Primero la conocimos como Dimbleby & Capper, después como parte de Ultraísta, y ahora Laura Bettinson se presenta ante nosotros con su proyecto musical más personal: Femme. Debutante (Tape Music), lanzado hace apenas un mes, supone la puesta de largo de la nueva propuesta de esta británica, que sigue esforzándose en reflejar una particular visión de la música Pop a través de sus canciones y por supuesto, su flamboyante estilo. Compuesto, producido e interpretado de manera íntegra por ella misma, Debutante es una las últimas, y más gratas sorpresas que nos ha dejado lo que llevamos de 2016. Por ello, no hemos dudado un segundo en descolgar el teléfono y hacer que ella misma nos diera todas las claves de su nuevo retoño. Esto fue lo que nos contó…

 

UMOMAG.com: Has titulado a tu disco Debutante, aunque en realidad, eres cualquier cosa menos una recién llegada a la música. ¿Por qué has escogido este título? ¿Consideras este álbum una especie de nueva presentación en sociedad de tu yo artístico?

Femme: Elegí ese título porque se trata de un disco compuesto, interpretado y producido por mí misma. He formado parte de Ultraísta junto a Nigel y Joey, que era un proyecto colaborativo a la hora de componer o producir, pero Debutante es mi primer paso como artista en solitario. Invito al público a que me conozca y descubra la música que hago. Además, sigue un poco la idea de usar nomenclatura francesa, como Femme…

UMOMAG: Los que te sigan desde hace tiempo, se toparan con algunos tracks que ya habíamos escuchado en 2013, como “Fever Boy” entre otros. ¿Qué nos puedes contar acerca del proceso de composición del álbum? ¿Por qué decidiste incluir esos temas junto a otros nuevos?

F: Hubo un momento en que pensé no incluir canciones antiguas, pero “Fever Boy” es una canción casi inmortal. Se incluyó en una gran campaña de TV para Adidas y parece que caló mucho en la gente; no puedo ignorarlo, y aunque mucha gente me sigue desde hace bastante tiempo, todavía hay algunos que descubren ese canción por primera vez. Por eso me sentí un poco en la obligación de incluir algunos de mis temas más antiguos que representasen ese viaje que he vivido en mi carrera como solista. Las canciones más nuevas que estoy haciendo, por su parte, te dan una pequeña indicación de hacia dónde puedo ir en otro álbum.

UMOMAG: Ya lo hiciste en tus singles previos y en Debutante repites encargándote de todo, incluso del artwork. Una vez más parece que has sentido la necesidad de controlar cada parte del proceso. ¿Es para ti este control ya como una seña de identidad de Femme como proyecto? Siendo un LP, ¿no te sentiste tentada a trabajar con otros productores?

F: No hago música para nadie que no sea yo misma. Para mí, hacer música supone un proceso de exploración personal, de descubrir quién soy artísticamente. Cuando era adolescente tuve bastantes contactos con sellos discográficos y pude ver que casi todos tenían un camino ya diseñado para mí, cantando canciones de otros autores o contando con productores externos para mi música… Esa teoría de: “eres una artista pop y debes hacer esto”. Y he desafiado todo eso, de modo consciente o no, porque no creo que sólo exista un camino de hacer las cosas para una mujer en el universo pop; tienes derecho a controlar tu música, tu identidad, tus vídeos y cómo se te percibe de forma pública. Y no es que haya luchado activamente contra ello, sino que he querido explorarlo por mí misma y he tenido bastante éxito controlando la situación; me conozco mejor a mí misma que cualquier otra persona, ¿por qué no podría controlarlo? (sonríe). Tampoco me apetecía sentarme a esperar; cuando eres más joven no tienes dinero e intentas encajar en las agendas de los demás, esperando a que tengan tiempo libre… No quería esperar sino crear mi propia música, por eso empecé a producir de manera autodidacta y después aprendí también a editar vídeos, hacer fotos, etc. No hago música a diario, a veces me dedico a hacer fotos o a crear vídeos; me gusta tener una vida creativa que al final canalizo en un proyecto musical. Antes de estudiar música iba a estudiar arte y por tanto me parece bastante natural el hecho de controlar el aspecto visual de mi proyecto, ya que el arte es algo que siempre me ha interesado mucho y que hubiese estudiado de no decidirme por la música.

No en este primer álbum. Muchas de las canciones tienen ya algunos años y no me apetecía tocarlas, no tenía sentido reproducirlas de nuevo. Quería que fuesen una declaración de quién soy personal y artísticamente. Pero a partir de ahora puede que empiece a colaborar con otros, ahora estoy más abierta a ello. El disco ha tenido un cierto impacto comercial y ha recibido buenas críticas, creo que la gente me tome ahora más en serio como productora y compositora. Estoy abierta a hacer colaboraciones en el futuro, pero este primer trabajo me apetecía que fuese muy personal.

