Joe

DOUBLEBACK: THE EVOLUTION OF R&B

Massenburg Media, 2013

R&B

Valoración: 9.0

Disponible en: Amazon | iTunes

Estamos ya ante su décimo álbum y parece que fue ayer cuando aquel jovencísimo y vibrante cantante que se daba a conocer con el escueto nombre de Joe nos contagiaba con sus pegadizos ritmos de “I’m In Love” o “The One For Me”. Y como si quisiera retomar aquellos sonidos que evocan tiempos mejores nos trae esta selección de canciones con denominación de origen. Aunque su título hable de evolución no es fácil encontrarle ese sentido, a no ser que entendamos que para Joe evolucionar significa regresar a los orígenes y cambiar así el rumbo que está tomando la música en los últimos años.

Se le puede reprochar su personalidad poco innovadora, pero uno de los aspectos fuertes de Joe ha sido siempre su fidelidad al género R&B sin caer nunca en artificiales intentos de conquistar nuevos mercados. Es por eso que al deleite de escuchar su voz unimos el placer de añadir doce nuevas canciones a una colección discográfica cada vez menos renovada.

Las trompetas y el ritmo limpio de “Something For You” dan entrada a este listado de temas co-escritos y co-producidos en su mayoría por el propio cantante junto con el productor Derek “D.O.A.” Allen, con la intromisión del tema “Compromise” en el que ninguno de los dos pone su nombre y sí lo hace en cambio el dúo noruego Stargate. En este tema como en otros del disco el artista nos revela su llegada a una madurez que le lleva al encuentro del amor verdadero y al deseo de que dure para siempre. Así nos lo cuenta también en “I’d Rather Have A Love”, la acertada elección para primer single y una demostración más de lo que le gusta a este cantante imitar los giros y sonidos de su contemporáneo R. Kelly. Su momento más soul lo tiene en “Love and Sex” formando dúo con Fantasia, estando uno a la altura del otro.

Si un gran trabajo es aquél en el que quieres escuchar todas las pistas de principio a fin sin saltarte ninguna en DoubleBack: Evolution Of R&B lo encontramos, aunque haya un leve bache en ese camino cuando llegamos a “Baby” y su estribillo repetitivo nos haga tropezar.

Una vez más Joe consigue reconquistar nuestros corazones y afianzar nuestra fidelidad a su música como una de esas relaciones duraderas de las que habla en sus letras.