Beyoncé

BEYONCÉ

Columbia Records/Sony, 2013

R&B

Valoración: 7.0

Disponible en: Amazon | Itunes

Sorprendente podría calificarse el lanzamiento del inesperado nuevo álbum de la superestrella tejana Beyoncé, al igual que enigmático el diseño minimalista de su portada. El quinto disco en solitario de esta explosiva artista llega cargado no sólo de música sino también de vídeos, trayendo con ello un nuevo planteamiento musical.

Sin duda la ambición es lo que mueve cada uno de los pasos de una mujer que no parece tomarse apenas descansos entre proyecto y proyecto, maternidad incluida, y que consigue encontrar siempre la manera de desconcertar al mundo. Con su nuevo LP se supera a sí misma siendo capaz de concentrar su buena visión para la industria y su nueva etapa de madurez, presentando un trabajo más experimental y más reflexivo pero sin perder comercialidad.

Apenas había dado tiempo de asimilar la sorpresa del repentino lanzamiento cuando ya podíamos disfrutar del primer single, “XO”, y su estilo desenfadado que invita al amor en todas sus formas. Un día después “Drunk In Love” hacía también las delicias de los fans al contar además con el aliciente de las rimas de su marido, el rapero Jay Z. Ambos temas con sus respectivos vídeos para corroborar que este es un trabajo visual y sonoro a partes iguales. Prueba de ello es que no se ha descuidado la calidad en ninguna de sus dos facetas, contando con profesionales del más alto nivel en ambas, como lo demuestran los dos directores de los vídeos mencionados: Terry Richardson y Hype Williams.

Lo más interesante es descubrir un álbum donde la mezcla de R&B, pop y hip-hop suena tan experimental y minimalista. Es lo que transmiten “Mine”, donde Drake canta sus versos, o “Superpower”, con esos estribillos acompañados por la sensual voz de Frank Ocean. En “No Angel” y “Jelaous” se muestra, aunque parezca mentira, la mujer imperfecta y vulnerable, la cual contrarresta con la feminista de “Flawless”. “Partition” y “Blow” son para no dejar de bailar, aunque de manera distinta, y “Haunted” es una pieza tan irregular como interesante. “Rocket” es su momento soul más destacable, mientras que las baladas “Heaven” y “Blue” concluyen este trabajo sabiamente elaborado y destinado a seguir impactando.