Justin Timberlake

THE 20/20 EXPERIENCE

RCA Records/Sony Music, 2013

R&B

Valoración: 7.0

Disponible en: Amazon | iTunes

Alcanzada la madurez artística y sentimental, Justin Timberlake deja aparcada momentáneamente su faceta de empresario de éxito y lanza su tercer disco en solitario después de seis años de silencio. Atrás queda el recuerdo de aquel chico de boy band que ahora se pone traje y corbata, complementando así con una imagen apropiada lo que se podrá escuchar en el disco.

Estilo y elegancia es lo primero que se percibe al empezar a sonar los violines de “Pusher Love Girl”, la canción que abre el disco. De ritmo tranquilo y estribillo pegadizo resulta un comienzo prometedor si no fuera porque la canción se alarga hasta los ocho minutos y convierte su estribillo en una cantinela pesada y repetitiva. Lo cual nos da una pista de la manera en que los productores Timbaland y J-Roc y el propio Timberlake han diseñado el disco. Canciones demasiado largas cuya segunda parte, la mayoría de las veces, parece prescindible. Una excepción sería “Strawberry Bubblegum”, una rítmica melodía en la que la voz de JT navega con elegancia en un estilo muy a lo Bee Gees, para acabar convertida en un slow jam con deliciosos coros.

“Suit & Tie” fue la canción lanzada como primer single del disco. Cuenta con la colaboración del legendario rapero Jay-Z y muestra al Justin que se mueve con gusto en los géneros musicales que marcaron su adolescencia. Lo mismo se podría decir de “That Girl” y “Spaceship Coupe” y su sensual sonido.

Si lo que pretendía Justin con este disco es que su música fuera visual lo consigue con “Don’t Hold The Wall” y su recreación selvática de fondo. Muy africana también es “Let The Groove Get In”, el tema más movido del álbum, que comienza con trepidantes tambores y acaba cambiando a un estilo más latino gracias a sus instrumentos de viento. “Blue Ocean Floor” es la gran balada de este disco y muestra algo más de profundidad lírica al hablar de la seguridad que ofrece el amor estable. “Tunnel Vision” es quizá la menos innovadora, recordando al Timberlake de sus anteriores discos. Y la joya por excelencia de todo este trabajo creativo sin duda es “Mirrors”, segundo single que nos presentó en directo en la pasada edición de los “Brit Awards” y que ya ha sido número 1 en UK, merecidamente. Una canción que sirve de excusa para hacerse con el disco completo y disfrutar de The 20/20 Experience.