Kwabs - LOVE + WAR | Discos | UMOMAG

Kwabs

LOVE + WAR

Atlantic/Warner Music, 2015

R&B/Soul/Pop

Valoración: 9.0

Disponible en: Amazon | iTunes

Destacar en un momento que el soul protagonizado por voces masculinas se encuentra en pleno apogeo en UK, sobre todo una vez que ha encontrado en la electrónica -synth-pop, house, garage, alt-RnB- un perfecto compañero de lista de éxitos, no es nada sencillo. Sin embargo, es lo que consigue el londinense veinticuatroañero Kwabena Sarkodee Adjepong aka Kwabs, en su álbum debut Love + War, donde la emotividad de la voz poderosa del susodicho se entrelaza a la perfección con una producción moderna, dominada por sintes varados y códigos diversos.

Lejos de conformarse con un género, Kwabs exprime su voz de barítono en instrumentales tan diferentes, que se le ha llegado a comparar con James Blake, Seal o la misma Ella Fitzgerald. Esta versatilidad, sin duda en parte adquirida durante su educación en la Royal Academy of Music y sus años como vocalista líder en la National Youth Jazz Orchestra, está en Love + War de principio a fin: “Layback”, con la participación de Okumu, es seductora, inspirada en el hip-hop de la West Coast con un beat en cascadas. Mientras que “Look Over Your Shoulder”, por ejemplo, vigorosa, fusiona sintes góticos y percusión aguda junto con la profunda voz de Kwabs. Y al mismo tiempo, éste se desenvuelve con soltura, una vez más, en tracks dance-pop como Fight For Love o “Walk”. Ambos recuerdan a hit y siguen una ‘fórmula hit’ por excelencia: drops medidos, coros monumentales, ritmo upbeat…estilo en el que Kwabs no suele dejarse oír, pero que cuando lo hace, maneja con maestría.

Si bien, como ya se ha mencionado, el soul, el pop, la electrónica, el hip-hop…etc no le son desconocidos, la voz de Kwabs -robusta, evocadora, maleable- al igual que la de Sam Smith o Adele, está hecha para baladas. Con el añadido “marca Kwabs”: tonos graves, amplios, muchos ‘booms’ en las instrumentales y bass, diseñados y empleados inteligentemente para tocar corazones. De hecho, “Love + War” es todo ‘corazón’: es sobre ‘el yo’, la revelación de haberle sido infiel a uno mismo en forma de blues lento en “Cheating On Me”; la culpa llevada con orgullo en “Forgiven”; el deseo de evolucionar como hombre expresado en “Perfect Ruin” y “Father Figure”.

El yo, el humanismo más introspectivo y explorativo alcanzan su máximo exponente en este primer trabajo, consistente, poco convencional, coherente y ordenado. La sinergia entre voz, producción técnica y temática es intachable y la originalidad de Love + War, lo han puesto en el punto de todas las miras.