Hay artistas a los que resulta difícil clasificar en un determinado estilo musical…y Erik Hassle es uno de ellos. Diríamos que el crooner sueco residente en L.A., se mueve entre el Pop, R&B y la música electrónica. Lo lleva haciendo desde sus comienzos, allá por el 2009, pero desde el lanzamiento de último álbum Pieces (2010) ha ido in crescendo progresivamente.

Tan sólo han pasado unos meses desde que se puso en circulación “No Words”, su incursión en los sonidos de la música disco-pop y adelanto de lo que será su tercer LP, y ya tenemos varias remezclas por parte de algunos deejays/productores internacionales. La canción ha tenido una recepción brutal en los Estados Unidos, y eso no ha hecho más que alentar a los remixes.

A la del neoyorquino Hearts que escuchábamos hace apenas un par de semanas, hay que sumar ahora la del productor emergente sueco Kasbo (ir apuntando su nombre). En sus 3 años como profesional, ya cuenta con el beneplácito de hombres como Skrillex o Porter Robinson. Una remezcla sutil, que aunque al principio parezca otro “Get Lucky”, luego se convierte en una fusión de trap, electrónica y R&B perfectamente engrasada, que bien podría haber firmado el mismísimo Drake.