B.o.B

UNDERGROUND LUXURY

Grand Hustle/Atlantic Records, 2013

Rap

Valoración: 6.5

Disponible en: Amazon | iTunes

Desde el profundo Sur americano, pero en un registro hasta ahora totalmente alejado del habitual estereotipo asociado al rap Dirty South, B.o.B lleva años dando vueltas a la fórmula que le convirtió en estrella. Y es que desde aquel celebrado B.o.B Presents: The Adventures of Bobby Ray la suerte de nuestro protagonista ha ido ligada inevitablemente a un ramillete de hits entre el pop y el rap que, para bien y para mal, han marcado su carrera.

Puede que por ello muchos se sorprendieran al escuchar los primeros singles de este disco. Tracks como “We Still In This Bitch” con Juicy J, T.I. y producción de Mike Will o “Ready” junto a Future, hizo a muchos asumir que el amigo Bobby Ray había decidido unirse al ejército trap de Atlanta y Memphis. Nada más lejos de la realidad. Una estrella como B.o.B, con un status en la industria que va más allá de las propias ventas o valía artística real de sus discos, no da jamás puntada sin hilo.

Su liga es la del rap mainstream de amplio espectro, con aire sureño sin duda, pero con un discurso lo suficientemente neutro como para llegar a la mayor parte del público. Así que, más allá de aventuras en clave Trap, B.o.B. ha sabido ofrecer exactamente lo que se espera de él. Tracks como “Coastline”, “Wide Open” o “FlyMouthaFucka” ponen el acento en la vertiente más Pop de un artista que casi siempre se ha mostrado solvente y creíble a la hora de navegar en terrenos muy pantanosos para cualquier otro MC. Puede que la excepción a todo esto sea la irritante “John Doe”, típico estándar Pop / Rap de gama baja, y que acumula en algo más de tres minutos los peores defectos de este tipo de productos. Un susto del que es fácil recuperarnos al ver al imprescindible DJ Mustard en el tracklist, y que con el club banger “HeadBand”, aportación de 2 Chainz incluida, ofrece uno de los mejores momentos del disco.

Sea por la obligación de estar al día de lo que pasa en la industria o por una necesidad real de explorar la vertiente más hip-hop y club de su sonido, Underground Luxury matiza convenientemente la fórmula que él mismo introdujo en la industria. Un inteligente movimiento, que le sitúa de nuevo varios cuerpos por delante de los que han fotocopiado su estilo.