Usher

LOOKING FOR MYSELF

RCA Records/Sony Music, 2012

R&B/Pop/Electrónica

Valoración: 65.

Disponible en: Amazon | iTunes

Recuerdo bien la salida de su anterior trabajo, Raymond v Raymond, porque me encontraba en NYC. Si encendías la radio y sintonizabas cualquier emisora mainstream, era muy posible que no tardaras en escuchar “Lil Freak” o “OMG”. Usher Raymond volvía a tener dos singles pegadizos en los airplays. Funcionó bien… Ahora vuelve con Lookin 4 Myself, su séptimo álbum de estudio.

Nadie le puede negar al de Dallas que a sus 33 años ha sabido cómo renovarse y mantenerse, de eso no hay duda pero…¿a qué precio? Desde que se lanzase su “DJ Got Us Falling In Love” con Pitbull, su caché ha ido en aumento pero no así su credibilidad como “cabecilla” del movimiento R&B en USA; aún recuerdo esas declaraciones a los pocos meses de publicar Raymond v Raymond diciendo que artistas como Jay Sean y Taio Cruz tenían mucho que demostrar…¿para luego hacer lo mismo que ellos tirándose por la vía “fácil” del euro-dance? Solamente hay que ver sus últimas colaboraciones: “Dirty Dancer” de Enrique Iglesias, “Promise” de Romeo Santos y “Without You” de David Guetta. Sobran los comentarios.

Cuando escuché “Climax”, el primer adelanto de Looking 4 Myself, pensé que estábamos ante un Usher renovado, innovando y en búsqueda de un nuevo sonido. Luego llegó “Scream” y me cambió el gesto, ¿más de lo mismo? Y después “Lemme See” con Rick Ross, con un Usher más urbano pero previsible.

Después de haber escuchado su nuevo disco con bastante detenimiento, llego a la conclusión de que Usher no volverá a ser el de Confessions o 8701, eso ya forma parte de su pasado, pero aún le siguen quedando cartas que enseñar. “Twisted” con Pharrell en esa faceta “funkorra” tan brillante. “Looking 4 Myself” en clara referencia a Prince. “Lessons For The Lover” y “Sins Of My Father” con un Usher que lo borda en los medios tiempos -su mejor terreno- aunque muchos le quieran ver compitiendo con Chris Brown o Ne-Yo en las houseras “Numb” y “Euphoria”. De ésta última decir que va a ser uno de los temas de culto en los clubs de Ibiza este verano, con una producción épica del colectivo Swedish House Mafia.

La edición deluxe, que es la que comento, incluye cuatro bonus tracks pero con los 14 de la standard son más que suficientes. Usher toma aire, aunque se le están agotando los LPs “comodines”.