Sharon Jones & The Dap-Kings

SOUL TIME!

Daptone Records/Resistencia, 2011

Soul

Valoración: 8.5

Disponible en: Amazon | iTunes

Sharon Jones encarna a la perfección la segunda juventud que está viviendo el Soul puro, sin paliativos de ningún tipo y con claras reminiscencias estilísticas con el que se hacía décadas atrás. Es una forma de mantener la esencia sin necesidad de adulterarla. Así, los Dap-Kings apuestan por emular de forma cuasi mimética el sonido que se fraguó en sellos ya de sobra conocidos como Motown o Stax. Aunque también hay mucho de góspel, de Blues y de esa fuerza de antaño, coronada gracias a una voz desgarrada y creíble.  El concepto del artwork es también un guiño a pasados trabajos de los grandes dioses del Olimpo de la llamada música negra, en los que se presentaban las credenciales de esta ristra interminable de talentosos artistas. Siguiendo ese concepto, este disco nos ofrece doce canciones extraídas de actuaciones de esta carismática vocalista, que ayudarán a completar una colección de temas en los que habla de algo tan básico como mantener la esencia y ser genuino.

Hay mucho del Groove primigenio de finales de los 70, con retazos de Sly & The Family Stone y de estos interminables combos de antaño. “Longer and Stronger” nos evoca sonidos de la Mclemore Avenue, con tonalidades de Soul sureño a raudales. Aunque también se adentra sin paliativos en ritmos infecciosos más propios de la psicodelia posterior e incluso del Funk más crudo. “He Said I Can” nos trae de vuelta las bandas sonoras del género Blaxploitation, aunque con el apoyo de una voz que no desentona en ningún momento. “I’m Not Gonna Cry” es un zarpazo en el que las cuerdas, los vientos y la voz están tan ensamblados que parecen una entidad unitaria.

“Settling In” aterriza en una cadencia sabrosamente blues, en la que la buena de Sharon se desenvuelve a la perfección. Las letras aterrizan en las circunstancias cotidianas de una ciudad que se derruye por sus propias miserias, lo cual es de agradecer a la hora de comprobar el calado de las líricas de este trabajo.

“New Shoes” deposita en los surcos la esencia Motown al referirse a la nueva adquisición de su armario y así ser la más chula del Hood. “Without A Trace” e “Inspiration Information” nos recuerdan a los primeros Impressions y rescatan las delicadas esencias de aquellas baladas en las que todo estaba al servicio del lamento por un amor que se esfuma raudo y veloz. Un disco que no nos ofrece Caras B ni rarezas oportunistas, sino que nos trae a la mejor Mrs. Jones de vuelta.