Fotografía by YODER

Si hablamos de la conexión entre la música electrónica y el hip-hop, nadie puede negarle a AraabMuzik el mérito de haber sido de los primeros en detectar su importancia. Y es que aquel día , en el que hasta el entonces un simple productor de hip-hop que trabajaba a sueldo de Dipset decidió cruzar el puente y abrirse paso en los festivales de electrónica, supuso no sólo un cambio de guión para su propia carrera, sino para la de toda una escena. Hoy tras cinco turbulentos años de silencio, y con su figura asentada ya en el espeso magma del EDM, el beatmaker de origen dominicano regresa con Dream World (Autoeditado), su segundo larga duración. Justo, el pretexto que necesitábamos para hablar con él de música, armas, Nueva York y por supuesto su amada MPC. Esto fue lo que nos contó…

 

UMOMAG.com: Han pasado cinco años desde tu debut. ¿Por qué decidiste tomarte este largo tiempo de espera para lanzar tu nuevo trabajo? ¿En qué crees ha cambiado o en que ha aspecto ha crecido tu música desde entonces hasta ahora?

AraabMuzik: Me apetecía volver al estudio y rehacer el álbum casi por completo. Fue un comienzo desde cero. Me parecía que podía dar un paso más allá y ofrecer un resultado más actualizado. Era el momento de cambiar ciertas cosas y al final estoy contento de haber tenido tiempo para dedicarme a ello; se trata de un proyecto muy importante y no quería hacerlo con prisa. Mi prioridad ha sido ofrecer un producto de calidad.

Soy un productor hip-hop pero he sentido la necesidad de ampliar mi paleta sonora. Creo que me he dado cuenta en un buen momento y mi sonido ha virado hacia la electrónica; hay muchos productores hip-hop que ahora están optando por esa escena, por el EDM. Soy músico, no quería quedarme encajonado en un rincón y he creado un álbum que tiene diferentes cosas para diferentes públicos: tiene hip-hop, dance, R&B, pop… He intentado cubrir cada género posible.

UMOMAG: Muchos te conocimos como productor de hip-hop, aunque hoy sea la electrónica lo que mejor represente tu trabajo. ¿Cómo ves hoy aquellos años en la escena hip-hop? ¿Cuál fue la principal diferencia que notaste, a parte de la económica, a medida que te introdujiste en el mundo de la electrónica?

A: El dinero es un factor determinante, pero el público también es más amplio. No sé, creo que la escena electrónica me permite ofrecer actuaciones en vivo mientras que en el hip-hop se trabaja con el artista y ya está; es una labor más de estudio. Al estar en ambos mundos, soy capaz de introducir al artista en la escena EDM o viceversa. Estoy contento de haber penetrado en el EDM en el momento en que lo hice porque hoy todo el mundo perteneciente al hip-hop intenta subirse al carro. Y muchas veces no funciona. Al ser productor, quizá me ha resultado más sencillo.

UMOMAG: Hablando de la relación entre la electrónica y el hip-hop es obvio que se ha estrechado en los últimos años. ¿Quién crees que necesita más a quién hoy por hoy? ¿Es en cierto modo una relación de interés mutuo?

A: No estoy muy seguro. Si te digo la verdad, me gusta centrarme en la música sin prestar demasiada atención a otros aspectos externos, sin estar obsesionado por cuál es la tendencia más relevante en cada momento. El sonido va cambiando y creo que ahora se ha vuelto un poco a los orígenes; es un poco lo mismo que pasa en la moda. Mi próximo álbum puede que tenga el sonido de aquellos días en que me introduje en la industria, a la gente le gusta lo clásico. En mi opinión, el público piensa que el sonido actual es demasiado comercial y yo nunca he sido un productor demasiado comercial, me gusta ser fiel a mis raíces y a mis seguidores.

ESTOY CONTENTO DE HABER PENETRADO EN EL EDM EN EL MOMENTO EN LO QUE HICE PORQUE HOY TODO EL MUNDO PERTENECIENTE AL HIP-HOP INTENTA SUBIRSE AL CARRO

UMOMAG: Nos ha hecho gracia ver cómo ciertos medios califican tu nuevo disco como EDM. Dado que muchos parecen hoy querer renegar de ella  ¿Qué te parece que te apliquen esta etiqueta?

A: Es obvio que este álbum va a incluirse en las categorías de electrónica o EDM, aunque para mí es más electrónica/hip-hop. No me considero un artista de electrónica como tal, aunque sí practico música del género y participo en festivales; pero soy un productor hip-hop en el fondo y no me importa si los medios me colocan en esa categoría, ya que todo el mundo quiere estar en ella. Si te fijas en festivales como Coachella, los rappers quieren estar ahí; y a mí me enorgullece haber sido pionero en ese sentido.

UMOMAG: Sorprende que en tu disco no hayas incluido a ningún rapper A List, a quienes es cada vez más habitual ver en discos de productores de electrónica. ¿Fue una decisión deliberada el huir de ese perfil de artistas? ¿Cómo enfocaste las colaboraciones del disco?

A: En este proyecto he colaborado más con productores que con MCs. Y el sonido del álbum así lo refleja. Espero contar con rappers en mi próximo disco, que debe estar listo para principios del próximo año. Ahora trabajo en distintos proyectos, estoy haciendo muchos beats

UMOMAG: En el apartado de colaboraciones, la aportación de Vchaney en “Dream” supone uno de nuestros momentos favoritos del disco. ¿Qué nos puedes contar de ella y su participación en el álbum?

A: Aparece en uno de los temas del disco, una canción con un toque más R&B. El lado R&B aparece al final del disco porque no quería empezar el álbum con temas lentos… Como ya he comentado, en este trabajo hay de todo un poco y para el siguiente contaré con grandes nombres y colaboraciones. Me gusta trabajar con artistas con quienes ya he trabajado en el pasado.