Macklemore & Ryan Lewis - THIS UNRULY MESS I'VE MADE | Discos | UMOMAG

Macklemore & Ryan Lewis

THIS UNRULY MESS I’VE MADE

Autoeditado, 2016

Rap

Valoración: 4.0

Disponible en: Amazon | iTunes

No hay duda de que Macklemore sabe al igual que nosotros, que no estaríamos hablando de él ahora mismo, si no fuera blanco. Puede que por ello, trate de recordarnos en todo momento que es consciente de haber sido beneficiado por ese White Privilege del que tanto se habla últimamente, y se empeñe todavía en pedir perdón por el éxito multiplatino de The Heist, su anterior trabajo. Ni bueno, ni malo, ni todo lo contrario, su mediocridad como rapper es directamente proporcional a su habilidad para saber qué espera en cada momento de él la industria y su público, mayoritariamente blanco y de clase media. No, ni el más hater puede negarlo. Macklemore ha luchado como cualquier otro por conseguir un status que se ha ganado a pulso, utilizando las armas que tenía a mano. Nada que objetar a todo esto, salvo el que ahora intente tomarnos el pelo.

Planteado como una evidente reivindicación de su supuesta valía dentro de la escena Hip-Hop, el de Seattle ha reunido en un mismo disco el mayor y más bochornoso cúmulo de tópicos posibles, para convencernos de que es el rapper blanco que necesitamos en nuestras vidas. Con una producción a su medida, una vez más a cargo de un abnegado gregario y artesano como Ryan Lewis, ha tirado de chequera y agenda, para sacarse fotos con algunos de sus artistas favoritos de hoy y siempre. Poco importa el que tengan o no que ver con su discurso, inexistente en realidad como concepto a lo largo del álbum. Lo importante es tenerlos cerca, para convencernos de que aunque lo parezca, su yo rapper no es tan wack como creíamos.

Así, y como si de un mocito feliz del hip-hop se tratara, hace desfilar a su lado a una buena ristra de artistas bendecidos de manera oficial por la crítica, como Leon Bridges, Anderson Paak, YG o Chance The Rapper, y a clásicos del género en horas bajas de diverso pelaje, completando una serie de instantáneas que tan sólo tendrán en común la presencia de Macklemore en ellas. Si eres tan malvado como nosotros, no podrás evitar la carcajada al escuchar a KRS-One y DJ Premier convertirse en una involuntaria parodia de sí mismos en “Buckshot”, sin duda el tema que mejor define el espíritu de este pastiche.

Por más que lo intente, por ahora no hay esperanza para él. Cuanto más intenta huir de sí mismo, más nos muestra lo que en realidad es. Que tramposo eres, Macklemore.