Beres Hammond

ONE LOVE, ONE LIFE

VP Records, 2012

Reggae/Lovers Rock

Valoración: 6.0

Disponible en: Amazon | iTunes

Beres Hammond sigue en forma después de una dilatada carrera en la que ha editado trabajos muy dispares, unas veces cercanos al soul, otras adoptando sonidos más disco, dancehall o UK.

Este álbum doble no es una gran sorpresa por contenido ni por continente, pero Hammond demuestra que su voz sigue conservando una calidez y una dulzura muy personales. El cantante jamaicano se encuentra en su salsa en los cortes de estilo más lovers, que ocupan casi todo el metraje de este doble CD. Tiene un sentido realmente cálido de la interpretación vocal, tanto melódica como emocionalmente, y eso le permite expresarse con naturalidad en canciones de esas que se disfrutan más abrazado a alguien. El contrapunto a esta circunstancia se encuentra en que, como ese romanticismo es lo que se espera de él, cumple y no arriesga, no hay ningún juego o guiño que sobresalte al oyente.

El trabajo de Beres es impecable, pero no así la producción. La corrección se da por sentada cuando hablamos de artistas de tal calibre, pero si algo ha de estar siempre presente es la ambición. En One Love, One Life no parece que se hayan estrujado mucho los sesos. Las letras comprensiblemente se adaptan a la temática en la que Hammond luce más, apelando fundamentalmente a lo emocional y personal, con alguna discreta referencia al activismo social. Musicalmente es un disco monótono en timbres, ritmos y giros instrumentales, bastante plano y con cierto abuso de colchones de teclado y sonidos sintéticos que no parecen aportar gran cosa. Suena algo perezoso, sin mimo.

De este todo más o menos uniforme destacan cortes como “My Life” o “Lonely Fellow”, la colaboración de Samanta Strachan en “Humble Myself” o la exhibición vocal en “The Song”, en la que Beres Hammond despliega muchos de los matices que esconde su voz.

Sin ser un gran disco, los que busquen a Beres, lo encontrarán. Los que esperen algo más que una gran voz (lo que no es poco)… tendrán que rascar un poco para encontrarlo.