Termanology

G.O.Y.A. (Gunz Or Yay Available)

Brick Records, 2013

Rap

Valoración: 5.5

Disponible en: Amazon | Itunes

En la entrevista que concedió a este medio hace un par de meses, Termanology afirmaba que él “simplemente se limita a hacer lo que sabe hacer”. No se me ocurre una mejor manera de definir este G.O.Y.A. (Gunz Or Yay Available), donde como era de esperar, vuelve a explorar un discurso que de tanto repetírnoslo, logrará que recitemos de memoria.

La primera, y casi única, novedad es la presencia de ShortFyuz como productor principal del disco en detrimento de Statik Selektah, responsable del sonido de Termanology en los últimos años. Un cambio que poco o nada afecta al sonido de un tipo que sabe perfectamente lo que quiere, y para el que ShortFyuz lleva trabajando desde los tiempos del Hood Politics IV (2006). Pocas ocurrencias o inventos por tanto, en un tracklist repleto de Boom Bap de toda la vida, al que se intenta dar color con un supuesto toque latino en los samples. Un recurso que, de tan superficial y naif, hasta pueda que tenga encanto. “Judo”, “Sazon” o “Compra” repiten una fórmula muy deudora de aquel viejo sonido pseudolatino de Tony Touch, Beatnuts y compañía, que en pleno 2013 se antoja, como poco, algo pasado de fecha.

Entre los aciertos tenemos que colocar tracks como “Black Hole” o “Take My Turn”. Dos apuestas por ese sempiterno Boom Bap pero que, tamizadas por los códigos del R&B y con un sonido mucho más acorde a los tiempos que corren, aportan frescura a un tracklist excesivamente rocoso. La presencia del rapero neoyorquino Action Bronson (“Take My Turn”) entre las colaboraciones es otra de las buenas noticias de un disco previsible hasta en su lista de invitados. Nombres como Inspectah Deck, Tony Touch o N.O.R.E. no dejan lugar a dudas acerca de por dónde van los tiros de unos temas que podrían perfectamente intercambiarse por cualquiera de los de discos anteriores, sin que apenas notáramos la diferencia. Un discurso imperturbable al paso del tiempo, y que Termanology ejerce a placer y a conciencia, consciente de que esos son los cimientos sobre los que ha construido su carrera.

Como hemos visto, G.O.Y.A. nos devuelve a un artista que, estemos de acuerdo o no, sabe cuál es su público y qué ofrecerle. Un LP que encantará a sus clientes habituales, pero que aburrirá necesariamente a cualquier aficionado a la música urbana más actual.