ASAP Ferg - ALWAYS STRIVE AND PROSPER | Discos | UMOMAG

A$AP Ferg

ALWAYS STRIVE AND PROSPER

RCA Records/Sony Music, 2016

Rap

Valoración: 6.5

Disponible en: Amazon | iTunes

En 2013 A$AP Ferg lanzó Trap Lord y el álbum se convirtió de manera instantánea en uno de los puntos de interés del Hip-Hop de aquel año. Por ello, el segundo trabajo del ASAP Mobber más famoso después de A$AP Rocky, era esperado con curiosidad e impaciencia; el comprobar si un rapper de éxito es capaz de mantener su estatus en su segunda entrega discográfica es un clásico para críticos e industria.

Ferg llega a esta nueva aventura con su nombre ya asentado como uno de los referentes del rap neoyorquino, aunque en realidad puede que jamás lo haya  pretendido. Por si teníamos dudas acerca de ello, una vez más ha apostado por un proyecto muy alejado de Harlem como espacio mental, y que se plantea como un casi imposible punto intermedio entre todas las influencias acumuladas en su agitada cabeza. Desde los ejemplos más primarios del rap de la Costa Este, hasta el rap sureño o la evidente influencia de la música electrónica, todo cabe una vez más bajo su paraguas de nuevo libre de cualquier prejuicio.

Con naturalidad, Ferg hace convivir en el mismo tracklist nombres tan dispares y casi antagónicos como Chuck D y Future, junto a los Skrillex, Missy Elliot o DJ Mustard tejiendo una red de ambientes independientes entre sí, pero que intenta ser tomada como parte de un mismo universo: el suyo. Algunas veces funciona, como en ese delicioso banger hip-housero junto a Missy y Mustard que es “Strive”, otras sin embargo no, como en ese rutinario homenaje al Wutangclaneo -y a ODB en especial- titulado “Let It Bang”, o en su irrelevante encuentro con Skrillex en “Hungry Ham”.

Por alguna razón, Ferg parece obsesionado en tender puentes entre el pasado y el presente del hip-hop americano -ahí está la ya mencionada presencia de Chuck D o Missy Elliot para demostrarlo- como también en encontrar un improbable lugar de encuentro entre la suciedad del bounce sureño, y la parte más oscura y minimalista del rap neoyorquino de los 90. Sin embargo, y pese a sus esfuerzos, el bounce gana la partida al boom bap, con tracks como New Level junto a ese Rey Midas llamado Future, que convierte en gema casi todo lo que toca; o también con la oscuridad y violencia que transmiten temas como “Uzi Gang” junto al gran Lil Uzi Vert. La presencia testimonial de Chris Brown y Ty Dolla Sign en “I Love You”, ofrece uno de los momentos más radiofriendly de un álbum tan variado como disperso, fiel reflejo de la desordenada ensalada de sonidos y conceptos que Ferg trae en su zurrón. En definitiva, Ferg aprueba, pero no con nota.