NO CREO QUE DEBAMOS SER JUZGADOS POR LO QUE LLEVAMOS PUESTO O CÓMO NOS COMPORTAMOS EN ESCENA, AUNQUE EXISTE UNA RESPONSABILIDAD MORAL EN ALGÚN MOMENTO

UMOMAG: A nivel musical “Romeo” es uno de los temas que más nos han gustado del disco. Hay por ahí críticos emparentándolo con sonidos como el afrobeat. ¿Qué nos puedes contar de este tema? ¿Tienes algún tema favorito en el disco? Y si es así, ¿por qué?

F: Es un caso curioso. Es mi pequeño pedazo de Norteamérica… Compuse “Romeo” cuando acabé una gira de seis semanas con Charlie XCX. Cada vez que escucho el tema pienso en la película ‘Grease’, en pasar noches de fiesta con tus amigas y en vivir el momento presente como si fuese más importante que cualquiera de los anteriores. La forma en que el beat se une a la melodía genera mucha energía, mi idea era capturar esos momentos de tu juventud en los que no existe el miedo. Pero si hablamos de afrobeat, esos ritmos aparecen un par de veces en el álbum, en temas como “Light Me Up” o “Shout Out Loud”; me parecen ritmos llenos de color y de energía, es algo que me inspira bastante. Son perfectos para moverte y bailar. Espero haber hecho un disco que te invite a bailar, mi objetivo siempre ha sido crear un álbum pop lleno de energía, con mi propia personalidad.

En cierto modo, todas son favoritas. Cada una en su propio escenario. Tengo mucho cariño a “Double Trouble” porque es una de las primeras que produje por mí misma. Pero también quiero a “Fever Boy” porque me colocó ante un público más amplio, supuso una repercusión comercial. Aunque “Light Me Up” también me fascina. Es una canción difícil, cuando la escribí no pensé que la cantaría nunca, pensaba que no me definía demasiado; pero a todo el mundo le gustaba tanto que tuve que rehacerla varias veces para que tuviese cabida en el álbum. Por tanto, he ‘aprendido a quererla’ (risas). Me gusta también “Shout Out Loud” porque es muy directa, pero como te digo todas me gustan, cada una por una razón especial.

UMOMAG: El vídeo de “Light Me Up” nos ha llamado la atención especialmente. Dices haber reunido a fans y amigos para poder completarlo. ¿Qué nos puedes contar del concepto detrás de este visual y de su grabación?

F: En cada uno de mis vídeos siempre intento dar con una idea simple desde el principio, algo impactante visualmente y que se pueda recordar de forma independiente al audio. Une a esto que no suelo tener demasiado presupuesto para realizar vídeos, así que la idea es muy importante. El concepto para “Light Me Up” era capturar emociones humanas de verdad; contábamos con distintos tipos de estímulos detrás de la cámara, como cubos de hielo, bocinas o globos para provocar ciertas reacciones. A través de las RSS invité a mis seguidores a salir en el vídeo, solo tenían que ir a Londres en un fin de semana determinado a una dirección concreta. No tenía ni idea de quién iba a presentarse, no pedí fotos ni nada parecido por adelantado; quería estar libre de prejuicios para afrontar el rodaje. La estética del clip estaba bastante definida, rodé a cada persona durante un par de minutos y luego dediqué horas al montaje. Espero que al verlo se aprecie esa felicidad y alegría de verdad que aportaron cada uno de ellos.

UMOMAG: Con tu alter ego de Femme siempre te has caracterizado por hacer bandera de la música Pop, especialmente el de los 80, como un concepto tanto estético como musical. ¿Qué artistas consideras que han influido más a la hora de desarrollarlo?

F: Mis iconos pop favoritos son los más grandes: Madonna, Prince o Michael Jackson. Pero también me encantan algunas bandas de los 80 como Bow Wow Wow o Siouxie & The Banshees. Me interesa cualquier vídeo que tenga una parte visual muy fuerte, muy marcada; me ha influenciado mucho Andy Warhol y sus trabajos visuales con Edie Sedgwick en los 60. Musicalmente, Phil Spector y su Wall of Sound es otra fuente de inspiración, todo lo que hizo con The Crystals o The Ronnettes también en los 60. Me interesan mucho artistas con personalidad arrolladora como Shirley Bassey o Tina Turner, divas con fuerza y poder; creo que necesitamos más como ellas en el panorama actual, no digo que no haya ninguna pero echo en falta más artistas que desafíen el paisaje pop tal como lo conocemos. Veo todo un poco estático, y necesitamos más gente como Bowie o Björk, que reten al oyente y que den una visión más amplia del pop. Yo aspiro a algo así.