Con el ubicuo “Show Me” como estandarte, Kid Ink está convirtiendo 2014 en el mejor año de su corta carrera. Situado por derecho propio en el grupo de cabeza que lidera el resurgir del rap West Coast, este tatuado angelino ha firmado con su nuevo disco My Own Lane (RCA, 2014) su gran revalida en la industria. Uno de los rostros más reconocibles del nuevo rap americano, con el que hemos charlado un buen rato acerca de su música, su carrera, y sus dos grandes aficiones, la vida nocturna y los tatuajes. Esto fue lo que nos contó…

 

UMOmag.com: “Show Me” ha sido uno de los éxitos del disco. Nos ha sorprendido el uso del sample de un clásico de la house music como “Show Me Love” de Robyn S. ¿Cómo surgió la idea del track y cómo fue el proceso de realizarlo? Hemos visto que hubo mucha gente implicada (TeeFlii, Jeremih…)

Kid Ink: En aquel momento trabajaba con DJ Mustard y me envió material. Acabé escribiendo sobre el beat de “Show Me”; compuse una melodía y un estribillo pegadizos pero quería que alguien los cantase. Por eso vino TeeFlii, que reescribió un poco el estribillo y añadió otras partes. Finalizamos el tema y nos flipaba; lo pusimos a varios DJs de la radio y muchos comentaban: “Tiene el sample de Robin S”. Yo decía: “¿Robin S?”, y contestaban “Sí, el de ‘Show Me Love'”. Yo ni siquiera sabía que era el sample de “Show Me Love” cuando hicimos la canción, lo descubrí después. Por eso introdujimos nuevas partes en el puente, pensando que se trataba de un clásico al que podíamos inyectar un poco de vida…

UMOmag: Otro de los temas junto a Chris Brown es “Main Chick”, aunque ya lo pudimos escuchar en su EP X Files. ¿Fue un tema para su EP que decidiste incluir en el disco?

KI: Cuando Chris vino al estudio grabamos tres temas, entre ellos “Show Me” y “Main Chick”. Me sorprendió que incluyese “Main Chick” en su mixtape, pero fue una forma de darnos mutua cancha, de decir que hacemos cosas juntos. No es un rollo de un sello discográfico, sino de dos artistas que trabajan juntos de verdad. Es una canción que tuvo bastante repercusión en las calles, aunque creo que quizá no llegó todo lo lejos que debería ya que sólo apareció en una mixtape. Por eso la mezclamos otra vez y la incluimos en mi álbum. Y la gente se enamoró de ella de nuevo…

UMOmag: A través de estas colaboraciones (Chris Brown) parecéis demostrar que además de compañeros de sello (RCA Records) mantenéis una buena relación personal. Su nuevo disco es uno de los más esperados de este año. ¿Te veremos en algún tema?

KI: Como ya he comentado, grabamos tres canciones aquel día pero de momento no hay más. No hay nada seguro. Creo que el lanzamiento de su álbum se ha retrasado un poco y esta grabando nuevos temas; espero tener cabida en alguna de sus nuevas canciones.

UMOmag: En este sentido, los tracks con DJ Mustard son algunos de los que más nos han gustado del álbum, realmente nos hemos quedado con ganas de más. ¿Por qué limitaste su presencia a sólo tres tracks?

KI: (Risas). Me sorprendió que tuvimos “Show Me” durante mucho tiempo y era su único tema, pero al final añadimos “Main Chick” y “Rollin'”, la última canción que grabé. Mustard siempre está trabajando y mandando beats, cuando nos llegó el de “Rollin'” lo incluimos sin dudarlo. Aparte de eso, tampoco quería gastar todo el arsenal; tengo más temas de Mustard pero no quiero usarlos para mi proyecto y ofrecer la idea de que intento subirme al carro con el sonido que funciona en otros artistas. Siempre estoy en el estudio y suelo hacer al menos tres o cuatro temas, no grabo una sola canción de una persona.

UMOmag: Desde fuera da la sensación de que en Los Ángeles hay un movimiento de artistas que compartís elementos estéticos, generacionales y musicales (TeeFlii, Mustard, Ty Dolla Sign, August Alsina, Young Scrap…) ¿Qué cosas crees que tienes en común con ellos y cuales crees que te diferencian como artista?

KI: Lo que tenemos en común es que ahora mismo somos los que estamos emergiendo. Intentamos ser nosotros mismos, hacer ruido. Lo que me diferencia es mi enfoque hacia la música; no sé muy bien como lo hacen los demás pero en mi caso me gusta divertirme y no ponerme límites. Como Timbaland y Pharrell, por ejemplo: hay que ser diferente pero a la vez saber tomar ciertos elementos y hacerlos diferentes. No hay nada nuevo bajo el sol; se trata de hacer lo tuyo.

UMOmag: DJ Ill Will está considerado por muchos como un nombre clave en el desarrollo de las carreras profesionales de artistas como tú. ¿Qué importancia das al trabajo de DJs como él en la industria hoy por hoy?

KI: Lo importante es que los DJs tienen el oído en las calles y ponen atención como simples fans de la música. Es obvio que ellos han transformado el estilo de vida del negocio, pero como fans y sabiendo lo que la gente quiere escuchar ya que tienen un oído abierto porque escuchan distintos tipos de música. Y esa era una de las virtudes de Ill Will: hacíamos ciertas cosas e intentaba escucharlas desde el punto de vista del fan, pero siempre manteniendo la creatividad y la simpleza.