Fuel Fandango

TRECE LUNAS

Warner Music Spain, 2013

Electrónica/Soul/Flamenco

Valoración: 8.0

Disponible en: Amazon | iTunes

Tan sólo seis meses después de dar por finalizada la gira de conciertos de su álbum debut, y recibiendo la total ovación del público en todos y cada uno de los escenarios a los que subieron en 2012, Nita y Ale, Fuel Fandango, regresan con Trece Lunas, un nuevo álbum que a simple golpe de oído promete.

En esta nueva etapa, el dúo-trío supera la andadura de su primer EP, momento en el que abrieron una brecha en la esfera musical del país con un concepto multifusión elaborado por medio de estilos rock, soul, funk e influencias del flamenco sobre una base de música electrónica, todos ellos macerados en su justa medida. Con este trabajo recién salido del estudio, no se olvidan de introducir el pop, profundizan mucho más en su estilo propio y al igual que en su estreno, arriesgan de manera muy audaz para conseguir una impronta sin etiquetas que no solo invita a bailar.

Estamos ante un disco homogéneo y compacto, pese a que cada uno de los once cortes suena de manera totalmente distinta y sin reiteraciones. La influencia de la costa tarifeña, Córdoba y el fluir de Londres se pueden palpar en los arreglos que lo componen.

“City” y “New Life” son las dos canciones encargadas de abrir la veda, trayendo consigo los efectos electrónicos más puros de los teclados de Ale. “Nature” por su parte es un cajón repleto de amalgamas de percusión, que se compenetran sustentándose con dejados rasgueos de guitarra. Los sonidos más rockeros hacen su aparición con “Read My Lips”, claro ejemplo de que han madurado tras su debut y han conseguido fabricar un disco tal y como ellos mismos dicen, “con un sonido intencionadamente más sucio”.

Entre el inglés y el castellano se dejan entrever las grandes dotes vocales de Nita, la cordobesa exhala meticulosidad y un cuidado muy singular en todas las interpretaciones. Muestra de ello se hace patente en “Little Pain” donde destacan algunos matices de blues y en “Fighters” donde su inflexión de voz característica se puede volver a redescubrir.

Con Trece Lunas, Fuel Fandango nos acerca una vez más, la muestra de un trabajo dinámico y bien hecho, con la ayuda de Duncan Mills como coproductor. Todo el entusiasmo que derrochaban en un inicio, se remarca ahora distinguiéndose en las letras, en el manejo de cuerdas que lleva acumulado Ale en toda su trayectoria y en la confección detallista de la percusión de Carlos Sosa.