Seis años han tenido que pasar para que el dúo barcelonés Dlux recuperara la energía que parecía perdida desde que Encadenadas viera la luz en el año 2007. Una Vez Más (2013) no es simplemente el título del nuevo disco de las artistas, sino también toda una declaración de intenciones con la que Marga y Noe vuelven a poner algo de color en el casi inexistente panorama nacional de R&B en español.

La Sala Boîte de Barcelona fue la elegida para acoger la presentación del álbum el pasado domingo (27 Oct.) en una noche llena de sorpresas, algunas gratas y otras no tanto, pero que en general nos recordó que Dlux tienen ganas de seguir al pie del cañón. La velada empezó con una coreografía a cargo del grupo de danza que dirige la bailarina y coreógrafa Maribel del Pino, que sirvió para animar el ambiente antes de que Dlux subieran al escenario para abrir el concierto con algunos de los temas más conocidos de su anteriores trabajos. Tras ese breve revival, el dúo arrancó con la presentación del nuevo disco que, pese a la calidad vocal de las cantantes, no consiguió sorprender en exceso.

El espectáculo fue una sucesión de canciones amenizadas por coreografías, performances, números de baile en honor a Michael Jackson y apariciones estelares de artistas de renombre como Kunta-K y Prince Osito. Kunta subió al escenario para poner el toque rap a la velada con el tema “Le Gusta”, vídeo-single adelanto del nuevo trabajo de Marga y Noe. Prince Osito, por su parte, gozó de una gran entrega por parte del público mientras cantaba el tema colaboración con Dlux, “Nah Nah Nah”, una mezcla pegadiza entre reggae y pop. Las cantantes le cedieron bastante protagonismo para que hiciera bailar a los asistentes con sus ritmos a caballo entre el reggae, el dancehall y el raggamuffin, algo que al final se le fue un poco de las manos, pues su última canción antes de bajar del escenario, un tema próximo al reggaetón, estuvo a punto de romper el glamour y la magia que habían envuelto la velada hasta ese momento.

Las artistas barcelonesas alternaron temas lentos con canciones más cañeras, y pudimos escuchar cortes como “Quédate”, “Una Vez Más”, “Eres Para Mí” o “Balada”. Durante todo el concierto destacaron la exquisita voz y puesta en escena de la mitad de Dlux, Marga Mbande, mientras que Noe no parecía muy cómoda y su rigidez se hacía notable.

Concierto entretenido sin más, probablemente más visual que musical por las actuaciones de los bailarines, pero que no parece aportar indicios de que este dúo femenino traiga bajo el brazo un estilo nuevo o sorprendente.