Lo de entrenar escuchando música se ha puesto cada vez más de moda. Uno que lleva ya tiempo poniéndose en forma es Drake. Por ello Apple Music le ha elegido para protagonizar su última campaña publicitaria, y te aseguramos que te vas a echar unas risas.


En el spot, de un minuto de duración, Drake se ejercita en el gimnasio acompañado por un entrenador personal cuando decide cambiar de track y seleccionar el “Bad Blood” de Taylor Swift, lo que le hace distraerse más de la cuenta…

Drizzy le devuelve así el ‘favor’ a Taylor Swift (con la que algunos le han relacionado sentimentalmente), quien protagonizó el anterior anuncio de Apple Music en el que tarareaba el “Jumpman” del canadiense con Future, y ya sabes cómo acabó la cosa.