en mi familia y en mis amigos”
MARTIN GARRIX

En marzo de 2016 fundó su propio sello discográfico STMPD RCRDS y meses más tarde firmaría un acuerdo mundial de distribución con Sony Music Ent., dejando atrás una prolífica etapa de cuatro años con Spinnin’. “El objetivo principal del sello ha sido siempre editar buena música. Además, hay que saber escuchar a los artistas y entender sus prioridades; sé muy bien lo que un artista quiere de una discográfica y lo que no. Intentamos ser un sello que apoye siempre al artista, que lo permita crecer; siempre trabajamos como un equipo. Estoy muy contento y también orgulloso de todo lo que hemos hecho en los últimos cuatro años. Todos los artistas de nuestra compañía son increíbles, tienen mucho talento. Somos una gran familia y estoy muy agradecido de poder haber hecho todo esto juntos”, afirma. Fue a raíz de este importante movimiento cuando se empezó a notar -aún más si cabe- esa independencia musical, la cual sumergió a Garrix en una nueva etapa creativa de lo más productiva más orientada al dance/Pop, firmando hits mundiales como “Scared to Be Lonely” (2017) con Dua Lipa; “There For You” (2017) con Troye Sivan; “Ocean” (2018) con Khalid, y hasta dos colaboraciones con el mismísimo David Guetta (“So Far Away”, “Like I Do”).

A la hora de producir, su mecánica de trabajo varía mucho en función del tipo de canción que quiera hacer. “Si quiero componer una canción loca, para el club, me siento delante del ordenador y empiezo por los acordes, el bombo, etc. Aunque te diría que el 90% de mis canciones tienen su origen en una progresión de acordes o en una melodía a la que visto entonces con esa progresión de acordes. En alguna ocasión, he empezado escribiendo algunas ideas para la letra de un tema y eso ha sido el germen; en los últimos dos años he intentado involucrarme en cada letra que aparece en mis singles, ya que el mensaje que se transmite me parece algo muy importante. Por tanto y resumiendo: suelo empezar una canción a partir de la letra o de los acordes”. Y es que al final del día lo más importante para Martin Garrix es que la música esconda emociones. “Siempre que compongo una canción intento contar una historia, ya sea a través de la letra o de la melodía. Creo que el público puede identificar la melodía en mi música; muchas de mis melodías ‘suenan a Garrix’”, confiesa.

Vivir de la música le ha dado la oportunidad de viajar y conocer mundo. Es una de las cosas que más le apasiona. Sólo hay que ver las espectaculares instantáneas que suele compartir en su perfil de Instagram. “Cada lugar es distinto y especial a su manera. Vaya a donde vaya aprendo algo, conozco gente nueva y descubro nuevas culturas. Aprendo algo nuevo a diario y al viajar tiendes a apreciar más cada cultura. Además, viajar te aporta mucha inspiración. Si me pongo a pensar no tengo un lugar favorito como tal, cada uno tiene su encanto”. También de afianzar y hacer nuevas amistades. “Soy una persona muy emotiva, que aprecia la amistad y conectar con los demás. Cuando comencé en esta industria era muy joven y no sentí que hubiese mucha competencia hacia mí; todo el mundo era muy abierto, me trataba muy bien. Uno de mis mejores amigos en la industria, y nuestra amistad va incluso más allá, es Tiësto. Desde el principio me tomó bajo su tutela y me enseñó muchísimo, no solo de la industria musical sino de la vida en general. Siempre le estaré agradecido y estoy encantado de tenerlo como amigo”.

“LO QUE MÁS ME GUSTA DE VIAJAR ES QUE CADA SITIO QUE VISITO ES ÚNICO. CADA LUGAR ES DISTINTO Y ESPECIAL A SU MANERA. VAYA A DONDE VAYA APRENDO ALGO, CONOZCO GENTE NUEVA Y DESCUBRO NUEVAS CULTURAS. APRENDO ALGO NUEVO A DIARIO Y AL VIAJAR TIENDES A APRECIAR MÁS CADA CULTURA. ADEMÁS, VIAJAR TE APORTA MUCHA INSPIRACIÓN. SI ME PONGO A PENSAR NO TENGO UN LUGAR FAVORITO COMO TAL, CADA UNO TIENE SU ENCANTO” – MARTIN GARRIX

La cuarentena ha hecho que, al no estar de tour ni actuando en festivales (tenía la agenda llena para este verano), Martin Garrix tenga mucho más tiempo para encerrarse en el estudio que tiene montado en su casa de Ámsterdam. Y según cuenta lo está aprovechando al máximo. “Estoy en el estudio todo el tiempo. Y estoy creando mucho material nuevo. Cuando vuelva de gira voy a tocar un montón de canciones inéditas… Tengo muchas ganas de volver a los escenarios tras el parón por el COVID. Además de eso, estoy acabando un nuevo single (“Higher Ground”), espero que esta noche o mañana, que pretendo publicar el mes que viene. Es una historia un poco loca: lo compusimos en octubre del año pasado pero la letra tiene mucho que ver con lo que está ocurriendo ahora mismo, con estar aislado. Creo que la gente se puede identificar mucho con esta canción en este momento; quiero acabarla lo antes posible para que esté disponible muy pronto”. Pueda que ahora sea un buen momento para finalizar ese primer y esperado álbum de Martin Garrix como artista. “Está en mis planes. Estamos trabajando en ello, pero las buenas cosas llevan bastante tiempo…”, afirma entre risas.

Como estandarte del EDM, a Garrix le parece muy interesante lo que está ocurriendo dentro de la música electrónica, con diferentes géneros mezclándose entre sí. “El público quiere escuchar cosas nuevas, nuevos sonidos. Tienes que estar concentrado, probar nuevas cosas para que la gente preste atención; la capacidad de atención actual, con las redes sociales y todo eso, es cada vez más corta”. En cuanto al futuro, lo que es seguro que nada volverá a ser como antes (al menos por un tiempo). Martin Garrix está esperanzado y confía en que la gente se una como lo está haciendo ahora debido a la pandemia. “En todo el mundo están ocurriendo cosas extraordinarias; aunque la gente no pueda estar en contacto real por la cuarentena, hay mucha preocupación por cómo se sienten los demás. Incluso esos vídeos en que la gente canta al unísono desde un balcón me parecen algo impresionante. La gente se preocupa por los demás y se están estableciendo conexiones muy especiales. Ojalá que cuando todo esto pase recordemos esas pequeñas cosas y que la gente siga actuando de la misma manera, sin centrarse únicamente en si mismos de nuevo. Hay que recordar que estamos aquí juntos y que debemos respetar y ayudar a los demás”.

Escucha toda la música de MARTIN GARRIX en Apple Music Spotify / Tidal / Deezer