El rapper americano Rick Ross se enfrenta a varios problemas legales. Su mayor preocupación son los cargos de secuestro, agresión y asalto agravado en el Condado de Fayette. A pesar de que Rozay ya se encuentra en libertad bajo fianza (tuvo que depositar 2 millones de dólares), se espera que el caso siga su curso debido a la gravedad de los cargos que se le imputan. El arresto deriva de un incidente relacionado con un enfrentamiento entre Ross y un jardinero en su casa de Georgia.

Adamma McKninnon, abogado de Ross, ha declarado a The Daily Beast que el rapero de MMG quiere que sus seguidores sepan que su nuevo álbum se llamará Black Dollar (Def Jam) y que “está al caer”. McKninnon afirmó que Ross está de muy buen humor y que su cliente quería asegurarse de que todo el mundo supiera el nombre de su próximo disco que, según RR, va a ser “algo épico”.

Black Dollar será el octavo álbum en la carrera del big boss. El año pasado publicó dos LPs, Mastermind y Hood Billionaire.