Christian Scott

YESTERDAY YOU SAID TOMORROW

Concord Music Group/Universal, 2012

Jazz

Valoración: 7.0

Disponible en: Amazon | iTunes

La inagotable cantera de la ciudad de Nueva Orleans no para de lanzar músicos, en cantidad y calidad. Y de entre los componentes más aventajados que han surgido en los últimos años destaca Christian Scott. Este joven trompetista (1983) lleva el Jazz en su ADN (es sobrino del saxofonista Donald Harrison) y está empeñado en dejar su impronta en la música de la mano de su sonido peculiar. Para ello se zambulle en la whisper technique (técnica del susurro), que busca emular con su trompeta el susurro de la voz humana. Christian tiene claro que músicos como Miles Davis o Dizzy Gillespie traspasaron generaciones gracias a que su sonido era único. Y ahí está su búsqueda.

Tras sus dos primeros trabajos para Concord Records, este trompetista daba un salto cualitativo en Yesterday You Said Tomorrow… Un paso adelante en dos direcciones. Por un lado homenajear el legado de sus héroes musicales de los años 60. Y por otro, posicionar la música como una de las mejores herramientas para hacer frente a cuestiones de la vida y la cultura contemporánea. Y para empezar el álbum, un demoledor tema, tanto en sonido como en temática. “Ku Klux Police Department” es una denuncia de lo que Scott llama oscura y malvada actitud de la policía de New Orleans hacia los ciudadanos afroamericanos de esa ciudad cuando él era niño. El introspectivo “The Last Broken Heart” está inspirado por los debates surgidos sobre el matrimonio gay. El músico afirma que prefiere esta unión entre dos personas que se aman a otras que generan odio pero que están más aceptadas universalmente. Dos demostraciones de la utilización social que Christian Scott quiere para su música.

Su banda, fiel al líder, está integrada por el guitarrista Matt Stevens, el baterista Jamire Williams y el bajista Kris Funn. En este álbum, todos los temas están creados por Christian Scott o alguno de sus músicos. Con la excepción de una estremecedora versión de “The Eraser”, una de las primeras composiciones de Thom Yorke en su debut fuera de Radiohead. Así es este disco de este trompetista… Es muy posible que si Miles hubiera empezado a crear música en este siglo XXI sonaría exactamente así.