Katy B

LITTLE RED

Columbia/Sony Music, 2014

Electrónica/R&B/Pop

Valoración: 7.5

Disponible en: Amazon | iTunes

La cantante inglesa Katy B saltó a la fama en 2010 con tres singles Top-10, “Katy On A Mission”, “Lights On” en colaboración con la popular Ms Dynamite, “Broken Record”, vuelve a dar que hablar con su nuevo álbum de estudio Little Red. Categorizada desde sus inicios dentro del particular estilo endémico británico que aglutina voces pop, junto con una gran variedad de beats electrónicos (que abarcan desde el garage y el grime, pasando por el dubstep, sin dejar de lado el deep house orientado a clubes underground), en este álbum Katy se adentra aún más en la exploración de melodías pop e instrumentales tremendamente bailables.

Little Red, producido casi en su mayoría por Geenus, cuenta con otros nombres en la producción de la talla de George Fitzgerald en “Like You”, tema que se adapta al estilo de UK house y garage del beatmaker londinense. Sampha en “Play”, en el que también colabora vocalmente consiguiendo un suave sonido electro-soul, o el productor emergente de dubstep Route 94.

El álbum en sí es un conjunto de 12 temas, todos ambientados en un escenario clubero, que parecen tocar distintos estados de ánimos y momentos de la noche. En “Aaliyah”, tema en el que colabora vocalmente la ya archiconocida Jessie Ware, la tal “Aaliyah” (el nombre es un homenaje a la desaparecida artista americana) seduce al deejay del club. En “5am”, de título bastante indicativo de por sí, recuerda a la australiana Kylie Minogue en las partes melódicas del estribillo. Katy B dice necesitar amor, figura masculina, para acabar la noche a las 5 de la madrugada, habiendo perdido a sus amigos en el club y estando extasiada con la música. “All My Loving”, el track más dubstep de todo el álbum refleja el punto álgido de la noche en todo su esplendor, mientras que otros como “Crying For No Reason” o “Emotions” no dejan de ser baladas sentimentales donde Katy demuestra gran poderío vocal y cuyo tono desgarrador queda más o menos disimulado por instrumentales dance más etéreos y sonidos de campanillas.

Con este álbum Katy B, que en muchas ocasiones se ha dicho que ha abierto camino a grupos de la escena electrónica-vocal londinese underground como Disclosure, que también dieron el salto en 2010 o Rudimental, que se dieron a conocer en 2012, afianza así su estilo único dance-pop nada convencional y cuidado al detalle. A veces con sonidos que evocan a la escena dance pasada cuando el garage deja entrever toques disco-funk y otros más futuristas, Katy, junto a otros artistas como los mencionados, va conformando una tendencia pop-variantes de UK-electro propia sólo del Reino Unido. Mientras siga apostando por la originalidad de su estilo propio, evolucionándolo e inclinándose por la fusión de estilos Katy tendrá un largo recorrido.