Diseño by Art Lione @lioneedesign

Afianzando su estatus de superestrella en Norteamérica, The Weeknd (Abel Tesfaye, 1990, Canadá) protagonizaba anoche el show de entretiempo de la Super Bowl LV. De esa forma, el canadiense ha pasado a ocupar el mismo puesto del que alguna vez se hicieran cargo Prince y Michael Jackson, sus mayores inspiraciones.

Pero este año, la intervención musical no se trató de lluvia púrpura, ni de “Billie Jean”. No, no. En esta edición, el escenario estuvo liderado por el chico que se ganó un premio de niños hablando de entumecerse con una bolsa de cocaína.

Para celebrar este nuevo highlight en su carrera, recopilamos las mejores colaboraciones del hombre que redefinió el RnB, y que tomó por asalto el Pop con su lado oscuro.

“Pray For Me” ft. Kendrick Lamar (2018)

El 2018 no hubiese podido ser el año de la Pantera Negra sin música triunfal acorde. Los sintetizadores distorsionados de los súper productores canadienses Frank Dukes y Doc McKinney, orquestaron la paranoia y conflictos internos que le generan el nuevo manto del héroe al rey T’Challa. El apasionado falsete de The Weeknd, y el envalentonado verso de Kendrick Lamar, dieron el contexto musical para una nueva clase de héroe.

“Love Me Harder” ft. Ariana Grande (2014)

Este poderoso track de synth pop con marcadas insinuaciones de sexo duro, marcó exactamente el último momento de la “modesta” fama que poseía The Weeknd. Su siguiente sencillo fue “Earned It”, y el resto es historia. Asimismo, Ariana abrió la puerta a una nueva etapa menos inocente. La potencia de la voz de Ari, y lo agudo del tono de Abel, hicieron de este uno de los duetos más importantes de la década.

“Starboy” ft. Daft Punk (2016)

Los robots franceses prestaron toda su ingeniería a la construcción de la mega estrella que conquista el show de entretiempo del Super Bowl. Según toda la data, y el propio Abel, este fue el momento exacto en el que “murió” el Weeknd original. El electropop de “Starboy”, y el álbum que lleva el mismo nombre, transformaron su sonido oscuro al pop, especialmente al pop de los años 80, aunque sin abandonar sus evidentes referencias al uso de drogas y el sexo.

“I Feel It Coming” ft. Daft Punk (2017)

Hay secuelas terribles que nunca debieron existir, y hay secuelas tan buenas, que se vuelven un fenómeno individual, sin desprestigiar a la original. En esta última categoría entra “I Feel It Coming”, la cual nos enseñó la valiosa lección de la importancia de que las nuevas generaciones sigan intentando emular a Michael Jackson. El Pop de los 80 mezclado con house engendrado en la fábrica de Daft Punk hizo que el mundo se fascinara más con The Weeknd.

“The Zone” ft. Drake (2012)

Naturalmente, Abel adora a MJ, pero no olvidemos que aprendió a redefinir la música escuchando a Prince. “The Zone”, la primera colaboración entre The Weeknd y Drake, tiene una gran importancia sonora e histórica. Este par fijó el curso del futuro de la música, y estableció a Canadá entre las capitales sonoras modernas. Lo oscuro y lo atmosférico de la instrumental, la voz estilo Michael Jackson cantando cosas que MJ nunca se hubiese atrevido, y el verso de Drizzy rapeando acerca de enamorarse de strippers. cambiaron todo.

“Lust For Life” ft. Lana del Rey (2017)

El dueto encapsula divinamente la nostalgia de Lana por la Golden Age estadounidense de los años 60, y el desvergonzado hedonismo de The Weeknd. La canción tiene grandes referencias al suicidio de Peg Entwistle, una joven actriz que se suicidó saltando de la letra H del letrero de Hollywood. En su nota de suicidio, Peg escribió que tenía “miedo”, y que era una “cobarde”. Contrastando, Del Rey y el canadiense cantan de sentir una lujuria intensa por vivir que los mantiene vivos.

“Power Is Power” ft. SZA & Travis Scott (2019)

Con The Weeknd cantando desde la perspectiva de Jon Snow, y SZA asumiendo el rol de Daenerys Targaryen, esta canción se estrenó en medio del tren de hype masivo de ‘Game of Thrones’. A diferencia de “Pray For Me”, el líder de XO Records pide simpatía en “Power Is Power”. La corona solo pesa para el débil, canta. Las diferencias entre su estilo, el de SZA, y el de Travis Scott crean una experiencia auditiva épica.

“Low Life” ft. Future (2016)

La química de The Weeknd y Future alcanzó su peak en “Low Life”, una canción de sangre fría del duque oscuro del pop y el atormentado trovador del trap. El beat es una lección de trap dictada por Metro Boomin, y le sirvió al protagonista de esta lista para marcar territorio y literalmente mandar al carajo a los que querían adjudicarse su éxito. El modo bestia de Future Hendrix se activó al máximo aquí, rapeando en la entrada de su verso que “me despierto y tomo un sorbo de Ace of Spades como si fuera agua. He estado tomando molly y Xanax con tu hija. Si ella me descubre engañándole, nunca me disculparé”. No es el rey de los memes misóginos por nada.

“Or Nah” ft.Ty Dolla $ign, Wiz Khalifa & DJ Mustard (2014)

Ty Dolla $ign y Wiz Khalifa habían hecho una buena canción con “Or Nah”, sobre la producción de DJ Mustard, quien estaba en su momento de mayor popularidad. Sin embargo, cuando The Weeknd decidió hacerle un remix, el tema se transformó en un clásico instantáneo. Las descripciones explícitas sexuales de Abel, el irrevocable carisma de Wiz, la sensual voz raposa de Ty, y el seductor beat de Mustard, son una bomba sexual infinita.

“Dark Times” ft. Ed Sheeran (2015)

Opacado por los grandes hits del álbum al que pertenece, “Dark Times” es una joya oculta del catálogo de The Weeknd. ¿Quién iba a pensar que el irlandés pelirrojo de las canciones cursis, podía sacar a relucir el lado más RnB de Abel? Pero como dice Tego Calderón: el que sabe, sabe. Y el que sabe, sabe que Ed Sheeran es un fanático devoto del hip-hop y el RnB. Por el alto nivel de su sonido, y la poca atención que recibió este jam lento encabeza nuestra lista de las mejores colaboraciones de The Weeknd.