Sam Smith - IN THE LONELY HOUR (DROWNING SHADOWS EDITION) | Discos | UMOMAG

Sam Smith

IN THE LONELY HOUR (Reedición)

Capitol Records/Universal, 2015

Soul/Pop

Valoración: 5.0

Disponible en: Amazon | iTunes

Han pasado 3 años desde que Disclosure, el dúo de los hermanos Lawrence, nos descubrieran al cantante Sam Smith. Este le prestó su voz para la canción que vino siendo uno de los éxitos de aquél año 2012, “Latch”; desde entonces y hasta ahora, el solista londinense se ha plantado como uno de los artistas más importantes del panorama musical. Con cuatro premios Grammy en su haber, otros tantos Billboard y algunos Brit, parece que es hora de celebrar el éxito, y qué mejor manera que hacerlo con un nuevo lanzamiento, In The Lonely Hour (Drowning Shadows Editions).

Se trata de una edición especial de su álbum debut, In The Lonely Hour, que incluye 23 canciones, pero no le des al play del reproductor esperando algo muy diferente a lo que escuchaste antes. Este es por así decirlo, un recopilatorio que reúne todos los temas que han conseguido catapultarle a la fama y el reconocimiento mundial. En palabras de Smith, es “un agradecimiento a todos sus fans”.

Son en realidad las mismas canciones de ese anterior disco, sólo que con incorporaciones tales como el “Latch” grabado con Disclosure, un par de colaboraciones que incluyen a Mary J. Blige, a John Legend y al rapero A$AP Rocky. Destaca de todo lo demás la versión de “Love Is A Losing Game” de la decesada Amy Winehouse, que en la garganta de Smith suena a gloría, un digno tributo y mejor homenaje. Lo mejor de todo… “Drowning Shadows”, la única canción nueva que introduce el artista, un tema bello donde los haya, bien ejecutado, con una letra que quita el sentido y que demuestra hacia donde se mueve el soul y el pop de la nueva generación.

Como decía, si eres un coleccionista y fan incondicional del crooner, este disco es para ti, si no lo eres, abstente de comprarlo. Ojalá y pronto podamos volver a tener un disco de la categoría del anterior y que continúe sorprendiéndonos como lo ha hecho hasta el momento. Mientras hacemos tiempo, sólo nos queda seguir escuchando un poco más de lo mismo.