JUSTIN TIMBERLAKE | Christopher Polk/Getty Images

Los Philadelphia Eagles se llevaron la Super Bowl LII ante los Patriots por 41 a 33 en Mineápolis (Minnesota) la pasada madrugada (4 Feb.). Con la cantante Pink interpretando el himno nacional americano, Justin Timberlake fue la estrella musical invitada para el famoso ‘halftime show’ presentado por Pepsi.

Tras una breve introducción por parte de su amigo el cómico Jimmy Fallon, JT aparcó durante 13 minutos los fantasmas del pasado (su polémica actuación con Janet Jackson) para deleitar al público que abarrotaba el U.S. Bank Stadium con sus grandes éxitos (“Cry Me A River”, “Sexy Back”, “Can’t Stop the Feeling!”, “Suit & Tie”, “Mirrors”. “My Love”), coreografías milimétricas y un merecido homenaje a Prince (“I Would Die 4 U”) en la ciudad natal de la leyenda del Pop.


Timberlake, quien salió a escena con unas Air Jordan, pantalones de camuflaje y una chaqueta de cuero de Stella McCartney, abrió la performance interpretando su nuevo single “Filthy”. Una gran promo para su recién estrenado álbum Man of the Woods (RCA/Sony Music) publicado el pasado viernes (2 Feb.) y cuya gira mundial arrancará el 13 de marzo en Canadá.