Rye Rye

GO! POP! BANG!

Interscope Records/Universal, 2012

Rap/Electrónica

Valoración: 7.0

Disponible en: Amazon | iTunes

Desde Baltimore nos llegan los sonidos de Rye Rye, joven de 21 años, rapera, actriz, bailarina una completa referencia de la música de baile desde el otro lado del charco. Citada por la revista Rolling Stone como “lo más parecido a incendiar una discoteca”. Apoderada de M.I.A y dedicada a la música hecha por y para bailar toda la noche sin parar y pasarlo bien.

Hablamos de un álbum que está completamente sincronizado con la moda actual que se decanta más por sonidos electrónicos y dance, en ocasiones a poco de llegar a sonidos más house. De esto sabe bien Rye Rye, que no duda en construir un trabajo hecho a su imagen y semejanza, reflejando en sus vídeos su talento como bailarina. Algunas canciones quizás un poco más lentas como “Sunshine” con M.I.A, o “Crazy Bitch” con Akon. Pero el concepto es claro: puro dance mezclado con rap, y lo cierto es que apetece bailarlo.

Respecto a las producciones tenemos algunas de primera línea, Pharell Williams, Bangladesh, M.I.A que también mete la mano en los ritmos, y gente como So Japan y Play’N’Skillz forman, junto a otros, un compendio de ritmos urbanos y cuyos sintes -en muchas de las ocasiones- nos meten dentro de una máquina de recreativos y otros con trompetas más del estilo Dirty South combinados por momentos con la música techno de los ’80.

Respecto a cameos, Akon y M.I.A como ya hemos dicho unidos a los de Robyn en “Never Will Be Mine”,  Tyga en “Shake Twist Drop” o Porcelain Black en “DNA”.

No necesariamente excesivas colabos para componer el primer LP grabado en estudio de Rye Rye, una promesa a la que le quedan muchas por cumplir. Que va a tener que mantenerse al día para alcanzar la cima de la montaña hasta la que, de momento, con un trabajo como éste no ha podido llegar, quizás por su juventud o por su descaro en las letras. Sea lo que sea no puede dar media vuelta si está escalando una montaña hacia en éxito.