Con su personal e inconfundible estilo, la música de Bobby Ray Simmons JR aka B.o.B es una de esas referencias ineludibles a la hora de comprender la evolución de la escena rap mainstream americana en los últimos años. Un cóctel de Pop, Hip-Hop y música urbana que él mismo, en una larga charla desde Atlanta, se ha encargado de explicarnos. Un tipo amable y cercano que entre otras cosas, nos ha prometido volver a Europa muy pronto. Nosotros encantados, Bobby Ray.

 

UMOmag.com: Underground Luxury llega a recordar al estilo de tus primeras mixtapes. Parece una propuesta mucho más Hip-Hop que las anteriores. ¿Fue una de las premisas el acercar más al rap el sonido del álbum y los featurings?

B.o.B: Cada álbum tiene un significado distinto, un sonido diferente. Este disco ha tenido un enfoque bastante más hip-hop, sin censura, sin filtros. Me lo he pasado muy bien durante el proyecto; lo he hecho por mí, no intentaba de colmar las expectativas de nadie, sólo las que yo he puesto en el trabajo.

UMOmag: “We Still In This Bitch”, junto a T.I. y Juicy J fue el primer single del disco. Sonaba muy trap, muy club. Los siguientes siguieron un poco por esa línea. ¿Por qué los elegiste como primeros singles? ¿Buscabas quizás sorprender a tu público?

B: No, ¡sólo quería sonar en el club! (Risas). Buscaba tener canciones que se pinchasen en el club.

UMOmag: “John Doe” parece una canción perfecta para incluir la presencia de alguna estrella Pop-R&B. Sin embargo, podemos escuchar a la vocalista y compositora Priscilla Renea. ¿Por qué te decantaste por ella para completar la canción?

B: Quería mantenerla en la canción. No sólo porque le ayudaría en su carrera sino también porque el tema sonaba tan bien con su aportación que no quise cambiarlo. No quise tener otro artista en la canción ya que quizá no la hubiese hecho sonar tan bien.

UMOmag: Grand Hustle ha firmado su nuevo acuerdo con Columbia Records y todo el mundo parece satisfecho. ¿Crees que os afectará en algo a los artistas del sello?

B: No creo que la situación cambie en exceso. Esa noticia no tendrá un impacto negativo; en cualquier caso, opino que fortalecerá al sello. Si un jugador del equipo gana, todos ganan.

UMOmag: La muerte de Doe B ha vuelto a poner encima de la mesa el tema de la violencia asociada al rap de Atlanta. Hay quien acusa a géneros como el Trap o el Drill de Chicago de glorificar la violencia que padecen estas ciudades. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

B: La música es siempre una forma de expresión. Lo que ha ocurrido es una situación muy triste, pero entre todos intentaremos que su legado siga vivo. La música no puede nunca excusar un comportamiento, ya que cada persona tiene la capacidad de elegir; por ejemplo, las películas de Hollywood no suelen recibir las mismas críticas que el rap. Se trata de Hollywood pero sigue siendo una forma artística, igual que la música rap.

UMOmag: Cuando apareciste en escena mucha gente esperaba que comenzara a haber más diversidad en la escena de tu ciudad, desde hace años asociada sólo al street rap o al trap. Parece que la tendencia sigue siendo la misma hoy en día. ¿Cómo ves la escena de Atlanta?

B: La industria está diseñada para que seas el tipo de artista que quieras ser y que también tengas el éxito que desees. Creo que una de las mayores diferencias entre la escena en Atlanta de antes y ahora es la introducida por internet: todo ocurre de forma más rápida. Pero la buena música siempre será buena música y no hay nada que pueda cambiarlo; no hay un atajo para hacer buena música que no sea hacer buena música.

UMOmag: El éxito de una propuesta tan diversa como la tuya, además de tus colaboraciones con artistas como Taylor Swift (“Both Of Us”) o Hayley Williams (“Airplanes”) fue algo que sorprendió a muchos en su momento y en cambio hoy es algo que parece haberse normalizado. ¿Crees que has influido en otros artistas a la hora de que perdieran ese miedo para hacer ciertas colaboraciones o acercarse a determinados sonidos?

B: Absolutamente, lo he hecho. (Risas). Por supuesto, hay gente que ha aprendido de mí como yo he aprendido de otros.