Dicen los mejores chefs que un buen guiso se cocina a fuego lento. Con el pote del soul pasa lo mismo y más si lo que se quiere es rememorar los sonidos de antaño. Toda esa teoría se la saben al dedillo los componentes de The Pepper Pots y en sus más de diez años trabajando en ello, el soul que preparan ha adquirido un sabor tan consistente que artistas como Binky Criptite, The Impressions o Eli “Paperboy” Reed, entre otros, no se han resistido a probarlo. Como redomados alquimistas han estado preparando su nuevo brebaje, We Must Fight (Buenritmo), acaba de salir del puchero y hemos tenido la oportunidad de que nos cuenten como ha sido el proceso de coción.

 

UMOmag.com: Seis álbumes a la espalda, más de 10 años sorprendiendo con vuestro sonido y vuestros triunfos. ¿Cuál es el secreto de este guiso de Old School? ¿Cómo lo preparan Pepper Pots?

The Pepper Pots: Desde el primer disco siempre hemos apostado por trabajar con una mentalidad “Old School”. Esto significa intentar hacer las cosas despacio y de la misma forma que se hicieron grandes discos en el pasado: sonido analógico, instrumentos y material de la época y, sobre todo, poniendo mucho cariño y pasión en cada surco de vinilo de nuestros discos.

UMOmag: Esta semana se publica vuestro nuevo disco, We Must Fight, inspirado en los tiempos revueltos de estos años. ¿Creéis que es complicado reivindicarse a través del Soul?

TPP: Si, hoy en día es muy difícil reivindicarse en todas las disciplinas artísticas y en todos los estilos musicales.

UMOmag: 12 nuevas letras, todas ellas originales. ¿La composición de las canciones es una cosa grupal o sólo de alguno de vosotros? ¿Es fácil ponerse de acuerdo entre tantos?

TPP: La composición de este último disco ha supuesto un gran reto ya que hemos trabajado de forma grupal pero divididos en pequeños grupos de trabajo: sección rítmica, sección de vientos, sección de voces y grupo de producción. Cada grupo tenía unas tareas bien definidas, por ejemplo la sección rítmica se encargaba de preparar toda la base de acordes y ritmo para que después la sección de voces pusiera la melodía de la canción. Luego lo escuchábamos todo y se hacían los retoques pertinentes. La verdad es que este sistema de trabajo es muy cómodo para un grupo con tantos miembros.

UMOmag: Escuchando este nuevo trabajo hemos podido ver que participa una magistral sección de cuerda. ¿De quién fue la idea?

TPP: Desde el Train to your lover que trabajamos con ellos y la verdad es que son unos profesionales sobresalientes. Desde siempre todo el grupo ha apostado por producir las canciones con sección de cuerda para acercarnos a las grandes y sublimes producciones de los 60’s y 70’s. Siempre hemos admirado por ejemplo las cuerdas y toda la producción sinfónica que puedes encontrar por ejemplo en los discos de The Impressions.

UMOmag: Tras la marcha este verano del grupo de Marina Torres, ¿cómo habéis afrontado este nuevo proyecto?

TPP: Cuando Marina nos comunicó que abandonaba el grupo estuvimos deliberando si teníamos que continuar con un trío vocal o apostar por un cambio en la línea frontal de nuestros directos y quedarnos con dos cantantes. Al final vimos que era una oportunidad de hacer algo diferente y nos gusto la idea de seguir sólo con Aya y Adriana.

UMOmag: Y para vosotras, Adriana y Aya, ¿ha sido complicado adaptar las voces a este cambio en la formación?

TPP: La principal complicación ha sido adaptar las canciones de los discos anteriores a la nueva formación pero con la ayuda de algunos miembros del grupo que hacen coros lo hemos solucionado. Las nuevas canciones ya las pensamos para un dúo vocal así que no ha sido muy difícil adaptarnos a la nueva situación.