Laura Mvula

SING TO THE MOON

RCA Records/Sony Music, 2013

Soul/Pop

Valoración: 7.0

Disponible en: Amazon | iTunes

No hay duda de que la artista de Birmingham Laura Mvula posee una sólida formación en el Conservatorio de Música de su ciudad natal, del que salió con una licenciatura en composición. Unido esto a sus tempranos inicios musicales cantando en el coro gospel al que pertenecía su tía, el prestigioso Black Voices, la calidad alcanzada por este álbum debut es comprensible.

Aunque el primer intento de su compañía discográfica para probar sus posibilidades fue lanzar un modesto EP con cuatro canciones, enseguida comprobaron que merecía la pena apoyar el talento de la joven Laura. Añadieron a esas cuatro canciones otras ocho y lo convirtieron en el larga duración que ahora nos ocupa.

Sing To The Moon es un disco para escuchar con tranquilidad en la penumbra de una habitación solitaria en un día lluvioso. Su sonido de pop orquestal, con violines, arpa, cello, tambores, contrabajo, campanas, instrumentos de viento y demás, lo llenan de majestuosidad y elegancia. La voz cálida de Laura y los coros suaves lo hacen transcurrir sin sorpresas en un proceso que podría tornarse aburrido si no fuera por las profundas letras con las que su compositora nos enseña su interesante universo. Letras sobre amor, asuntos familiares, la búsqueda de identidad y ansias de escapada. Como en “Green Garden”, segundo single del álbum, que comienza con unas alegres palmas y nos cuenta los deseos de la cantante de escapar a algún lugar tranquilo e idílico. “She”, aquel primer single que lanzó el EP antes incluso de que llegara el disco completo, tiene una rara belleza y sin duda fue el tema que puso la atención sobre este talento emergente. El tercer single aporta algo más de ritmo y lo titula “That’s Alright”, siendo presentado con un entretenido videoclip donde su protagonista baila y se vuelve más sofisticada. “Flying Without You” recuerda a la desaparecida Amy Winehouse aunque con un estilo propio. Y “Diamonds” o “Can’t Live With The World” hacen un uso exquisito de las cuerdas y demuestran lo bien que suena la música cuando no está recargada de sonidos.

Recomendable la edición deluxe del disco por los dos extras originales que contiene: “Jump Right Out” y “Something Out Of The Blue”; además de dos versiones en directo y dos demos de otras canciones del primer trabajo de la artista inglesa.