Daft Punk

RANDOM ACCESS MEMORIES

Columbia Records/Sony Music, 2013

Funk/Disco/Electrónica

Valoración: 7.5

Disponible en: Amazon | iTunes

El delirio de este dúo francés consistente en querer devolver la grandeza a la música pasa curiosamente por rescatar a mitos que andaban en ese momento paseando sus hitos pasados en el parque jurásico de la música, tales como Moroder o, en menor medida, un Nile Rodgers en perenne estado de gracia. De hecho, podemos comprobar tal extremo en una acertada “Get Lucky”, la cual aboga por hacer más contemporáneo un sonido que nunca se había marchado del todo.

Así, los franceses Guy Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter, que han agotado hasta el paroxismo aquella lección de marketing de que lo bueno se hace esperar, han investigado en aquellos 8 pulgadas de sus padres ya más que quemados en cuanto a escuchas.

Y dado que en la música “todo vuelve” al igual que sucede en otras disciplinas, estaba cantado que Daft Punk iban a querer marcarse un revival con elegancia. “Game of Love” se erige como uno de los grandes temas del disco, aunque el “real momentazo” es la aparición de Moroder dando unas pinceladas de su azarosa vida, previas a una espacial “Giorgio”.

No obstante, los seguidores de siempre de Daft Punk van a reconocer las señas de identidad de este dúo, aunque con sorpresas como “Within'”, que parece una canción sacada de la serie ‘Fama’ interpretada por Bruno Martelli, aunque con la particularidad de esos efectos vocales tan marca de la casa.

“Instant Crush” es más de lo mismo, pero luego llega un mazazo funk llamado “Lose Yourself to Dance” con Pharrell Williams en su registro más brillante. “Touch” es el tema sonrojante del disco, aunque con algún que otro riff interesante, mezclándolo con atmósferas que van desde lo onírico hasta el “todo incluido” del crucero de ‘Vacaciones en el Mar’.

“Beyond” navega en unas aguas pantanosas en su preludio para acabar siendo un tema más, “Motherboard” nos transporta a un clima acertado de puente entre los setenta de Manhattan y los 2010 de Nantes.

“Fragments of Time” es un tema de coche lustroso, gafas Rayban y de sacar el brazo por la ventana sin ni siquiera saludar a quien nos vamos encontrando en el camino. Hay mucho de Supertramp en este disco, más que de los Trammps o de los Commodores, y la querencia por Roger Troutman y Zapp queda más que clara, aunque eso no es noticia.

Un disco que tiene mucho de “ya que somos Daft Punk, vamos a apropiarnos de sonidos para mezclarlos a nuestra manera“. Si se hace con elegancia y buena factura, aceptamos barco (del amor).