Puff Daddy & The Family - MMM | Discos | UMOMAG

Puff Daddy & The Family

MMM

Bad Boy/Epic Records, 2015

Rap

Valoración: 7.0

Disponible en: Amazon | iTunes

Sí, has leído bien. El gran Puff Daddy ha vuelto dejando claro a los chicos nuevos quién manda en el patio. El rapero favorito de tu rapero favorito, con una larguísima trayectoria a sus espaldas, es posiblemente uno de los artistas de rap con más currículum en el juego. Hasta tu padre a tarareado alguna vez algún hit del gran ‘Diddy’ sin que el mismo lo supiera. La temática principal de MMM no es ninguna sorpresa. Su queridísimo Harlem natal y su trayectoria de buscavidas están presentes a lo largo de los trece cortes de este nuevo álbum, así como múltiples referencias a la película ‘Paid in Full’ (2002).

Nada más ‘abrir’ el disco ya podemos apreciar la finísima producción de Mr. Combs. La voz de Gizzle en “Harlem” le va como un guante a la instrumental. “Everyday” es un himno a todos los buscavidas. El low-tempo del corte es un folio en blanco perfecto para que Styles P, Jadakiss y Pusha T retraten su propia versión de la historia de las calles de Nueva York y Diddy se despacha a gusto en la que posiblemente sea su mejor lírica de todo el disco. Si alguien no sabía como es el sonido ‘Puffy’ lo puede comprobar perfectamente en “Auction”. Lil’ Kim, King Los y nuevamente Styles P, desarrollan un tema brillante con el que dan ganas de moverse de principio a fin. Desde luego, trae de vuelta viejos sentimientos que hacen a uno pensar que el hip-hop sigue muy vivo; hasta parece que Mase vaya a saltar al micrófono en cualquier momento.

A medida que sobrepasamos el ecuador del LP la orquestación discurre hacia tempos más lentos y la temática se vuelve más ‘suave’ y de fácil escucha, después de toda una fiesta hustler. Es inevitable pensar, con cortes como “All or Nothing” o “Workin'”, donde las líneas de batería, el nebuloso y vagante registro vocal son muy propias del ‘flashy’ rap actual, que alguien ha intentado encontrar ‘el Dorado’ del sonido moderno sin llegar a ajustarse al ritmo del álbum. En contraste a estas últimas, “You Could Be My Lover” incorpora un sonido contemporáneo sin llegar a comprometer ninguno de esos elementos llamativos que hacen de Puff Daddy el maestro de orquesta que es hoy en día.

MMM cierra sin tropiezos musicales, poniendo en evidencia que Sean ‘Diddy’ Combs aún tiene tiempo para muy buenas piezas musicales sin dejar a un lado el resto de negocios -marca de ropa (Sean John), canal de televisión (Revolt), tequila (DeLeon)-  que hacen de él un auténtico Business Goldman.